Borrar
Semifinales | Ida

'Koundébauer' acerca al Sevilla a la final

Un golazo del central francés tras conducir el balón 30 metros y otro de Rakitic al contragolpe noquean al Barcelona, que se estrella con Bono

MIGUEL OLMEDA

MADRID

Miércoles, 10 de febrero 2021, 07:17

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

Sevilla y Barça disputan el partido de ida de la semifinal de la Copa del Rey. Llegan al Ramón Sánchez Pizjuán dos equipos en gran forma que van de la mano en la Liga, con números similares (42 puntos los de Julen Lopetegui y 43 los de Ronald Koeman, peleando por la segunda plaza), y que han visto en la competición del KO una oportunidad de ganar un título que quieren aprovechar. La vuelta no será hasta el 3 de marzo en el Camp Nou, curiosamente cuatro días después de otro Sevilla-Barça, en este caso el 27 de febrero en la segunda vuelta de una Liga en la que en el estadio azulgrana, el 4 de octubre, se registró un 1-1. Igualdad, tensión, emoción y calidad. Para no perdérselo.

Las bajas por lesión en los dos equipos marcan las horas previas. El Sevilla ha perdido a un pilar como Lucas Ocampos, un portento físico en ataque que sufre un esguince de tobillo serio tras el pisotón de Djené ante el Getafe, aunque afortunadamente se descartó la rotura. Permanecerá al menos un mes en el dique seco. Es un jugador fundamental para Lopetegui, que tampoco puede contar con el lateral o interior zurdo Marcos Acuña, con el lateral derecho Jesús Navas ni con el mediapunta Óscar Rodríguez. Aleix Vidal y Escudero, en las dos alas, están preparados, mientras que la plaza de Ocampos será para Papu Gómez, recién llegado del Atalanta en el mercado de invierno. Suso, por la derecha a pierna cambiada, y En-Nesyri, la sensación de la Liga por su racha goleadora, son fijos, al igual que otro exbarcelonista en el centro del campo como Rakitic.

Si el Sevilla tiene cuatro lesionados, el Barça le dobla con ocho. A las bajas ya conocidas de Ansu Fati, Piqué y Coutinho se sumó la recaída de Sergi Roberto en Granada, el esguince de tobillo de Araujo en el Villamarín y en la previa cayeron tres más por diferentes molestias físicas: Braithwaite, Dest y Pjanic. Lo que más le va a costar a Koeman es recomponer el equipo en defensa, pues tiene a los dos laterales derechos (Dest y Sergi Roberto) y a los dos centrales diestros (Araujo y Piqué) en la enfermería. El canterano Óscar Mingueza, uno de los cinco que entraron en la lista de 20 junto al portero Iñaki Peña, al centrocampista Ilaix Moriba y a los extremos Konrad de la Fuente y Álex Collado, jugará en el eje de la zaga junto a Umtiti, dejando a Junior como lateral diestro a pierna cambiada.

Pesadilla sevillista

El que no faltará en el Barça es Messi, quien solo jugó media hora ante el Betis para llegar fresco ante el equipo que mejor se le da. Ya le ha marcado 37 goles en competición oficial sin contar el precedente que lo dice todo: en mayo de 2004, con 16 años, le marcó cuatro goles en 15 minutos en los octavos de la Copa del Rey juvenil. Le cogió el gusto y ya no paró.

Koeman, que coincidió con Lopetegui en la plantilla del Barça 1994-95, el holandés como central y el vasco como portero, alabó al Sevilla «por su organización y por tener una de las plantillas más completas». «Tendremos que estar muy bien con balón para salir de su presión», incidió. Lopetegui devolvió los elogios: «El Barça es un grandísimo equipo que además tiene al mejor del mundo, Messi. Es un equipo muy reconocible y claro que se nota la mano de su entrenador. Los dos equipos llegamos en un gran momento».

Con apenas 22 años,

Gracias al gol del central francés, a la postre decisivo,

Aunque la eliminatoria carecía del vértigo del partido único, Barcelona y Sevilla honraron lo que significa una semifinal de Copa desde el pitido inicial. Ni Koeman ni Lopetegui se anduvieron con chiquitas en la alineación, tampoco con medias tintas en el planteamiento. Ninguno de los dos equipos tenía en sus planes ceder el control de la pelota. La importancia del duelo también se reflejaba en

Sevilla

Bono, Aleix Vidal, Koundé, Diego Carlos, Escudero (Munir, min. 69), Fernando, Jordán (Gudelj, min. 80), Rakitic, Suso (Óliver Torres, min. 82), Papu Gómez (Rekik, min. 69) y En-Nesyri (De Jong, min. 69).

2

-

0

Barcelona

Ter Stegen, Junior, Umtiti (Trincao, min. 89), Mingueza, Jordi Alba, Busquets, Frenkie De Jong, Pedri (Riqui Puig, min. 84), Dembélé, Griezmann y Messi.

  • goles: 1-0: min. 24, Koundé. 2-0: min. 85, Rakitic.

  • árbitro: Mateu Lahoz (valenciano). Amonestó a Jordi Alba, Jordán, Escudero y Aleix Vidal.

  • incidencias: Partido de ida de semifinales de la Copa del Rey, disputado en el Ramón Sánchez Pizjuán a puerta cerrada.

El Barça, o mejor dicho Griezmann, apenas daría con un resquicio a la espalda de la zaga local en toda la primera parte: su pase surcó los cielos para encontrarse con Messi en el balcón del área pequeña. Disparó sin controlar el argentino. Respondió con el pie izquierdo sin dudar el portero

La segunda vez que pudo asomarse a campo rival,

A la vuelta de los vestuarios, la consigna en el Barcelona estaba clara: había que inclinar el campo hacia el área sevillista.

Como el Sevilla amenazaba con sentenciar la semifinal en cualquier contragolpe, el Barça tampoco se volvió loco en busca del empate. El 1-0, con la

Sin embargo, cuando menos lo esperaba el Barcelona, pues En-Nesyri ya no estaba sobre el césped, llegó la contra definitiva del Sevilla.

En los últimos compases,

El 2-0 final acerca la final de Copa a un Sevilla sin fisuras, al que parece muy complicado marcarle tres goles en un mismo partido. Aunque si hay un equipo que puede hacerlo es el Barcelona, que le ha cogido el gusto a las remontadas esta temporada.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios