El italiano Luca Papi desea cumplir con su locura de 392 kilómetros

09/02/2019

Luca Papi está de nuevo en Gran Canaria. El italiano, residente en París, ha cogido sus vacaciones y, junto a su mujer y su hijo, estará tres semanas en la isla, con el objetivo de finalizar la aventura de la 360º y luego cumplimentar el recorrido de la modalidad reina de 128 kilómetros.

El año pasado se propuso la locura y no la pudo conseguir, pero este año Luca Papi vuelve a la carga con la intención de volver a finalizar la aventura de la 360º de 264 kilómetros y a continuación estar en la salida de la prueba reina de 128 kilómetros y cruzar la meta en ExpoMeloneras. En 2018 cumplió con el primer objetivo, pero en el segundo tuvo que abandonar por la zona de Teror.

El italiano, residente en París, se ha convertido con su reto en uno de los rostros más conocidos para los aficionados del trail running en Gran Canaria. Recientemente participó en la Artenara Trail y ya está de vuelta en la isla pasando su periodo de vacaciones junto a su familia. «Descubrí esta isla gracias a la Transgrancanaria y estoy maravillado. He decidido pasar las vacaciones aquí, aprovechando la celebración de la prueba y mi objetivo vuelve a ser la 360º y la Transgrancanaria de 128 kilómetros», comentó ayer durante la presentación.

Luca Papi nació al norte de Milán y lleva más de 20 años viviendo en Francia. Trabaja en Disneyland París como operario de atracciones y el trail es su gran afición. Se ha convertido en los últimos años en un referente de la ultradistancia y tiene a sus espaldas Maratón des Sables, Tor des Geants, Grand Raid de Reunion o Transgrancanaria 360º.

Está feliz en la isla junto a su mujer y su pequeño, Vivien. Viaja por el mundo para descubrir lugares y ha quedado enamorado de la isla. «El año pasado descubrí gracias a la 360º lo que es esta isla, y aluciné. No podía imaginar tanto contraste y quedé maravillado. Este año vuelvo con la intención de conseguir ese difícil reto, pero creo que estoy preparado para ello. Lo que tengo que hacer es llegar el viernes a meta de la 360º lo antes posible. Jajaja», comenta con su habitual sentido del humor.

El objetivo de Luca Papi en la Transgrancanaria es una locura mayúscula, pero él disfruta de un deporte que descubrió hace 8 años y que ha cambiado su filosofía de vida.

A sus 38 años de edad, este corredor del equipo WAA quiere seguir sumando retos en su vida deportiva y éste de la Transgrancanaria lo tiene entre ceja y ceja.

Estos días previos a la carrera los aprovechará para seguir entrenando y disfrutando de lo senderos de la isla. La zona de Artenara le encanta, así como la costa que va desde Agaete a La Aldea, «y el barranco de Los Cernícalos», apostilla.

Muchos aficionados al trail estarán siguiendo la aventura de Luca Papi con especial interés. 392 kilómetros le esperan.

20.765 metros de desnivel positivo

Desde el 20 de febrero. Luca Papi tomará la salida, con el resto de aventureros de la 360º, el miércoles 20 de febrero, a las 9.00 horas. Por delante le esperan un total de 264 kilómetros, con 13.265 metros de desnivel positivo. Saldrá desde ExpoMeloneras y pondrá rumbo a La Aldea, Artenara, Santa María de Guía, Valsequillo, Santa Lucía y vuelta a San Bartolomé de Tirajana.

Llegar lo antes posible. Su intención es acabar la 360º el viernes 22 de febrero, «pero debo hacerlo lo antes posible», recalca. Es clave la hora de finalización de la 360º para conocer cuántas horas de descanso tendrá para acudir por la noche, a las 23.00 horas, a la salida de la modalidad reina de 128 kilómetros.

Cambiar de dorsal. Dejar el dorsal de la 360º y ponerse el de la modalidad de 128K es un primer paso. El año pasado se quedó en Teror, pero su intención es cubrir el recorrido y alcanzar por segunda vez la meta junto a ExpoMeloneras, centro neurálgico del evento.