Borrar
Jesús Carmona, en un momento de 'Baile de bestias'. C7
Jesús Carmona: «Queda mucho por explorar en el flamenco y la danza española»

Jesús Carmona: «Queda mucho por explorar en el flamenco y la danza española»

El bailarín y coreógrafo protagoniza el montaje 'Baile de bestias' el sábado, 6 de abril, en el Teatro Cuyás de la capital grancanaria

Victoriano Suárez Álamo

Las Palmas de Gran Canaria

Miércoles, 3 de abril 2024, 02:00

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

Una cita con los demonios interiores. Esas bestias indomables que marcan, en muchas ocasiones, el devenir existencial de todos. Bajo este prisma se desarrolla el espectáculo 'Baile de bestias', ideado, dirigido y protagonizado por el bailarín y coreógrafo Jesús Carmona, que se representará el próximo sábado, 6 de abril, a partir de las 19.30 horas, en el Teatro Cuyás de la capital grancanaria.

El ganador de dos premios Max define este espectáculo, en el que cuenta con el multi-instrumentista Manu Masaedo, como «un proceso», que se desarrolla durante un amplio «arco creativo que empieza desde la observación» hasta culminar en lo que el espectador percibe desde el patio de butacas. «La obra pasa de la oscuridad para lograr una luz interna y externa que parte de unos sentimientos muy primarios», que no son otros que esas bestias internas.

A partir de esa mirada interior, Jesús Carmona ha creado «un discurso propio con todo tipo de bestias, algunas dañinas y otras que te abrazan», añade. Y para dar forma a 'Baile de bestias', ha vuelto a mirar hacia su propio universo creativo y personal. «Creo desde necesidades personales y propias, porque creo que es el lugar desde el que debe crear el artista», subraya.

Hundimiento y salida

El Premio Nacional de Danza 2020 defiende que esta creación de danza contemporánea aporta mucha luz, aunque cuenta con pasajes oscuros. «Suelo decir que 'Baile de bestias' es como un prospecto que sirve para no caer en el boquete y si se cae, saber salir del mismo. Es un proceso de crecimiento, de cómo nos hundimos y de las herramientas que tenemos a nuestra disposición para conseguir salir», señala.

La pandemia desatada en marzo de 2020 no influyó en el proceso creativo que dio lugar a 'Baile de bestias'. A priori, porque Jesús Carmona fue variando su visión con el paso del tiempo. «Es fruto de un proceso interno, de algo que estaba dentro de mí, que ni siquiera sabía su nombre. Apareció, lo asenté y lo asumí. Durante la pandemia, como todo el mundo, estuve dentro de una fuerte depresión que hizo que necesitara de la danza para curarme. En ese tiempo creé el montaje y obviamente estuvo bañado de todas esas emociones», confiesa Carmona.

Coordinación máxima

Sobre el escenario, 'Baile de bestias' cobra vida con el baile de Jesús Carmona y con la presencia del músico Manu Masaedo. «Tenía muchas ganas de trabajar con Manu. Lo admiraba musicalmente. La música se hizo junto con la coreografía, como un guante para una mano. Cada acorde nacía junto con cada movimiento y cada movimiento junto con cada acorde. Fue un trabajo de alquimia, muy de amasar porque lo que queríamos era crear algo desde la verdad», rememora el bailarín y coreógrafo.

La escenografía de Emilio Valenzuela y la iluminación de Luis Perdiguero tienen mucho peso. «El trabajo que hizo Luis para la iluminación fue excepcional. Ilumina la escenografía de tal manera que crea ilusiones y lugares distintos dentro de lo que es una caja negra», explica el ganador del Premio Benois de la danza en 2021.

Director del Ballet Español de la Comunidad de Madrid

Jesús Carmona desembarca en la capital grancanaria en un momento «de madurez», en el que reconoce que tiene muy claro hacia donde se dirige. Tanto con su compañía como en el nuevo reto que acaba de asumir, la dirección del Ballet Español de la Comunidad de Madrid.

Tres imágenes de 'Baile de bestias'.
Imagen principal - Tres imágenes de 'Baile de bestias'.
Imagen secundaria 1 - Tres imágenes de 'Baile de bestias'.
Imagen secundaria 2 - Tres imágenes de 'Baile de bestias'.

Dice que aspira a ser «estudiante y aprendiz toda la vida», dentro de una búsqueda constante de nuevos retos creativos, siempre con «ilusión y responsabilidad». Para ello, este artista que fue primer bailarín del Ballet Nacional de España tiene claro que es clave conocer la tradición. «Queda mucho por explorar, el flamenco y la danza española son artes que están vivas y surgimos artistas que tenemos necesidades que no se abrazan con la tradición. Pero lo importante es conocer esa tradición para ser consciente de lo que se hace. Para coger un arte con esos cimientos y meter las manos en la masa hay que hacerlo con respeto máximo y un conocimiento enorme, porque si no se transforman en arenas movedizas», defiende.

Jesús Carmona tiene claro que la danza tiene público en España. Incluso, tras las restricciones por la pandemia, en mayor medida por «las ganas de directo que tiene el público joven». «Queda un trabajo muy potente por hacer para equipararnos con la ópera o la zarzuela. Ni siquiera el ballet clásico lo ha logrado. Es muy complicado estar programados en distintos espacios. Los programadores siguen anclados en una época pasada, donde les daba miedo la danza porque pensaban que no se entiende y no llena. En España debería haber un teatro nacional que programe danza todo el año. También hace falta una mayor unión en el sector para que la danza deje de ser la hermana pobre. Se han dado pasos, pero queda mucho para llegar a donde se tiene que llegar», aclara.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios