Podium de la categoría Masculina Open. / C7

Dominique Miller y Antonio Dantas brillan en Gran Canaria

La hawaiana y el portugués se proclaman campeones en la ola de El Altillo en Moya, mientras los títulos de las categorías sub18 se quedan en España con el asturiano Alfonso Zamora y la canaria Ginger Caimi

CANARIAS7 Las Palmas de Gran Canaria

El Festival Internacional Longboard Oleaje 2022 de Gran Canaria ya ha repartido hasta 12.000 euros en premios en metálico de forma igualitaria entre la categoría femenina absoluta y la masculina open, premios que se han ido para Hawái con Dominique Miller y para Portugal con Antonio Dantas, tras coronarse en la playa de El Altillo, en el municipio de la Villa de Moya. Las finales han sido un espectáculo para los asistentes, y es que «la costa grancanaria siempre sorprende y las olas no defraudan, de hecho, hemos tenido olas pequeñas y divertidas que exigieron lo mejor de cada surfista», declaró Jorge Juan Cabrera, responsable técnico del Club de Surfing Oleaje y organizador del evento, junto con la Federación Canaria de Surf y la Federación Española de Surfing.

La final masculina dejó todo un recital de maniobras, destacando entre los favoritos los portugueses Antonio Dantas y Joao Dantas, junto con el dúo español formado por Nicolás García y José Luis Berasaluce, quienes regalaron a los asistentes un gran repertorio de longboard. Entre ellos, se llevó el título Antonio Dantas. «Ganar en Gran Canaria es increíble, es la primera vez que estoy aquí, he entrenado mucho estos días, la verdad es que estoy muy contento con mis resultados, Gran Canaria tiene altas olas y muy buenas», afirmó Dantas.

En la categoría femenina, el nivel nacional estuvo muy alto. Sin embargo, a pesar del gran papel de las españolas Carlota Jáuregui y Yumey González, fue la hawaiana Dominique Miller la que consiguió la victoria, seguida de la portuguesa Raquel Amaral, dejando a las españolas el tercer y cuarto puesto. Para Miller, las Islas Canarias le recuerdan mucho a su lugar de origen, de hecho, ya había estado antes cogiendo olas en la capital grancanaria. «Me siento súper bien, las olas son un poco complicadas y altas, pero creo que he tenido una ola muy buena, puntuada sobre ocho puntos, fue muy divertido competir con las chicas y la final ha sido increíble, con un nivel muy alto, estoy feliz de estar en Europa y en Canarias», expresó Miller.

Dominique Miller (Hawái), ganadora de la categoría Femenina Absoluta. / C7

Entre los más jóvenes, el espectáculo vino desde Fuerteventura de mano de la joven majorera de origen italo-chino, Ginger Caimi, quien se lució en El Altillo. «Estoy muy contenta por la primera posición, la verdad es que ha sido un poco complicado porque las olas no cerraban mucho», explicó Caimi. En sub18 masculino, Alfonso Zamora conseguía remontar en la final, tras haber tenido un mal comienzo. «La primera ronda me salió muy mal, pero llegué a la final y he pensado... ¡tengo que hacerlo!», comentó el andaluz, y así fue, se hizo con el primer puesto.

Ginger Caimi (Canarias), ganadora en sub-18 femenino. / C7

Los veteranos del longboard son de Gran Canaria

Los más veteranos, que tenían mucho que decir, pusieron el broche a la competición internacional. Jorge Juan Cabrera se llevó el honor de ganar en la categoría kahuna (open de 45 años o más) y Roberto Lorenzo lo haría en máster (open de 35 a 44 años). Dos títulos que se quedan en la isla de Gran Canaria y, más concretamente, en el Club de Surfing Oleaje que organiza la prueba.

Roberto Lorenzo (Canarias), ganador categoría Máster (Open de 35 a 44 años). / C7

El lado más verde y animado del festival

El festival dejó, entre las múltiples actividades paralelas como talleres de concienciación medioambiental y foodtrucks, la limpieza de playa en la que los vecinos de la Villa de Moya colaboraron de manera muy activa. El Ayuntamiento de la Villa de Moya y el Club de Surfing Oleaje colaboran en la limpieza de las costas del municipio mediante actividades como esta, en la que buscan concienciar a los ciudadanos de la importancia de mantener las costas limpias, acción que se ha impulsado como parte del programa del primer Festival Internacional Longboard Oleaje. «La conclusión que sacamos del festival es muy buena, ha habido muy buen ambiente, mucho nivel y, lo más importante es que todos se han divertido», Jorge Sánchez, vicepresidente del Club de Surfing Oleaje.

El lado más verde del primer Festival Internacional Longboard Oleaje. / C7

La parte más lúdica del festival ha traído dos actividades adicionales fuera de la competición que dejaron muy buen sabor de boca a los deportistas, como son la expression session en la cual se busca «un surfing más loco, con maniobras increíbles como alguien surfeando con la quilla al revés», contó Roman Díez, seleccionador nacional de longboard. Asimismo, también se organizó un tag team con diez equipos, modalidad en la que cada equipo se integra para hacer las mejores maniobras en dos olas cada uno y, tras la sumatoria, hay un vencedor. En esta actividad vencieron los vascos Jon Garmendia y Carlota Jáuregui, además de la hawaiana Dominique Miller.