Borrar
Diálogo literario con figuras nacionales, una de las apuestas desarrolladas en el Espacio Jesús Arencibia, en la pasada legislatura. C7
La Sociedad de Promoción de la capital grancanaria duplica su déficit y aparta dos meses al gerente

La Sociedad de Promoción de la capital grancanaria duplica su déficit y aparta dos meses al gerente

El Consejo de Administración, celebrado este miércoles, acuerda realizar una auditoría externa de los últimos cinco años

Victoriano Suárez Álamo

Las Palmas de Gran Canaria

Jueves, 28 de marzo 2024, 01:00

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

El consejo de administración de la Sociedad de Promoción de Las Palmas de Gran Canaria aprobó este miércoles las cuentas del ejercicio correspondiente al 2023, que arrojan, según las fuentes consultadas, un déficit de 3.251.324, 46 euros. En la misma reunión se acordó la realización de una auditoría externa de los últimos cinco años del organismo y se aparta durante dos meses al gerente, Agustín Díaz, con un permiso retribuido, a la espera de los resultados de esta investigación de las cuentas.

La Junta General de junio del pasado año aprobó un cambio de organigrama que implicaba la creación de «una estructura bicéfala que separa la dirección administrativa y de recursos humanos de la de gestión cultural». Agustín Díaz, hasta ese momento gerente de la Sociedad, fue designado para la primera y meses después se nombró a María Elena Rodríguez Henríquez como nueva gerente.

Las cuentas aprobadas este miércoles, y que se presentarán el lunes en el Registro Mercantil, muestran que el déficit que ya arrastraba la Sociedad de Promoción desde el 2022 no solo no ha disminuido, sino que se ha duplicado. Conviene recordar que las cuentas del 2022 se cerraron con un déficit de 1.612098,92 euros y el mismo asciende al final del pasado ejercicio a 3,2 millones.

7,1 millones de deuda a los proveedores

Las deudas a los proveedores, según las cuentas presentadas al consejo de administración, reflejan también un incremento significativo. Así, se cierra el ejercicio correspondiente al pasado año con 7.107.892,80 euros pendientes de pago.

Se trata de un incremento de 2.228.157,55 euros durante el último año, ya que en el 2022 los pagos pendientes a los acreedores ascendieron a 4.879.735,25 euros.

Hay que tener en cuenta que la Sociedad de Promoción acapara la mayor parte de la actividad cultural del Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria y las dos principales fiestas de la ciudad, las Fundacionales y el carnaval.

Conviene contextualizar estos resultados y aclarar que esta situación económica de la Sociedad de Promoción se gestó con Augusto Hidalgo como alcalde. En la pasada legislatura, la concejala de Cultura Encarna Galván presidía la Sociedad de Promoción, cargo que ahora ostenta Inmaculada Medina.

El grueso del déficit de 3,2 millones con el que se cierra el 2023 se gestó durante el primer semestre del año, antes de las elecciones de mayo, según las fuentes consultadas. Durante ese tiempo, se celebró el carnaval, se ejecutó la mayor parte de la actividad cultural del año -incluida la puesta de largo de una programación en el Espacio Jesús Arencibia de Tamaraceite, que funcionaba con un generador externo y sin aire acondicionado- y se determinó el gasto de las Fiestas Fundacionales, que se desarrollaron a posteriori.

Se frena la actividad

El nuevo grupo de gobierno, con Carolina Darias como alcaldesa, echó el freno a la actividad cultural desde el verano de 2023. La programación se redujo a mínimos, para que el déficit y las deudas a los proveedores no siguieran en ascenso, según las fuentes consultadas.

El nuevo concejal de Cultura, Adrián Santana, apuntó en una entrevista concedida a este periódico el pasado otoño que en las primeras semanas de enero de 2024 confiaba tener «el contador a cero» con las deudas que se arrastraban desde antes de 2022, así como las contraídas durante el pasado año. Acabó febrero y este augurio no se hizo realidad, aunque desde el sector cultural explican que se ha pagado una parte importante de las deudas durante el trimestre que culmina este domingo.

El último antecedente en pleno

El artículo 19 de los Estatutos de la Sociedad de Promoción regula la posible existencia de pérdidas, de tal forma que «deben ser enjugadas íntegramente» por el Ayuntamiento con cargo al presupuesto municipal.

En el Pleno municipal celebrado el 27 de octubre del pasado 2023, se aprobó una inyección de 4,51 millones para que esta entidad pudiera hacer frente a las pérdidas de 1,61 millones de euros de 2022, así como al sobrecoste de algunos eventos (1,04 millones de euros), al expediente de capitalidad cultural europea (200.000 euros) y a gastos del carnaval para los que no se tenía consignación presupuestaria (1,66 millones).

Se dispara la espera media para cobrar

El sector cultural ha pasado un calvario en los últimos años a la espera de que la Sociedad de Promoción del Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria le pagara por las actividades programadas y ejecutadas.

Tal y como ha informado este periódico en repetidas ocasiones, muchas promotoras, compañías y artistas, que prefieren mantener el anonimato, llevan los últimos ejercicios en una situación financiera límite, que ha generado incluso despidos y la caída de varios proyectos.

En las cuentas aprobadas por el consejo de administración celebrado este miércoles en el palacete Rodríguez Quegles de la capital grancanaria se especifican el periodo medio de pago de los dos últimos ejercicios. El mismo, en 2022, se fijó en 36,13 días, mientras que en 2023 ascendió a 65,22 días, según las fuentes consultadas.

En los últimos meses los pagos de facturas atrasadas se han dinamizado, pero varias empresas del sector consultadas por este periódico este miércoles confirman que aún quedan muchas pendientes de pago.

Adrián Santana, concejal de Cultura desde las elecciones de mayo del pasado año, respondía así cuando se le cuestionó en una entrevista publicada en CANARIAS7, el 18 de noviembre de 2023, sobre esta situación: «Yo he pedido disculpas. Lo hemos hecho en el pleno y hemos dicho que había que remediar esta situación. Hay familias y personas que llevan un año e incluso un poco más sin cobrar lo que habían trabajado. Mi deber es solucionarlo. La mejor disculpa es esa. Desde el día uno hice un ejercicio de transparencia. La situación no era la mejor. Se lo dije a todos. La realidad me ha dado la razón. Hay quienes lo han comprendido y hay quienes no lo han hecho. Es normal. Pero los hechos no se pueden modificar sino solucionarlos. Hay que dar la cara y no tengo problema en hacerlo».

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios