Lakovic da instrucciones. / cbgc

Jaka Lakovic imprime su sello en el Granca

El entrenador esloveno muestra las líneas maestras de su proyecto en sus primeras comparecencias públicas ante los medios de comunicación y en las sesiones dispuestas en la primera semana de pretemporada. Carácter, cercanía y ambición para el club claretiano

ÓLIVER SUÁREZ ARMAS Las Palmas de Gran Canaria

1. Madurez a los mandos.

Jaka Lakovic (Ljubjlana, 9 de julio de 1978) asume «un reto apasionante» tras tres temporadas de crecimiento como entrenador principal en el ratiopharm Ulm alemán (2019-2022), donde compaginó la Bundesliga como la EuroCup.

La oportunidad de un proyecto propio en la Liga Endesa le llega en un momento de madurez, retornando a una competición que conoce de su etapa en el Barça como jugador (2006-2011), donde levantó la Euroliga en París en 2010, y como entrenador ayudante de Carles Duran - de la escuela de Aíto- en el Surne Bilbao (2017-2018) -dirigió cuatro choques como primer entrenador- y en el Joventut (2018-2019).

Asimismo, tocó el cielo con Eslovenia tras conquistar la medalla de oro en el Eurobasket de 2017 con el entrenador Igor Kokoskov.

2. Ética de trabajo.

«Le conozco desde que era jugador, compañeros de equipo me hablaban de su ética de trabajo, siempre se me quedó eso en la cabeza, además de la admiración que le tenía como jugador». Así se expresó el director deportivo del CB Gran Canaria, Willy Villar, en la presentación oficial de Lakovic el pasado 23 de junio. Trabajo y compromiso para conseguir los objetivos propuestos.

El profesional de La Isleta destacó la ética de un entrenador balcánico que reconoció que aterriza en la entidad claretiana «con mucha responsabilidad para hacer las cosas bien» y con el propósito de « construir el equipo lo mejor posible, eso significa hacer buen trabajo en verano para que en invierno podamos dormir bien». Ya imprime su sello en el Gran Canaria.

3. Estilo definido.

«He tenido la suerte de jugar en el nivel más alto de Europa y bajo entrenadores que están considerados como mejores entrenadores de Europa o del mundo. He aprendido mucho ya como jugador, luego en el día a día esta experiencia me puede ayudar a entender al jugador de la mejor manera posible. Después como entrenador he trabajado y he estudiado mucho, he sido entrenador ayudante, también con muy buenos entrenadores, de varios estilos de baloncesto». Así resumió Jaka Lakovic su trayectoria y estilo, al tiempo que agregó que « he cogido cosas que me gustan y he formado mi filosofa propia de entrenar y soy un trabajador nato. A veces muy pesado, muy exigente, pero siempre por el bien del equipo».

cbgc

4. Buena química.

« Para mí es primordial hacer un equipo que será equipo. Un equipo con buena química, que seamos una familia. Luego vendrán tormentas y salir de una tormenta es siempre más fácil cuando el equipo está unido». Una declaración de intenciones con palabras y hechos que se están exhibiendo en su primera semana como técnico del Club Baloncesto Gran Canaria.

Jaka Lakovic está pendiente de todos los detalles para coordinar y multiplicar la producción individual y colectiva en su nuevo proyecto.

5. Bloque compacto.

«Estamos contentos con la plantilla que hemos hecho, pero todo está en papel. Ahora se empieza a trabajar y veremos cómo salen las cosas. Contamos con jugadores con experiencia en la Liga, con mucha calidad, jugadores que han jugado juntos antes… Nos da mayor facilidad de hacer equipo, a nivel táctico». Así aclaró su confianza en el plantel confeccionado por Villar y él de cara a la presente campaña en la Liga Endesa y en la competición continental. Una escuadra compensada con la mezcla de piezas que rebosan juventud con otras de gran experiencia. A la espera de los internacionales para crecer.

6. Ilusión común.

«El primer objetivo es trabajar mucho y bien para construir un equipo fuerte mental y físicamente. El objetivo es competir y ganar cada partido. Durante la temporada me aburriré de decir que cada partido es el más importante. En la Liga Endesa no hay partidos fáciles y deberemos estar en alerta roja cada día, cada partido». Jaka Lakovic tiene muy claro que debe ir paso a paso en su estreno con un proyecto propio en la máxima competición nacional.

No se sale del guion ni lanza titulares cargados de medio y largo plazo. No habla de objetivos, se centra en el trabajo diario que propiciará un bloque unido, que crecerá y peleará en cada partido. En eso está enfocado y así se lo transmite al resto del cuerpo técnico y a los jugadores. No deja nada a la improvisación y su llegada despierta ilusión. Su suerte es la del entorno del Gran Canaria. Su sonrisa es la de toda una afición que espera mirar hacia arriba este curso.