Borrar
Alexia Putellas e Irene Paredes, a su llegada a la Ciudad de la Justicia de Barcelona para declarar. Foto: Efe | Vídeo: EP
Tribunales

Putellas, Paredes y Misa confirman las coacciones a Jenni Hermoso

Las tres jugadoras se ratifican en la Audiencia Nacional en sus acusaciones de que Rubiales y su entorno presionaron a su compañera para que afirmara que el beso había sido consentido

Lunes, 2 de octubre 2023, 07:18

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

Las declaraciones de las jugadoras de la selección española de fútbol Alexia Putellas, Irene Paredes y Misa Rodríguez este lunes en la Audiencia Nacional fueron coincidentes: Jennifer Hermoso recibió coacciones por parte del ya expresidente de la Federación Española de Fútbol (FEF) Luis Rubiales y de su entorno para que ésta afirmara que el beso durante la entrega de trofeos del Mundial en Sídney (Australia) fue consentido. Es más, Hermoso siguió siendo presionada durante varios días para salir en defensa de Rubiales y dar la cara por él públicamente.

Las tres jugadoras, según fuentes del procedimiento judicial, se ratificaron punto por punto en sus anteriores declaraciones ante la Fiscalía en sus interrogatorios ante el titular del Juzgado Central de Instrucción Número 1, Francisco de Jorge, quien investiga a Rubiales por presuntos delitos de agresión sexual y coacciones. Rodríguez fue la única que se desplazó presencialmente a los tribunales de la calle Génova en Madrid, ya que Putellas y Paredes declararon por videoconferencia desde la Ciudad de la Justicia de Barcelona, donde residen habitualmente.

El testimonio de estas tres mujeres es clave para este caso. Las tres, muy cercanas y amigas de Hermoso, compartieron confidencias con ella durante las horas posteriores al beso. El interrogatorio del juez –explicaron fuentes jurídicas- estuvo dirigido sobre todo a determinar el «conocimiento directo» de las compañeras de Hermoso de esas presuntas presiones durante ciertos momentos concretos que tuvieron lugar entre el 20 y el 21 de agosto: los instantes posteriores a la entrega de medallas todavía en el estadio y los vestuarios; durante el trayecto en el autobús al aeropuerto de Sídney; y en los vuelos y escala de regreso a España. Unas presuntas coacciones para que Hermoso suscribiera el famoso comunicado de la federación en el que se aseguraba que el beso había sido consentido, un documento del que posteriormente se desmarcaría la jugadora.

El magistrado también preguntó a dos de las futbolistas (Putellas y Misa) sobre si las presiones a Jennifer Hermoso continuaron a partir del 22 de agosto, durante las vacaciones en Ibiza que siguieron al Mundial, un viaje al que también acudieron los miembros de Albert Luque, director de la Selección masculina, y Rubén Rivera, director de marketing de la federación, ambos imputados en este mismo procedimiento. Según las sospechas de la Fiscalía, durante esa estancia en Baleares las presiones sobre Hermoso se recrudecieron para ésta saliera públicamente defendiendo a Rubiales, algo a lo que la jugadora se negó en redondo.

Cabe recordar que el instructor tomará declaración como investigados el próximo 10 de octubre al exseleccionador de la selección femenina Jorge Vilda y al propio Rivera. El día 16 de este mes será el turno de Luque, también como investigado.

Más adelante, el 20 de octubre, escuchará como testigos al seleccionador masculino Luis de la Fuente, al exdirector de Comunicación de la FEF Pablo García Cuervo, y al subdirector de Comunicación, Enrique Yunta.

Misa Rodríguez, a su llegada a la Audiencia Nacional, acompañada de su abogado
Misa Rodríguez, a su llegada a la Audiencia Nacional, acompañada de su abogado Efe

Por último, el juez ha citado el día 27 al psicólogo de la selección femenina, Javier López Vallejo, al ex director de gabinete de Luis Rubiales, José María Timón, y al responsable de 'compliance' de la selección, Javier Pujol.

Queda por determinar cuándo se producirá la declaración de la jugadora de la absoluta Jenni Hermoso, que participa en estos momentos en la Primera División Femenina de México defendiendo los colores del Pachuca. Fuentes jurídicas señalan a Europa Press que el magistrado ha solicitado expresamente que su declaración sea presencial, por lo que previsiblemente se habrá de aprovechar algún viaje que realice a España o esperar a que finalice la competición.

Ronda de declaraciones

Fue el pasado lunes cuando el hermano de Jenni Hermoso aseguró en sede judicial que el propio Vilda le presionó por el beso propinado por Rubiales a su hermana. Tanto él como una amiga de la jugadora ratificaron además que el beso no fue consentido.

El juez también escuchó ese día a dos peritos que ratificaron el informe aportado por la defensa de Rubiales a la Audiencia Nacional. Ese documento incluiría una lectura de los labios de Rubiales en los instantes previos al beso.

Además, el jueves de la pasada semana la jefa de prensa de la selección femenina de fútbol, Patricia Pérez, y el hermano de Jenni Hermoso, aportaron al juez los datos contenidos en sus respectivos teléfonos móviles.

Las preguntas de la Fiscalía

La teniente fiscal de la Audiencia Nacional, Marta Durántez, preguntó a Rubiales por cinco personas durante el interrogatorio ante el juez celebrado en el marco de la causa que se sigue por presuntos delitos de coacciones y agresión sexual.

Las fuentes consultadas explicaron entonces que el Ministerio Público trató de averiguar si esas cinco personas, entre las que se incluyen Vilda y los mencionados Luque y Rivera, habrían tratado de coaccionar a la jugadora tras el beso forzado.

Tras el interrogatorio, el instructor acordó a instancias de Fiscalía que Rubiales no pueda comunicarse con la jugadora durante la instrucción de la causa abierta, prohibiéndole además acercarse a ella a menos de 200 metros.

Según fuentes fiscales, Rubiales negó ante el juez que se dieran coacciones hacia la jugadora de la absoluta y su entorno, así como que hubiera falta de consentimiento en el beso en la boca que le propinó. El expresidente de la Federación contestó a las preguntas de todas las partes durante los cerca de 45 minutos que duró su declaración como investigado.

La imputación de Rubiales

Fue el pasado 12 de septiembre cuando el juez citó a Rubiales. En ese momento, el magistrado admitió la querella presentada por la Fiscalía por los delitos de agresión sexual y coacciones contra él por el beso en la boca.

En un auto, el magistrado acordó las primeras diligencias en este procedimiento, entre ellas recabar de RTVE el vídeo o vídeos que tengan en sus archivos que recojan el momento desde todos los ángulos en el que el querellado besa a la denunciante, así como los minutos inmediatamente anteriores y posteriores al hecho relativos a la celebración del triunfo de la selección de fútbol femenino.

Además, requirió al periódico El País el vídeo de la celebración en el vestuario que tiene colgado en Internet y al diario As el de los momentos del beso y cualesquiera otros relacionados con los hechos. Por su parte, al diario La Vanguardia el instructor solicitó el vídeo de la celebración en el autobús de la selección española de fútbol femenino.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios