Borrar
Vea la portada de CANARIAS7 de este miércoles 24 de julio
Montse Tome, junto a Jennifer Hermoso, en uno de los entrenamientos de España AFP
Montse Tomé, el otro triunfo de la campeona del mundo
Liga de Naciones

Montse Tomé, el otro triunfo de la campeona del mundo

La España femenina se mide a Italia con la seleccionadora reforzada tras los cambios reestructurales en la Federación y el reconocimiento del equipo hacia su cuerpo técnico

Isaac Asenjo

Madrid

Jueves, 26 de octubre 2023, 11:49

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

Aún parece pronto para juzgar si Montse Tomé (Oviedo, 1982) es la mejor posibilidad para la campeona del mundo de fútbol femenino, pero es evidente que algo ha cambiado en el equipo desde el caos tras el 'caso Rubiales', que dejó en un segundo plano una de las gestas más importante en la historia del deporte femenino español y provocó una revolución en la Federación Española de Fútbol con el impulso de un movimiento global contra el machismo.

Reina calma chicha en la España femenina tras la reciente firma del 'acuerdo de Oliva', por el que se ha creado una Comisión Mixta que supone un antes y un después en la FEF para superar la profunda crisis abierta a raíz del beso no consentido de Luis Rubiales a Jenni Hermoso tras el Mundial logrado en Australia el pasado verano. La normalidad llama a las puertas de la Ciudad del Fútbol de Las Rozas. El equipo sonríe y la nueva seleccionadora, señalada durante sus primeros días por ser segunda de Jorge Vilda el último lustro, respira y está reforzada después de dos victorias en los dos primeros partidos a su cargo ante Suecia (2-3) y Suiza (5-0).

«Montse y su 'staff' nos pueden hacer aún mejores. Esa profesionalidad que pedíamos la estamos encontrando. Nutricionistas, psicólogos, facilidades en los viajes...enfocarnos en el fútbol y cada vez se está dando más», destacaba Laia Codina antes de medirse este viernes a Italia en la Liga de Naciones (17:45h/La1). Unas palabras que refrendó hace días Athenea del Castillo e Irene Paredes, capitana de la selección española. «He visto cambios en los entrenamientos, ideas claras de cómo quiere jugar y de lo que quiere de cada una. Espero que con todo la selección siga creciendo», apunta una de las tres supervivientes, junto a Alexia Putellas y Jenni Hermoso, de aquella España 'Cenicienta' de 2013 que ha vivido todas las fases del fútbol hasta lograr la estrella de campeona.

«No es una pelea que haya acabado, esto es algo muy largo que puede allanar el camino a las niñas y que puede mejorar nuestra situación. Es un tema social y cultural», insistió la capitana en una entrevista. En ella incluye la normalidad en el propio vestuario. El regreso de Jenni Hermoso, quien no fue convocada en la primera concentración tras el Mundial, es una línea más en este proceso. «Está muy feliz, y nosotras también de que haya vuelto a casa. Vamos a disfrutar de ella y de su fútbol», comentó Olga Carmona, quien dijo estar contenta con el nuevo cuerpo técnico, y reafirmó que ellas van seguir «peleando» por sus derechos, para lo que, dice, tienen que contar con el respaldo de los organismos.

«Espero que esta situación que hemos vivido no la tengamos que vivir nunca más. Es desgastante porque tienes la sensación de que siempre te tienes que centrar en las cosas de fuera y no sólo en fútbol. Tenemos ganas de ser jugadoras profesionales y nada más. A nuestra generación le ha tocado batallar para que las próximas tengan mejores condiciones«, reivindicó Aitana Bonmatí, gran favorita ganar el Balón de Oro en la gala del próximo día 30 en París. El éxito radica en la unidad, y las jugadoras insisten en pasar página, poner el foco en el fútbol y hablar de cumplir el sueño de estar en los Juegos Olímpicos. Italia, al que España nunca le ha ganado en tierras transalpinas, espera en Salerno.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios