Borrar
Jean Montero supera a dos jugadores del Valencia Basket. ACB Photo/ MA Polo

Jean Montero - Base del MoraBanc Andorra

«Nunca me declaré en rebeldía, el Granca sabía cuál era mi deseo»

Liga Endesa ·

El jugador dominicano exhibe su talento en el equipo del Principado. Habla de la decisión de no formar parte del Dreamland Gran Canaria esta temporada

Óliver Suárez Armas

Las Palmas de Gran Canaria

Miércoles, 20 de diciembre 2023, 16:33

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

Una cita trascendental para estar en la próxima edición de la Copa del Rey a falta de tres jornadas para la conclusión de la primera vuelta de la fase regular de la Liga Endesa. El Dreamland Gran Canaria, sexto clasificado con un balance de ocho victorias y seis derrotas, visitará al MoraBanc Andorra, decimoquinto con cuatro triunfos y diez tropiezos, este viernes, a partir de las 19:30 horas, en el pavelló de Govern.

Un duelo en el que el director de juego dominicano Jean Montero, cedido por el Club Baloncesto Gran Canaria a un MoraBanc Andorra que abonará 250.000 euros al término del presente curso, acapara muchas miradas después de su negativa a formar parte del plantel de Jaka Lakovic en el presente curso.

Montero promedia 14,8 puntos, 4,3 rebotes, 3,1 asistencias, 2,5 recuperaciones y 18,1 créditos de valoración en los 25 minutos que ha disputado de media en los ocho partidos que lleva a las órdenes de Natxo Lezcano en el combinado del Principado.

-Obtuvo el galardón de MVP de la Jornada 14 tras firmar 19 puntos, cuatro rebotes, cuatro asistencias, siete recuperaciones y 32 créditos de valoración en los 30 minutos que estuvo sobre el parqué de la Fonteta en el compromiso contra el Valencia Basket. ¿Cómo se siente en el Principado y en el MoraBanc Andorra?

-Lo primero es darle las gracias a Dios por todo lo bueno que me pasa en mi joven carrera y demás. Me siento súper bien y orgulloso de mí mismo por el trabajo que vengo haciendo desde hace mucho tiempo. Todo el trabajo que he puesto para que estos logros lleguen así. Las cosas están pasando como las hemos planeado hasta ahora y esperamos que sigan así.

-Son cuatro grandes actuaciones consecutivas después de brillar ante el Real Madrid -30 de valoración-, Bàsquet Girona -30 de valoración- y Unicaja -20 de valoración- también. Su versión se asemeja ya a la ofrecida en el Real Betis la pasada campaña y que le valió para ser escogido como mejor joven de la competición, ¿no?

-Sí, al principio me costó un poquito porque el equipo era nuevo y ya llevaba una dinámica. Yo venía de un mes y medio sin jugar, luego llego aquí y me enfermo, jugando mi primera jornada con gripe. Todos saben que vengo del Caribe, donde hace mucho calor y aquí hace mucho frío. Ahora me estoy recuperando un poco y espero que siga así la dinámica y comencemos a ganar partidos, que esas son las cosas que suman realmente.

-El MoraBanc Andorra acumula siete derrotas seguidas en plena carrera por la salvación tras retornar a la Liga Endesa esta campaña y el Dreamland Gran Canaria defiende la sexta plaza para conseguir estar en la Copa del Rey. ¿Qué análisis hace de este encuentro vital para los objetivos de ambos conjuntos?

-Llevamos varias jornadas, básicamente un mes y medio, sin obtener ninguna victoria. Es algo que lo hemos estado trabajando, el equipo ya entiende la dificultad de la Liga y es sumamente importante tenerlo en mente, que en esta liga nada se regala y aquí todo hay que ganárselo. El Granca viene a defender su plaza para la Copa del Rey y nosotros tenemos que defender nuestra casa y comenzar a ganar partidos. Entiendo que va a ser un encuentro reñido y esperamos que gane el mejor, el que esté más preparado y el que quiera más las cosas.

-Usted podrá jugar porque la entidad claretiana no puso la denominada 'cláusula del miedo' en el contrato de cesión -aunque el MoraBanc Andorra publicó que tiene sus derechos hasta 2026 ya-. ¿Es un partido especial para usted o tiene ese extra de motivación por demostrar?

-Para mí siempre será especial jugar contra el Granca porque fue mi primer equipo en Europa y estoy agradecido porque me dieron la oportunidad. A cualquier jugador le gustaría jugar contra el equipo que lo trajo a Europa y en la ACB, que es una de las mejores ligas del mundo. Este partido siempre tendrá un sentimiento especial y espero responder a ello.

-El presidente del Club Baloncesto Gran Canaria, Sitapha Savané, el director deportivo, Willy Villar, y el entrenador, Jaka Lakovic, daban por hecho que usted formaría parte del presente proyecto para la temporada 2023-2024. ¿Qué motivos pesaron para no volver al Dreamland Gran Canaria y cumplir su contrato hasta 2024?

-No es tanto lo de cumplir el contrato. Entiendo que hubo informaciones que no se manejaron de la manera adecuada, ya que mi agente y yo comunicamos al club nuestro deseo en ese entonces, acabándose la temporada pasada incluso. Recuerdo haberle comunicado al club mi deseo y si se podía manejar la situación para que ninguno saliera perjudicado. Al final, eso me dolió un poco. Recuerdo que justo me acababa de levantar cuando vi la noticia y entendía que no se tenía que llegar a ese punto. Pero bueno, gracias a Dios ya pasó y espero que las cosas se manejen de la mejor manera posible siempre, y para adelante ya. Yo le deseo lo mejor a todo el mundo.

-¿Fue un problema de confianza en usted o que el rol propuesto no era el que quería? ¿Fue un asunto económico?

-Entiendo que no era nada de dinero como se especulaba o básicamente de cómo podía adaptarme al equipo o qué rol iba a tener. Soy un jugador que me gusta ganarme las cosas, no me gusta que me regalen nada, me gusta ir allí para ganarme mi puesto y que me digan que está allí porque se lo merece. Hubo otras cosas en el caso y, por eso, no se llegó a un acuerdo final. Como todos saben, ahora pertenezco al Andorra durante varias temporadas y espero que las cosas sigan surgiendo de la manera que esperamos.

-¿Pensó en presentarse en Gran Canaria en algún momento tras el Mundial a lo que se aclaraba su futuro?

-Sí, claramente lo teníamos planeado. Incluso, habíamos hablado para que mandaran la documentación que se necesitaba en Dominicana, la visa y eso. Algo que también ocurrió la temporada pasada, que ya habían comenzado la pretemporada y lo solicitamos, pero nunca llegó. Por eso, jugué en el Betis la pasada temporada y ahora estoy en el Andorra.

-¿Por qué se declaró en rebeldía?

-Nunca me declaré en rebeldía. Yo no sabía nada como te digo, me desperté ese día y cuando vi la noticia llamé a mi agente porque estaba muy asustado. Le pregunté qué estaba pasando con eso que acababan de poner. Ya me lo habían mandado algunos amigos. Ni te cuento cómo me sentó esa noticia. Yo estaba desesperado, pero nunca en rebeldía. Yo tomo las cosas con humildad siempre.

-Ni siquiera su compatriota Eulis Báez -leyenda del Club Baloncesto Gran Canaria, excompañero de Montero en el Real Betis el pasado curso y actual segundo entrenador del filial claretiano de LEB Plata- logró convencerlo...

-Si supieras que con Eulis tengo una relación que va más allá de un compañero de equipo. A Eulis lo quiero como si fuera mi padre, me ayudó demasiado en Sevilla. Estoy muy agradecido y siempre le escribo preguntándole por su familia y demás, no hablamos tanto de baloncesto. Lo llamé cuando tomé mi decisión y le pregunté qué opinaba, eso sí lo hice, pero él me conoce un poquito y siempre me decía lo que opinaba, pero poniendo en primera plana lo que yo quería hacer. Eso es muy importante.

-Llegó a decir en una entrevista en su país que no fue feliz en la isla. ¿Por qué? ¿Qué pasó?

-No es que no fui feliz sino que hubo cosas que me hicieron sentir incómodo en ese momento. No me gusta hablar mucho de eso, pero sentí depresión, me deprimí bastante y me quitaron la esperanza de seguir jugando al baloncesto, aunque suena así porque en ese momento tenía 17 años para 18. Gracias a Dios lo pasé como mi familia, mi pareja, mi hijo y aquí estamos ahora.

-Lo cierto es que solo Willy Villar permanece de su primera etapa en el club amarillo, donde Enrique Moreno era el presidente, Porfi Fisac el entrenador y Armando Guerrero el director de las Categorías de Formación-. ¿Por qué no cambió de opinión?

-Lo estuve considerando mucho más por eso porque es un nuevo plantel. Seguí al Granca mucho el año pasado mientras jugaba en el Betis, veía sus partidos en la EuroCup y en la Liga ACB. Incluso le envié un mensaje al entrenador para felicitarlo por lo logrado ese curso y por el campeonato en Europa.

-¿Cuál será el siguiente paso en su futuro?

-Gracias a Dios tengo un equipo de trabajo ahora que me está asesorando muy bien, estamos trabajando en equipo y con mi familia. Como siempre digo, yo hago mi trabajo en la cancha y espero que mi agente haga su trabajo fuera de la cancha. Yo me encargo del trabajo en la cancha, pero lo demás con las bendiciones de Dios llegará por sí solo. Entiendo que mi talento me llevará al máximo nivel.

-¿Lo veremos y disfrutaremos en la Euroliga la próxima campaña?

-Eso me gustaría, estoy obsesionado con jugar la Euroliga, esa competición tan exigente. Espero que pronto estaré jugando en la Euroliga.

-¿Está cerrada la puerta del Granca definitivamente o cree que podría volver en un futuro?

-Para nada, me encanta la isla y todo lo canario. De hecho, imito bastante como hablan. A Souli -Soulaiman Boghrousse es el encargado de material del primer equipo y responsable de la residencia del club en la época de Jean Montero en la cantera- lo quiero como un padre también, es la persona que más me ayudó. Nunca se pueden cerrar las puertas porque uno no sabe cuándo va a necesitar de alguien ni de algo. Si en un futuro Dios y sus bendiciones quieren unir los caminos de nuevo, pues ahí estaré jugando y luchando por el Granca.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios