Los isleños recuperan la sonrisa ante el Betis. / acb Photo / M. Henríquez

Baloncesto: Liga Endesa

El Granca somete al Betis a la mínima expresión

Los amarillos rompen el partido en un segundo parcial brillante (20-8) y ya no pasan apuros hasta el 94-70 final

Óscar Hernández Romano
ÓSCAR HERNÁNDEZ ROMANO Las Palmas de Gran Canaria

Triunfo sólido del CB Gran Canaria. Los amarillos pasan por encima de un Coosur Real Betis que solo aguantó el pulso el primer cuarto (28-21) para luego ser sometido a la mínima expresión por un cuadro local que rompió el duelo tras un brillante segundo parcial (20-8), y luego ya no pasó apuros en la segunda mitad hasta el 94-70 final. Pedía más sacrificio Fisac en la previa del encuentro a los suyos y la tuvo, de sobra, ante los sevillanos. Su defensa al límite dejó sin ideas a un rival superado, en cuerpo y alma, tras ese primer cuarto igualado.

El esfuerzo fue, una vez más, coral en la rotación amarilla. Mermado por las faltas Pustovyi, fueron Khalifa, primero, y Stevic, después, los que impusieron sus centímetros en la zona. Kramer, titular ayer, mostró destellos de su calidad, y Shurna (24 de valoración) se encargó de liderar una estadística muy superior a la de un Betis con alguna individualidad pero sin argumentos para plantar batalla en el Arena.

Los de Fisac encaran así con las mejores sensaciones su debut en la EuroCup (mañana, 20.00 horas, ante el Cedevita esloveno), una competición donde siempre ha tenido protagonismo notable, el mismo que buscan este curso.

Parcial 2-9 de inicio

Fisac apostó por un cinco físico de entrada. Con Chris Kramer, que arrastró problemas durante la semana pero se le vio perfecto, a los mandos saltó el Granca junto a Salvó, Slaugter, Pustovyi y Shurna. La actividad defensiva fue máxima desde el salto inicial en ambas canchas, en un duelo escaso en su anotación en sus primeras acciones (2-7, con el primer triple de un Todorovic que exigía mucho a Pustovoyi).

La segunda falta del pívot ucraniano obligó a Fisac a reclutar a Khalifa Diop, otro que llegaba tocado a la cita por un esguince de tobillo, mientras la escuadra bética aumentaba las diferencias con dos nuevos puntos de Todorovic, muy activo en el inicio (2-9). Slaugter y Kramer acudieron al rescate de un cuadro amarillo que recortaba diferencias gracias a un 5-0 de parcial (7-9).

Gracias a los buenos minutos de Kramer, que organizaba y anotaba, y el primer triple de Brussino, el Gran Canaria lograba por fin tomar el mando, mientras la escuadra visitante se atascaba ahora en ataque, sostenida por la defensa local al límite (16-14).

Con Albicy y Ennis el cancha, los grancanarios metieron una marcha más, estrategia que les sirvió para llevarse el primer cuarto por 28-21.

Apretó los dientes el Betis en el segundo acto en busca de recortar la distancia. Y la estrategia le funcionó gracias, además, a su puntería desde más allá de línea de tres puntos (28-27, a 6.10 para el descanso).

Sin embargo, volvió el cuadro claretiano a tomar distancia en cuanto se lo propuso. Se exigió, para ello, en defensa y comenzó a mover mucho más rápido el balón en sus acciones ofensivas, una estrategia que paralizó al Betis y obligó a Joan Plaza a solicitar tiempo muerto para reorganizar a los suyos (35-27, a cuatro minutos para el descanso).

Los isleños, a más

Y fue a más el Granca, que con los primeros puntos (siete seguidos) de Shurna y un triplazo de Slaughter firmó su mayor ventaja ante un rival acelerado ahora y con pocas ideas en ataque (46-27 tras parcial 18-0). Partido, ahora sí, más que roto.

Y así, con ventaja cómoda (48-29) y más de media victoria en su bolsillo, se marchó el cuadro amarillo a los vestuarios tras un segundo cuarto sobresaliente tanto en defensa como en ataque (parcial 20-8).

Con el viento a favor, el Gran Canaria se sintió cómodo ante un Betis, como se esperaba, que aceleró sus acciones en busca de una remontada ya, por entonces, muy lejana (56-34).

Fisac, a pesar de la distancia ya muy clara, exigió a los suyos máxima actividad para encarar la recta final sin apuros. Y sus pupilos les respondieron: 61-39, tras un 2+1 de Stevic.

A falta de un solo un parcial, el cuadro amarillo ya tenía la victoria en su bolsillo gracias al claro 70-45 que lucía en el marcador del Arena. Fue cuestión entonces de mantener la disciplina defensiva y dejar pasar los minutos para volver a sonreír tras la derrota de Andorra, donde no puedo culminar la remontada.

Contenido el tirón de orgullo del Betis sin problemas, en ese último parcial hubo tiempo, incluso, para alargar la distancia y, de paso, divertirse ante una grada encantada con la mejor versión este curso de los suyos (94-70). Próxima parada, la EuroCup. Comienzan los dobles compromisos semanales.

FICHA TÉCNICA:

94. CB Gran Canaria (28+20+22+24): Kramer (7), Salvó (6), Slaughter (7), Pustovyi (2) y Shurna (13) -quinteto inicial-; Albicy (2), K. Diop (11), I. Diop (11), Ennis (11), Stevic (9), Javi López (-) y Brussino (15).

Entrenador: Porfirio Fisac.

70. Coosur Real Betis (21+8+16+25): Carrington (7), Burjanadze (4), Almazán (3), Todorovic (9) y Pozas (5) -quinteto titular-; Evans (10), Spires (6), Agbelese (-), Bleijenbergh (2), Bertans (12) y Brown (12).

Entrenador: Joan Plaza.

Árbitros: Óscar Perea, Alfonso Olivares y Vicente Martínez. Sin eliminados.

Incidencias: Encuentro correspondiente a la sexta jornada de la Liga Endesa disputado en el Gran Canaria Arena ante 4.953 espectadores.