«Encaramos el momento crucial bien, pero no podemos confiarnos»

    Cargando reproductor ...
06/05/2019

Lisandra Lussón quiere redimirse tras perderse la final de la pasada campaña y ganar los dos títulos en juego, liga y Copa EHF. Fue decisiva en la ida con siete goles al Pogon Szczecin

Después de perderse por una grave dolencia la final de la pasada temporada de la EHF Challenge, Lisandra Lussón contempla con ilusión la posibilidad de alzarse con la copa continental el próximo domingo en Telde. Autora de siete goles en la ida contra el Pogon Szczecin en Polonia el fin de semana, la lateral cubana se muestra prudente aunque ilusionada ante la posibilidad de redimirse en la competición continental y conseguir un doblete ganando también la liga.

«Estoy muy contenta por cómo nos están saliendo las cosas en este final de temporada. El partido de ida de la final fue bastante intenso y estamos muy contentas porque la mayoría de las cosas que habíamos entrenado nos salieron a la perfección», manifestó Lussón, desconfiando en la renta de siete goles cosechada. «Neutralizamos las cosas positivas que tenía el rival y conseguimos una victoria muy importante para la vuelta con un gran trabajo de defensa. Conseguimos imponer la línea de los últimos partidos y fuimos muy eficaces tanto en defensa como en ataque», asevera la cubana, que rindió a un gran nivel en la cancha polaca a pesar de estar condicionada por una fuerte gripe y con dos dedos magullados.

«No he tenido que pasar por el quirófano, porque hubiese sido el final de la temporada para mí. Creo que lo he hecho bastante bien en este partido, aportando mucho al equipo en ataque, tanto marcando goles como ayudando a mis compañeras a que anotaran para conseguir un buen resultado para la vuelta. Y aunque no se valore tanto porque no luce como los goles, también aporté mucho en defensa. Estoy satisfecha por el trabajo que hice», dijo.

Lussón admite que, a diferencia de otras temporadas, el equipo encara el momento crucial del campeonato en gran forma física y mental. Pero, a pesar de ir líderes en la competición doméstica y tener encarrilado el título de la EHF, rebaja la euforia. «No nos podemos confiar con los siete goles de renta. Hemos tenido experiencias cercanas en las que teníamos una renta importante y al final nos han remontado o lo hemos pasado mal. Contra las suecas, que nos fuimos con un seis de renta y al final nos empataron. Hasta que se acabe el partido no puedes relajarte porque el rival juega y puede ponerte en apuros. No podemos bajar la guardia después una renta de siete goles», advierte.

Al margen del buen rendimiento coral demostrado por el Rocasa en las últimas semanas, Lisandra hace un llamamiento a la afición para culminar una temporada histórica con un doblete. «Sabemos que la afición nos puede dar mucho. Las Remudas está siempre con nosotros, pero esta vez necesitamos el pabellón lleno para conseguir un título muy bonito para todos. Estamos en un momento crucial de la temporada, en la que nos jugamos dos títulos muy importantes y necesitamos el aliento de nuestra afición para ganarlos», concluye ambiciosa.