Natación adaptada: Europeo

Éxito de plata, corazón y voluntad de oro

20/08/2018

El grancanario Alejandro Rojas firmó una actuación para enmarcar en el Campeonato de Europa Paralímpico de Dublín, en Irlanda, donde obtuvo una medalla de plata en la prueba de los 50 metros mariposa S6 y se clasificó para luchar por las preseas en las otras tres modalidades en las que participó.

ETIQUETAS:

Constancia y esfuerzo para tocar el cielo continental. El grancanario Alejandro Rojas, de 24 años e integrante del Club Deportivo Enagracan, deslumbró en el Campeonato de Europa de natación adaptada, que concluyó ayer en la ciudad irlandesa de Dublín.

El nadador isleño, que cuenta con la beca del Proyecto Capacitas de la Fundación Disa, formó parte de la selección de parálisis cerebral S6 en pleno camino para ganarse una plaza para los Juegos Paralímpicos de Tokio en 2020.

Rojas acudió a Irlanda con la ambición de clasificarse para las finales en las pruebas de 50 metros mariposa y libre y en los 100 metros espalda y libre en el centro acuático de la capital irlandesa. El reto era mayúsculo, pero ofreció su mejor versión para colgarse la medalla de plata en los 50 mariposa S6 tras una bonita pugna con el andaluz David Sánchez, sellando un doblete magnífico para la delegación española.

Asimismo, Rojas finalizó en la quinta posición en los 50 libre, con su mejor marca del año (34.78), sexto en los 100 espalda, brillando para bajar en cuatro décimas su mejor marca personal (1.35,74) y ayer cerró su participación con otra sexta plaza en los 100 libres.

«Estoy bastante contento porque me han cambiado la normativa este año y tengo que respirar de frente, algo que es complicado, pero aun así la medalla de plata es un éxito después de un año muy duro. Lo cierto es que no solo es eso porque estar en cuatro finales en las cuatro pruebas en las que participé es para estar muy feliz», valoró Rojas.

El nadador del Enagracan incidió en el pulso que mantuvo con el onubense Sánchez por subir a lo más alto del cajón. «Estoy muy contento porque el primero ha trabajado bastante bien este año y era imposible cogerlo, aunque estuvo peleada la prueba. Estoy muy satisfecho con la plata», aseguró.

«Ahora toca seguir trabajando para el Mundial del próximo año en Malasia, ese será mi próximo objetivo», agregó.

A pesar de los éxitos, Rojas lamenta que no disponga de facilidades para prepararse diariamente. «Actualmente nos encontramos sin piscina. Una plata europea no tiene piscina para entrenar, ya que en la Ciudad Deportiva Gran Canaria nos dejan la calles poquísimos días. Ahora estamos hablando con el Metropole para fichar otra vez con ellos y que nos dejen los espacios», manifestó.