Ennis supera a Poirier en el Arena. cbgc

El Granca se mete en el Playoff por las derrotas de Bilbao y Murcia

El combinado claretiano no tuvo opciones ante el Real Madrid por 83-91, pero consigue terminar la fase regular de la competición doméstica entre los ocho primeros

ÓLIVER SUÁREZ ARMAS Las Palmas de Gran Canaria

El Club Baloncesto Gran Canaria, que salió de inicio con Andrew Albicy, AJ Slaughter, Nicolás Brussino, John Shurna y Artem Pustovyi, quiso imponer un ritmo alto desde los primeros compases del compromiso en un Gran Canaria Arena enchufado, pero Hanga, Yabusele y Williams-Goss dieron la primera renta a un Real Madrid entonado con ocho triunfos consecutivos entre la Liga Endesa y la Euroliga (7-12, min. 5).

El combinado claretiano, sin acierto exterior frente a la zona blanca, sin poder controlar el rebote y con dos pérdidas castigadas por el cuadro de Pablo Laso, se veía superado en ambos lados de la pista. Porfi Fisac solicitaba tiempo muerto para intentar conectar a sus jugadores, respondiendo Shurna y Pustovyi a la perfección para apretar el electrónico (11-12).

La poca clarividencia en la circulación de balón y las imprecisiones en ataque lastraban a los amarillos para tener más continuidad y equilibrio en una cita trascendental. Sin embargo, aguantaban el golpe ante el arsenal madridista. Chery, Ennis y Khalifa Diop subían el ritmo y la intensidad, pero la torre senegalesa se cargaba de faltas -dos- (13-20).

Ennis, con cuatro puntos seguidos, oxigenaba a un bloque local que sufría de lo lindo en los duelos individuales al término del primer acto (17-23).

Imágenes del encuentro entre el Granca y el Real Madrid. / ACB Photo / M. Henríquez

El preparador segoviano perseguía dar con la tecla para revertir la dinámica, pero Taylor descorchaba este segundo cuarto desde la línea de 6,75 (17-26). El Granca no estaba cómodo, sin ritmo ni ideas, si bien mejoró en el rebote para poder correr y colocar un parcial de 6-0 que encendió el recinto de Siete Palmas (23-26).

Eran los mejores minutos claretianos, pero dos triple seguidos de LLull -uno doloroso sobre la bocina- y un mate de Taylor frenaron de un plumazo la reacción insular (23-34, min. 14).

El Gran Canaria, sin dirección ni contundencia, se evaporaba con el paso de los minutos (31-47, min. 17). Shurna, Pustovyi y Slaughter sostenían a los amarillos para no dilapidar el duelo al descanso ya (36-47).

Espejismo claretiano

Tras el paso por los vestuarios, el guion no varió, con un Gran Canaria incapaz de inquietar al Real Madrid. El director de juego canadiense Chery llevaba la manija y, tras cuatro puntos consecutivos, conectó a sus compañeros en busca de la hazaña. A falta de ritmo, el talento afloraba para entrar en la batalla (43-51).

Tocaba zafarrancho. La afición amarillo entendió que era el instante de tirar de sus jugadores y Slaughter acercó más a los claretianos con poco más de dos minutos jugador del tercer periodo (45-51).

Khalifa Diop facturó una falta antideportiva señalada a Taylor (46-51). El Granca, más por empuje que por convicción, apretó para exigir a un combinado de Pablo Laso que levantó el pie del acelerador. La defensa local se entonó, pero Yabusele rompió la declaración de intenciones insular desde el exterior (46-54, min. 25).

El Real Madrid conseguía correr y no necesitaba mucho para despegar en el marcador. Un mate de concurso de Yabusele y un 2+1 de LLull devolvían la tranquilidad a los blancos y el nerviosismo a los amarillos (46-59).

Tavares puso el candado a la pintura y Llull marcaba el ritmo para neutralizar el momento local. Shurna rompía el parcial de 0-8 del cuadro de Laso, pero no lograba dar un golpe sobre la mesa (48-64, min. 27).

La diferencia aumentaba y Ennis se gustaba para otorgar otra vida de cara al tramo final del cuarto y del puso en el Gran Canaria Arena (55-66). Sin embargo, el Real Madrid estaba tremendamente cómodo y esperando su oportunidad para dar la puntilla y pensar ya en la Final Four de la Euroliga de la próxima semana. Los destellos del exterior candiense no era suficientes y un 3+1 de Randolph tras llegar tarde Balcerowski complicó sobremanera la misión (57-70).

Imágens del encuentro entre el Granca y el Real Madrid. / ACB Photo / M. Henríquez

Restaban diez minutos por disputar y, en caso de no remontar, a mirar a los envites del UCAM Murcia y del Surne Bilbao Basket.

Albicy levantó a los aficionados con un triple marca de la casa en un arranque del último cuarto soñado, pero Pustovyi y Ennis no dieron continuidad en las siguientes acciones (62-70). De nuevo fue un espejismo y, tras cuatro puntos seguidos de Poirier, Fisac pidió tiempo muerto (62-72).

El Granca no se rindió, con Albicy y Khalifa Diop capitaneando el último suspiro, para apretar el electrónico (68-74, min. 35), siendo esta vez Pablo Laso el que pidió tiempo muerto. Los amarillos daban señales para creer. Ennis y Slaughter dispusieron de tiros para acercar más a su equipo, pero no anotaron y Deck, con cinco puntos seguidos, no perdonó (68-77, min. 36).

Slaughter tomó el mando (70-80), pero no había manera de pronlongarlo en el tiempo. El Real Madrid controló y venció (83-91). A pesar de la derrota, el Granca finalizó octavo la fase regular tras no aprovechar el UCAM Murcia y el Surne Bilbao Basket el tropiezo claretiano

Ficha técnica:

83 - Gran Canaria (17+22+18+26): Albicy (6), Slaughter (11), Brussino (-), Shurna (10), Pustovyi (12) -cinco inicial-, Khalifa Diop (10), Balcerowski (6), Ennis (24), Salvó (-), Stevic (-) y Chery (4).

91 - Real Madrid (23+26+21+21): Williams-Goss (11), Causeur (2), Hanga (6), Yabusele (13), Tavares (10) -cinco inicial-, Randolph (12), Abalde (7), Deck (4), Poirier (8), Llull (11) y Taylor (7).

Árbitros: Calatrava, Sánchez Sixto y Alcaraz. Señalaron técnica al entrenador del Real Madrid, Pablo Laso (min.40) y eliminaron por faltas a Williams-Goss (min. 40).

Incidencias: partido disputado en el Gran Canaria Arena ante 6.796 espectadores. La entidad claretiana rindió homenaje a Pedro Montesdeoca, médico del club durante casi tres décadas y que falleció en 2020.