Kobe Bryant se une al trágico destino de Fernando Martín y Petrovic

26/01/2020

El destino de Koben Bryant, que murió este domingo en un accidente de helicóptero, se une al de otros jugadores de baloncesto que fallecieron en circunstancias trágicas, como el español Fernando Martín y el croata Drazen Petrovic.

ETIQUETAS:

Fernando Martín, el primer español que jugó en la NBA, sufrió un grave accidente de automóvil el 3 de diciembre de 1989, cuando su vehículo derrapó y chocó contra otro en la M-30 de Madrid.

Martín se dirigía en su coche, un Lancia Thema 8.32, al Pabellón de Deportes del Real Madrid, en el que su equipo se iba a enfrentar al CAI Zaragoza en un partido de Liga, aunque él no iba a jugar por una inflamación en el tendón de Aquiles.

Al parecer, el coche entró en dicha vía por el acceso procedente de la Avenida de América a gran velocidad, derrapó, cruzó la mediana y fue a estrellarse contra un Opel Kadett conducido por Ricardo Delgado Cascales, quien sufrió graves heridas en el parietal izquierdo y en la pierna izquierda, por lo que tuvo que ser ingresado en el hospital La Princesa.

Fernando Martín fue trasladado a las 15.30 al centro Ramón y Cajal.

Según el informe médico del resultado de la autopsia, la muerte del jugador fue debida a un traumatismo craneoencefálico, politraumatismo y shock traumático agudo.

A las 16.30 horas de esa misma tarde, quedó emplazada en el Pabellón de la Ciudad Deportiva del Real Madrid la capilla ardiente con sus restos mortales, que previamente fueron embalsamados en el Instituto Anatómico Forense.

El 7 de junio de 1993, a las 15.20 horas, el jugador croata Drazen Petrovic, de los Nets de Nueva Jersey, murió en un accidente de tráfico ocurrido en la autopista alemana A-9, entre Nuremberg y Múnich, a la altura de la ciudad de Dekendorf.

Petrovic que viajaba de vacaciones a Croacia, donde se dirigía para visitar a su familia, murió en el acto, en una colisión frontal del vehículo en el que viajaba y un camión de gran tonelaje que invadió el carril contrario.

El conductor del camión resultó ileso y las dos jóvenes, una alemana y otra estadounidense, que viajan con Petrovic sufrieron heridas graves. Petrovic ocupaba el asiento de al lado del conductor, de un Volkswagen Golf conducido por la joven alemana de 23 años.

Sus restos mortales fueron trasladados el día 10 de junio a Zagreb para ser homenajeado por la afición croata en el Pabellón del Cibona, que pasó a llamarse Centro Memorial Drazen Petrovic.

El 11 de junio fue enterrado en el cementerio Mirogoi de Zagreb.