Cartel de la Eurocopa femenina en Old Trafford. / Carl Recine / reuters

España pierde a Alexia justo antes de la Eurocopa

Una lesión del ligamento cruzado anterior de la rodilla izquierda deja a la selección de Jorge Vilda sin su gran estrella a tres días del debut

José Manuel Andrés
JOSÉ MANUEL ANDRÉS Madrid

Un día antes del inicio de la Eurocopa femenina, los planes de España saltaron por los aires con la grave lesión de su jugadora franquicia, la actual Balón de Oro, Alexia Putellas. A primera hora de la tarde, se encendieron todas las alarmas en el conjunto de Jorge Vilda con una hipotética entorsis en la rodilla izquierda que dejaba en el aire la participación de la centrocampista en el torneo. Ya casi de noche, se confirmaron los peores presagios, con el anuncio de que la mejor jugadora del mundo dejaba huérfanas a sus compañeras a tres días del debut contra Finlandia por una rotura del ligamento cruzado anterior de la rodilla izquierda. La cosa no tenía buena pinta desde que la futbolista abandonó el hotel de concentración en muletas y su ausencia obliga ahora a recalcular a la baja las grandes expectativas generadas antes del torneo.

Y es que el combinado nacional afronta la cuarta Eurocopa de su historia, la tercera consecutiva, con unas aspiraciones más ambiciosas que nunca hasta ahora pero resentidas por la baja de su estrella. Es un revés importante, el peor que podría sufrir España, aunque la evolución del fútbol femenino español y la presencia de una nómina de jugadoras basada en el enorme potencial del Barça actual permiten todavía soñar con objetivos altos. Basándose más que nunca en el poder del conjunto, la selección tendrá que lidiar con la menor experiencia en relación a otras potencias del Viejo Continente y el grupo 'de la muerte'.

Espera Inglaterra, la cuna del deporte del once contra once, en una aventura que en Suecia'13 y Países Bajos'17 concluyó en la temida ronda de cuartos de final. Noruega y Austria se cruzaron en el camino de las pupilas de Ignacio Quereda, primero, y de Vilda, después. Ahora el objetivo es superar esa barrera y para ello lo primero pasa por evitar sorpresas desagradables en una fase inicial que cuenta con la selección más laureada de la historia en la Eurocopa, la temible Alemania; la actual subcampeona continental, Dinamarca; y Finlandia, una supuesta cenicienta que no lo es tanto.

Por primera vez en su historia, la selección española parte entre la nómina de favoritas en la mayoría de pronósticos. Ahora sus enteros bajan, pero queda todavía la base del Barça, campeón de la Champions en 2021 y subcampeón en la temporada pasada. Sandra Paños ejercerá de guardiana bajo los palos, Irene Paredes y Mapi León como estandartes de la zaga y la medular estará en buenas manos con Patri Guijarro y Aitana Bonmatí, con el casting abierto para ocupar el tercer lugar en la sala de máquinas y llave del juego español.

Es todavía un once tipo que brilla con luz propia y en el que la madridista Esther González está llamada a suplir otra baja sensible, la de Jennifer Hermoso en la punta del ataque. Sus 14 goles esta temporada en la Liga Iberdrola no están lejos de los 16 que sumó la exdelantera azulgrana, que acaba de firmar por el Pachuca mexicano, y parecen suficiente garantía en la faceta realizadora, uno de los aspectos que marcará el devenir de la selección española en la Eurocopa. Lucía García y Mariona Caldentey, que dieron el susto en los últimos días con algunas dolencias menores, parten con muchas opciones de completar el ataque español, mientras que los carriles tendrán marcado acento Premier con la deseada por media Europa Ona Batlle, lateral diestra del Manchester United, y Leila Ouahabi, lateral izquierda que recientemente ha cambiado el Barça por el Manchester City.

Cuartel general en Bisham

Las sensaciones se han ido enturbiando con los sobresaltos en forma de lesiones en la preparación previa al torneo. Primero Jenni Hermoso, luego la ausencia de última hora de la promesa Salma Paralluelo, y para rematar el cataclismo de la grave lesión de Alexia. España llega a la gran cita tras disputar dos encuentros amistosos: un contundente 7-0 a Australia, mermada por las ausencias, y un empate a uno frente a Italia en tierras transalpinas. Más y mejor rodaje que en otras competiciones a pesar de la cruz con los problemas físicos.

El pasado domingo la expedición española aterrizó en Londres y se desplazó hasta el Centro Nacional de Deportes Abadía de Bisham. Allí tendrá el equipo de Vilda su cuartel general en esta Eurocopa, en la que debutará el viernes a las 18:00 horas en el MK Stadium de Milton Keynes ante Finlandia, antes de medirse en el Brentford Community Stadium de Londres a Alemania, el martes 12 desde las 21:00, y a Dinamarca, el sábado 16 a las 21:00. En el horizonte posterior aparecen como posibles rivales en un hipotético cruce de cuartos de final Inglaterra, Noruega y Austria, las selecciones con más opciones del grupo A y curiosamente, además de la potente anfitriona, los dos últimos verdugos de España en la Eurocopa. Cuentas pendientes, pero esa será otra historia.

El balón echa a rodar desde hoy mismo, en el legendario Old Trafford de Mánchester. Inglaterra y Austria dan el pistoletazo de salida a la Eurocopa de la ilusión y lo hacen además con arbitraje de Marta Huerta de Aza, la primera colegiada española en un partido del gran torneo de selecciones del Viejo Continente.

El calendario del grupo de España:

  • Jornada 1: ESPAÑA - Finlandia (08/07-18:00)

  • Jornada 2: Alemania - ESPAÑA (12/07-21:00)

  • Jornada 3: Dinamarca - ESPAÑA (16/07-21:00)