La actriz grancanaria Saida Santana, en una imagen de archivo. / C7

Saida Santana: «Se ha hablado poco de la mujer campesina y su papel es muy importante»

La actriz protagoniza este jueves el monólogo teatral 'La Indiana' en la Casa de Colón, en un pase gratuito que requiere de inscripción previa

Victoriano Suárez Álamo
VICTORIANO SUÁREZ ÁLAMO Las Palmas de Gran Canaria

La actriz grancanaria Saida Santana, que por cuestiones profesionales vive a caballo entre España y Estados Unidos, estrena este jueves en la Casa de Colón de su ciudad natal el monólogo teatral 'La Indiana', en el que revive la experiencia vital de su bisabuela Antonia Alemán.

«Se ha hablado poco de la mujer campesina y creo que es muy importante. Incluso, en la Universidad de Nueva York se estudia, de la mano de la profesora María Hernández», apunta la intérprete isleña mientras ultima los detalles técnicos del montaje que protagoniza en solitario a partir de las 19.30 horas, que es gratuito y para el que se requiere de una inscripción previa en la siguiente dirección: www.casadecolon.com/actividades.

En esta institución de Vegueta se desarrolla la puesta de largo en vivo de este montaje, que Saida Santana dio a conocer en 'streaming' en 2020. « En realidad, la Indiana ha estado siempre muy presente en mi familia. Ella se encargó de criar a mi padre y le dejó un legado de libertad impresionante. Las enseñanzas y las anécdotas más profundas que él me ha contado venían de ella, una mujer campesina», destaca la actriz que contó con la colaboración de su padre durante el proceso de documentación previo para este monólogo escénico.

«El legado de mi abuela es súper feminista, porque ella hablaba de independencia y libertad. Era feminista sin saber lo que es ser feminista. Se negó a casarse por segunda vez y se ganó el respeto de los campesinos cuando se hizo empresaria y emprendedora. Fue una adelantada a su tiempo y por eso respetaban a Antoñita la Indiana», subraya con emoción.

Antonia Alemán, punto neurálgico del proyecto, en 1905 se fue para Cuba «en busca de un futuro mejor». «Se fue enamorada y recién casada para trabajar la tierra en una finca de un hacendado. Allí estuvo diez años, en los que tuvo cinco hijos. Cuando se queda viuda, decide retornar, porque allí no puede sola con todo. De vuelta en Gran Canaria le dicen que se case con su pretendiente de toda la vida, pero dice que no y saca a la familia adelante», explica Santana.

Bajo el brazo, su bisabuela volvió al archipiélago con algo más que una familia. «En Cuba aprendió cómo se plantaba la semilla del rábano. Y eso es lo que comienza a vender en Gran Canaria desde 1915, lo que fue vital para el autoabastecimiento de muchas familias», puntualiza.

Saida Santana destaca que su bisabuela era «leída». «Su padre se dedicaba a las particiones de herencias y le enseñó a leer y escribir. Por el contrario, su hija Josefa no aprendió. Igual que su madre, se quedó viuda a los 42 años, con un niño de seis días, recién nacido, que era mi padre. Por eso mi bisabuela lo crió. Siempre vivió como si tuviera dos madres», dice la actriz que tuvo la fortuna de conocer a la persona que inspira su montaje, ya que su bisabuela falleció cuando ella contaba con seis años.

Reconoce que levantar esta pieza le «toca mucho» y que se decidió por hacerlo cuando unas amigas se lo sugirieron en Estados Unidos. «Yo estaba con el montaje de Josefina de la Torre y me dijeron que me dejara de contar la vida de otros y lo hiciera con mi bisabuela. El punto de partida fue con mi padre, para corroborar fechas», rememora.

Optó por un monólogo y no un montaje al uso porque le da mayor «independencia» y le facilita su labor como docente en Madrid y Nueva York.

Durante este espectáculo de 65 minutos, la actriz reconoce que las pinceladas de ficción son mínimas. «Solo hay dos pequeños detalles para no confundir al público. Todo lo demás es real. Incluso, nos percatamos de que había un dato erróneo y lo corregimos. Todo es muy personal, incluido los nombres, y solo hay una licencia poética, durante la muerte de su marido por un ataque al corazón», avanza sin entrar en más detalles.

Para distintos aspectos técnicos de 'La Indiana' Saida Santana ha contado con la colaboración de Paulina Gálvez, Vicente Sanz de León y Fernando Calzadilla. «Me gustaría que el montaje pueda girar por las islas en los próximos meses. Que pase por los teatros de todos los municipios y también por los institutos y colegios, porque creo que es importante que se conozca la historia de las mujeres rurales canarias», señala.