RFEF / atlas

Eurocopa 2020/2021 Luis Enrique prueba con un once novedoso

En el último entrenamiento antes del partido contra Eslovaquia, el seleccionador ha ensayado con un equipo en el que había hasta seis novedades respecto al de Polonia

ROBERT BASIC

Soplan vientos de cambio en la Ciudad del Fútbol de Las Rozas. Ahora solo queda por ver qué fuerza tendrán y hasta que punto rediseñará Luis Enrique su once de cara al trascendental partido de este miércoles ante Eslovaquia. En el entrenamiento de este martes, el último antes del viaje a Sevilla, el seleccionador ha ensayado con hasta seis novedades respecto a la alineación confeccionada ante Polonia, de acuerdo con una información avanzada por la Cadena Cope. Lo más llamativo era la ausencia de Marcos Llorente, quien dejaría su sitio en el lateral derecho a César Azpilicueta y sin embargo no tendría hueco en la sala de máquinas. Tampoco sería de la partida Jordi Alba, quien cedería su demarcación a José Luis Gayà, aunque todos estos experimentos tendrían que ser enmarcados en el proceso de estudio y de adaptación al rival del técnico asturiano, quien aún no ha dicho nada concreto ni definitivo a sus hombres.

Las eventuales titularidades de Azpilicueta y Gayà vendrían acompañadas de las novedades de Busquets, quien dejaría en el banquillo a Rodri, Èric García, en detrimento de Pau Torres, Thiago, activado por Koke, y Sarabia, acomodado en la sesión de este martes en el extremo izquierdo en lugar de Dani Olmo. A primera vista chocaría comprobar que todos estos cambios pudieran llevarse a cabo, más que nada porque Luis Enrique es un hombre de ideas fijas y ajeno al ruido exterior, apegado a su hoja de ruta. Va a muerte con sus ideas, fiel a un principio definido y asumido, pero en este caso ciertos retoques se dan por hechos. Solo falta comprobar su profundidad.

Entre Suecia y Polonia, Luis Enrique apenas cambió a un titular: sentó a Ferrán y puso a Gerard Moreno en la banda derecha. El delantero se entendió a las mil maravillas con Álvaro Morata, quien, por cierto, sigue siendo de la partida. Si todos los cambios ensayados en Las Rozas se llevaran a cabo, la alineación de España contra Eslovaquia sería la siguiente: Simón; Azpilicueta, Éric García, Laporte, Gayà; Busquets; Thiago, Pedri; Gerard, Sarabia y Morata. Cuesta imaginar una revolución de semejante tamaño, más que nada porque supondría la asunción de un error por parte del seleccionador, pero no hay ninguna duda de que el asturiano meterá el bisturí para ajustar el equipo de cara a un choque trascendental. Solo queda por ver cuántos cambios habrá finalmente en el once.