Olek Balcerowski machaca en el partido ante el Betis. / acb photo / m. henríquez

El Herbalife Gran Canaria acelera la renovación del canterano Balcerowski

El pívot polaco tiene un curso más de contrato, pero la entidad claretiana pretende blindar ya a un jugador cotizado en el mercado. El objetivo es que se convierta en la pieza angular del próximo proyecto deportivo.

ÓLIVER SUÁREZ ARMAS Las Palmas de Gran Canaria.

El orgullo del vivero del Club Baloncesto Gran Canaria. El canterano Olek Balcerowski, de 20 años y 2.16 metros de altura, progresa de manera meteórica a las órdenes de Porfi Fisac en el primer equipo, hasta el punto de ganarse su confianza por méritos propios para convertirse en un factor esencial y diferencial.

El interior polaco, que tiene una temporada más de contrato con una entidad claretiana a la que llegó con 13 años y debutó en la Liga Endesa con tan solo 17 en 2017, con Luis Casimiro en el banquillo, encontró con el preparador segoviano la continuidad necesaria para no dejar de mejorar y de crecer. Ya es una realidad y el Granca apuesta firmemente por él, queriendo que se convierta en una pieza angular del próximo proyecto. De hecho, en el último parón por la ventana FIBA de clasificación para el Eurobasket del próximo año y por la celebración de la Copa del Rey, se iniciaron unos contactos entre ambas partes para prolongar la vinculación por varios cursos más y se espera que lleguen a buen puerto en los próximos días.

Balcerowski, quien promedió 6.5 puntos, 3.7 rebotes y 8.3 de valoración en los 15 partidos que disputó en la presente edición de la EuroCup -fue elegido como el mejor joven del torneo- y firma 5.3 puntos, 2.5 rebotes y 4.3 de valoración por duelo en la competición doméstica -ha sido titular en 12 de los 25 encuentros-, está cumpliendo el sueño de hacerse un hueco en un club en el que cumple siete ejercicios. La élite nacional e internacional tiene ya apuntado su nombre en muchas listas futuribles.

«Este es mi club, donde crecí y sigo creciendo aún, y claro que me gustaría estar más aquí. Me queda un año más y ya veremos qué pasará en el futuro», expresó el jugador de Swidnica a este periódico el pasado 18 de marzo. El futuro está en sus manos.