Carreras por montaña

Cristofer Clemente será operado en Madrid del tendón de Aquiles

29/06/2020

La decisión no ha sido fácil de tomar, pero Cristofer Clemente ha decidido que ha llegado el momento de poner fin a su particular via crucis con sus talones.

El atleta gomero, subcampeón del mundo de trail running, arrastra problemas en el tendón de Aquiles desde hace muchos años, pero a base de mucho dolor y esfuerzo ha ido superando retos y aumentando su enorme palmarés deportivo.

Estas molestias, a raíz del confinamiento y la vuelta a la actividad, han ido a más y Cristofer Clemente ha hecho un análisis exhaustivo de la situación, que unido a la parálisis que sufren hoy en día las competiciones por la pandemia ha derivado en pasar definitivamente por el quirófano.

El corredor de Salomon cerró la temporada 2019 con varios podios en carreras importantes como Desafío Somiedo y Santa Cruz Extreme y la victoria en el circuito nacional de la Spain Ultra Cup, en la Haría Extreme de Lanzarote. El pasado mes de diciembre anunciaba en sus redes sociales que debido a molestias en el tendón de aquiles tenía que parar y empezar un proceso de recuperación y posponer el inicio de la temporada al mes de junio con la prueba austriaca Stubai Trail, la CCC en agosto y la Salomon Ultra Pirineu en el mes de octubre, pero todo esto se truncó con la Covid-19.

Los entrenamientos en La Gomera han derivado en molestias nuevamente y mañana Cristofer Clemente se pondrá en manos del prestigioso traumatólogo David López Capapé, en la Clínica Cemtro de Madrid, para solventar sus problemas. El diagnóstico realizado por Capapé, quien en su día operó también del tendón de Aquiles a los también corredores de trail David López Castán y Manuel Merillas, es de «una lesión crónica en los tendones de Aquiles, en los talones, donde se inserta el tendón al calcáneo y la intervención consiste en quitar esas calcificaciones y reanclar el tendón de nuevo».

unos 8 meses de baja. Cristofer Clemente, después de esta intervención quirúrgica, permanecerá un largo tiempo sin correr. De hecho durante el primer mes apenas apoyará sus pies y la recuperación será lenta, calculándose el periodo de baja entre seis y ocho meses.

«Estaré una larga temporada fuera de la montaña y con muy poca actividad para intentar recuperarme con los pasos indicados por el doctor Capapé. Espero y deseo que haya una posible vuelta al mundo de la competición para agradecer siempre a mis patrocinadores su apoyo. He tomado la decisión de pasar por el quirófano para intentar volver a disfrutar de la montaña, ya que últimamente está siendo imposible tener continuidad», afirma.