J Balvin. / foto: afp | Vídeo: ep

Rosalía y Sanz, galardonados en unos Grammy latinos que coronan a Residente

La catalana se llevó tres premios, entre ellos el de mejor canción urbana por 'Yo x ti, tú x mí', y el madrileño, el de mejor grabación por 'Contigo'

Iker Cortés
IKER CORTÉS Madrid

¿Quién iba a imaginarse que en estos tiempos, donde prima la inmediatez y lo fugaz, un tema de más de siete minutos iba a recibir el galardón a la mejor canción del año en los Grammy latinos? Residente, fundador y vocalista de Calle 13, es el autor de 'René', una pieza de corte intimista y autobiográfico -evoca con nostalgia la niñez y habla de la desaparición de muchos de sus amigos, de sus depresiones, de la música, de la soledad en lo más alto y también de cómo el negocio acaba corrompiendo el arte- que acumula ya más de 148 millones de visualizaciones en YouTube y más de 59 millones de escuchas en Spotify.

Curiosamente, el puertorriqueño pidió a sus compañeros, durante el discurso de agradecimiento, que se olvidaran de los algoritmos de internet, de las listas de éxitos y de las redes sociales: «El arte no se hizo para establecer récords, no estamos en las olimpiadas».

Fue uno de los pocos discursos memorables en una gala extraña, conducida por la actriz mexicana Yalitza Aparicio, que al no poder reunir a los artistas a causa de la pandemia, visitó ciudades como Madrid, Buenos Aires, Río de Janeiro, Guadalajara (México) o Miami, a fin de conectar todos los rincones de la cultura latina.

El premio al mejor álbum del año fue para Natalia Lafourcade por 'Un canto por México', un trabajo en el que intercala la reinterpretación de clásicos de su tierra como 'Cucurrucucú paloma' o 'Veracruz' con temas de su propia autoría y que echó a andar después de la celebración de un concierto solidario tras la serie de terremotos que asoló el país. Alejandro Sanz se hizo con otro de los galardones estrella de la noche, el de la grabación del año, por 'Contigo', un tema del disco 'Tributo a Sabina. Ni tan joven ni tan viejo', que ha pasado sin pena ni gloria por las radiofórmulas y las plataformas de 'streaming'.

El madrileño, que optaba también a la mejor canción del año por dos temas -'#ElMundoFuera' y 'For Sale', este con Carlos Vives- suma así su vigesimoquinta estatuilla de unos premios que anoche festejaban la música latina en un año especialmente complicado para la industria.

Las mejores imágenes de la gala.

Galería. Las mejores imágenes de la gala. / afp

El de Sanz no fue el único premio con acento español. Tras obtener el pasado año el galardón al mejor álbum por 'El mal querer', entre otros, Rosalía se hizo con tres estatuillas, la de mejor canción urbana, por 'Yo x ti, tú x mí', que canta junto a Ozuna, y que se ha llevado también el premio a la mejor fusión o interpretación humana, y la que distingue al mejor vídeo en versión corta para 'TKN', el tema que facturó junto a Travis Scott, figura internacional del hip hop.

«Muchas, muchas, muchas gracias. ¡Uff! ¡Tengo tantas ganas de traer nueva música!», escribió la autora de 'Malamente' en Twitter, junto a un vídeo en el que, al volante, celebraba eufórica la noticia. Se le escapó, eso sí, su nominación a mejor canción pop rock por 'Dolerme'.

La representación española en los Grammy latinos no se quedó ahí. El guitarrista orensano Daniel Minimalia se hacía con un galardón al mejor álbum instrumental por 'Terra' y el mejor álbum de flamenco fue a parar a un «superemocionado» Antonio Rey por 'Flamenco sin fronteras'.

¿Lo más sorprendente? Que el reguetón, el género urbano por excelencia, pasó casi desapercibido en el palmarés. J Balvin, que entregó una de las mejores actuaciones de una noche en la que también actuaron Nathy Peluso, Marc Anthony, Bad Bunny, Ricky Martin, Alejandro Fernández o José Luis Perales, solo obtuvo el galardón al mejor álbum de música urbana por 'Colores'. Y eso que partía como favorito con trece nominaciones. Bad Bunny, por su parte, era candidato a seis premios, pero tuvo que conformarse con el de mejor interpretación de reguetón por 'Yo perreo sola'.