El Rocasa espera dar el golpe en Polonia

    Cargando reproductor ...
    Cargando reproductor ...
05/05/2019

Optimismo moderado de la expedición grancanaria, que llegó este viernes a la ciudad de Szczecin donde el domingo jugará la ida del torneo europeo contra el Pogon. Carlos Herrera puede disponer de todas las jugadoras, que no se asustan ante el ambiente que les espera en la cancha polaca

Después de un largo viaje desde Gran Canaria, con escalas en Barcelona y Berlín, hacia la ciudad de Szczecin, al norte de Polonia, la expedición de 23 componentes del Rocasa Gran Canaria afronta las últimas horas con optimismo contenido antes del inicio de la final de la Copa EHF Challenge ante el Pogon Szczecin.

Carlos Herrera, tras el primer entrenamiento en el moderno Hala Netto Arena donde se disputará el domingo el partido (17.00 hora canaria) podrá disponer de toda la plantilla para la ida ante el conjunto polaco. «Las jugadoras están bien físicamente a pesar del largo viaje. La ilusión por volver a conquistar este título (lo ganó en 2016 ante el Kastamonu B. Genclik turco) es muy grande y la motivación supera el cansancio», manifiesta el técnico grancanario, que evita asumir el papel de favorito a pesar de haber jugado tres finales en cuatro años.

«El Pogon es un equipo muy bueno, tenemos que conseguir un buen resultado aquí para conseguir el trofeo en casa con el aliento de nuestra afición». La vuelta de la final se disputará en el pabellón Antonio Moreno el día 12 a las 12.00 horas.

«Ellas han jugado en los últimos años la EHF Cup y lo han hecho bien, y en la temporada 2014-15 llegaron a la final de la Challenge, aunque no pudieron ganarla. Es un conjunto que lleva años en competición europea, por lo que tiene mucha experiencia en estos partidos», recuerda Herrera, antes de enumerar el potencial del equipo local. «Cuentan con jugadoras que se mueven bien en la cancha, y tienen a la central Agata Cebula, que hace que su conjunto juegue en torno a ella. Por otra parte, su defensa 6-0 es muy grande y activa, y además, en caso de que perdamos balones, ellas corren mucho», ha revelado.

El factor ambiental.

El conjunto teldense se ejercitó por la tarde en el pabellón en una intensa sesión de entrenamiento tras el largo viaje. El sábado por la tarde volverá a pisarlo horas antes del duelo en otro entreno vespertino en el que se darán las últimas consignas tácticas antes de un choque en el que se espera un gran ambiente en contra.

«No nos asusta que haya un gran ambiente. Es difícil llenar un pabellón de más de 7.000 butacas, pero nos motiva que pueda haber mucha afición, aunque sea en contra», reconocieron las jugadoras tras el primer contacto con el Netto Arena. El optimismo impera en la expedición grancanaria, que aspira a lograr una buena renta en la ida de la final.