Lionel Messi, durante su presentación con el PSG. / EFE

Fichajes

Se cierra el mercado de los bombazos

El PSG tira de leyendas para conquistar Europa y provoca un efecto dominó inesperado en tiempos de crisis por la pandemia

DANIEL PANERO

El mercado del fútbol ha vuelto a ser lo que era. Esa es la conclusión que se puede extraer tras dos meses plagados de intensas negociaciones, ofertas mareantes y traspasos de jugadores con gran cartel en las cinco grandes ligas. Pocos podían presagiar una ventana de fichajes en la que Sergio Ramos, Messi, Cristiano Ronaldo o Lukaku cambiaran de equipo, pero ha pasado. El mercado ha explotado y esto es lo más relevante que ha ocurrido en los campeonatos más poderosos del viejo continente.

La Premier League puja fuerte

El fútbol inglés se ha mantenido este verano como la liga con más movimientos. Dentro de toda esa agitación ha destacado por encima de todos el Manchester United. El equipo que comanda Solksjaer se ha reforzado con jugadores contrastados como Raphael Varane, Jadon Sancho o Cristiano Ronaldo, el gran bombazo después de arrebatárselo sobre la campana al Manchester City.

Precisamente los Citizens buscarán defender el título con la ausencia de un 9 de referencia pero con un nuevo as en esa fila de mediapuntas con llegada al área rival. Jack Grealish aterrizó en el Etihad Stadium por 117 millones y con la vitola de ser el futbolista que le faltaba a Guardiola para lograr la ansiada Champions.

Más allá de Manchester, destacan los movimientos producidos en Londres. El Chelsea buscará seguir creciendo después de cerrar el fichaje más caro de su historia con el regreso de Romelu Lukaku por 115 millones de euros. El Arsenal ha realizado una apuesta de futuro desembolsando 147 millones de euros entre el meta Aaron Ramsdale (23 años), Martin Odegaard (22), Ben White (23), Sambi Lokonga (21) y Nuno Tavares (21). Algo parecido ha hecho el Tottenham con Bryan Gil, un fichaje de futuro que llega tras despuntar en el Eibar.

La Serie A pierde fuelle

El mercado italiano ha sufrido un verano de contradicciones. En pleno crecimiento del campeonato, varios de sus futbolistas más importantes han hecho las maletas rumbo a otras grandes ligas. Es el caso de un Inter que se ha embolsado 175 millones de euros entre las ventas de Lukaku al Chelsea y Achraf al PSG. Lejos de hacer un gran esfuerzo, los nerazzurri han apostado para revalidar del título por la experiencia de Matteo Darmian, cuyo fichaje ha cerrado este curso, y Edin Dzeko.

El campeón tendrá que hacer frente a una Juventus que se ha visto mermada tras la salida de Cristiano Ronaldo pero que cuenta con Massimiliano Allegri desde el principio del curso. El italiano tiene la misión de reconstruir una plantilla con pocos movimientos pero en la que se necesitan cambios tras una temporada para olvidar. Otro de los focos de la Serie A estará en la Roma, donde Mourinho pretende despertar a un gigante dormido con fichajes que dan un salto de calidad a la plantilla como Rui Patricio o Tammy Abraham.

El PSG asusta en Francia

Si hay un mercado nacional que se ha visto marcado por la actividad de un equipo ese es Francia. El PSG ha aumentado su constelación de estrellas con la llegada de Gianluigi Donnarumma, Sergio Ramos, Achraf Hakimi, Georginio Wijnaldum y la más mediática de todas, Leo Messi. Pese a todas estas llegadas, Al Khelaifi ha conseguido mantener el bloque que ya poseía el club la pasada campaña al servicio de Mauricio Pochettino.

En el resto de la Ligue 1 no ha habido grandes traspasos. El Lille, campeón, ha perdido piezas importantes como Soumaré, Maignan o Luiz Araujo, mientras que otro aspirante, el Olympique de Lyon, ha tenido que asumir la marcha de Memphis Depay con dos llegadas de campanillas como las de Emerson procedente del Chelsea y Xherdan Shaqiri desde el Liverpool.

Pocos cambios en la Bundesliga

Hace años que muy pocas cosas cambian en la Bundesliga. El Bayern gana la liga, acude al mercado y se lleva a una figura de sus principales rivales. Eso es precisamente lo que ha ocurrido con Dayot Upamecano, una de las estrellas del RB Leipzig que ha hecho las maletas para desembarcar en el Bayern de Múnich con el objetivo de suplir la baja de David Alaba.

Precisamente el RB Leipzig ha sido el gran agitador del mercado en Alemania. Los de Jesse Marsch han ingresado 97 millones de euros en las ventas de Upamecano, Konaté, Wolf y Samardzic y los ha puesto directamente en el mercado para fichar a André Silva, Gvardiol, Simakan, Henrichs, la compra definitiva de Angeliño e Ilaix Moriba. Otro candidato, el Borussia Dortmund, ha logrado mantener a Haaland y ha optado por suplir la venta de Jadon Sancho con Donyell Malen, sensación del PSV Eindhoven.