El 'plan B' de Luis Enrique

Kepa se une a otros cinco compañeros llamados de urgencia por Luis Enrique, una relación de nombres que crecerá tras el amistoso ante Lituania

ROBERT BASIC

Luis Enrique sigue acumulando efectivos en la Ciudad de Fútbol de Las Rozas, donde la selección permanece confinada a raíz del positivo de Sergio Busquets. El técnico no quiere correr riesgos ante la aparición de un eventual brote, de momento mantenido a raya, por lo que tira de agenda metiendo en la «burbuja paralela» a hombres de los que puede echar mano en caso de necesidad. El último en ser incorporado es Kepa Arrizabalaga, portero del Chelsea y flamante campeón de la Champions. El guardameta se puso este martes bajo el paraguas del preparador asturiano junto a Raúl Albiol, central del Villarreal, quien al igual que el de Ondarroa se unió a Rodrigo, Soler, Fornals y Brais Méndez, acomodados en la estructura provisional de La Roja. «Es imposible encontrar mejor predisposición y ganas», les dijo el seleccionador nada más recibirles.

El positivo de Busquets hizo que los planes de la selección saltaran por los aires y condicionaran su preparación. Toda la semana está prácticamente inhabilitada para el trabajo colectivo, por lo que toca afrontar sesiones en solitario. Los test PCR se completan a diario y se busca la trazabilidad para intentar llegar al origen de la infección. Mientras tanto, con los 23 convocados aislados –el capitán abandonó Las Rozas y guarda cuarentena en su domicilio de Barcelona–, Luis Enrique tira de la prelista hecha con vistas a la Eurocopa para configurar un grupo de trabajo paralelo en el caso de que sea necesario modificar la convocatoria oficial. Tiene hasta las 21 horas del sábado para cambiar la relación de futbolistas remitida a la UEFA.

La selección informó de que Kepa llegó Madrid y que se incorporará este miércoles a los entrenamientos individuales. El técnico asturiano usa la prelista configurada de cara a la Eurocopa para llevar a la gente a Las Rozas, donde de momento se ha citado a seis profesionales para dar la cobertura a la absoluta. No serán los únicos porque, según anunció La Roja, después del partido contra Lituania llegarán más futbolistas. Habrá que ver cuántos y quiénes acudirán a la llamada. Son días de incertidumbre y de dudas, con inquietud por el impacto del virus, una circunstancia que obliga a tirar de todos los recursos disponibles para garantizar la confección del mejor bloque posible de cara al debut del lunes en La Cartuja contra una Suecia que también registró su primer positivo, el del medio de la Juve Dejan Kulusevski, uno de sus futbolistas estrella.

Residir fuera de Las Rozas

De momento, los jugadores responden y eso que alguno ha tenido que volver de prisa y corriendo de sus vacaciones. Es el caso de Brais Méndez, quien estaba en Grecia y regresó de forma exprés cogiendo el primer vuelo disponible. También lo hicieron Kepa y Albiol, quienes disfrutaban de su tiempo libre. El exguardameta del Athletic estaba en Euskadi y cogió un avión en el aeropuerto de Loiu para ponerse al servicio de La Roja. Al igual que el resto de sus compañeros, el portero permanecerá fuera de la burbuja de la Ciudad del Fútbol y acudirá diariamente a Las Rozas tras haber pasado los test diarios pertinentes antes de su llegada y durante su estancia.

Este último aspecto es muy importante porque retrata a la perfección las medidas extremas adoptadas para frenar la propagación del virus. Los seis convocados más los que lleguen hoy no se alojarán en las instalaciones de Las Rozas, sino que simplemente se acercarán para entrenar. Así que los nuevos vivirán fuera del recinto y para acceder a su interior pasarán test todos los días. «Su incorporación definitiva a la lista de la Euro 2020 se valorará en función de los resultados obtenidos en los próximos días», avanzó la selección.

Rubiales: «Es fundamental que haya esta segunda burbuja»

El presidente de la Federación Española de Fútbol, Luis Rubiales, ha defendido este martes la incorporación de nuevos efectivos a la selección por la incertidumbre creada tras el positivo de Busquets. En este sentido, ha manifestado que es «fundamental que haya esta segunda burbuja porque en caso de que no podamos contar con todos los jugadores que ya están concentrados va a haber que echar mano de otros». Además, en los 'Desayunos Deportivos' de Europa Press, el dirigente ha añadido que «los siguientes pasos son seguir cumpliendo los protocolos médicos, tanto de la UEFA como del Ministerio de Sanidad. A partir de ahí, evolucionar con la paciencia adecuada, saber que pueden ocurrir cosas diferentes, mejores o peores noticias, y ante eso aceptar lo que venga de la mejor manera posible y tomar las decisiones adecuadas».