Raquel Amegashie presenta sus nuevas creaciones en 'Intimate'. / JUAN CARLOS ALONSO

Raquel Amegashie abre su alma

La artista grancanaria despieza emociones y vivencias en las diez canciones de 'Intimate', un trabajo a fuego lento que ve la luz sin limitarse a estilos y corrientes impuestas

David Ojeda
DAVID OJEDA Las Palmas de Gran Canaria

Raquel Amegashie se encuentra en una carrera de fondo. La artista grancanaria presenta estos días 'Intimate', una colección de canciones que fluyen de sus experiencias y que no se quieren limitar a una sonoridad concreta. Esta actriz, cantante y compositora consuma una obra a fuego lento que nació antes de la pandemia y que se ha reconfigurado a brazadas mientras los días se hacían más estrechos.

Su mentalidad se ha vuelto más optimista con el tiempo, según confiesa. Por eso 'Intimate' sale ahora al mercado, sin que su creadora pare a preguntarse si es el tiempo adecuado. «Sé que es un momento difícil para sacar un disco pero ya hace tiempo que este proyecto estaba en mi mente. Creo, además, que la gente también necesita escuchar música y avanzar. Tengo también muchas ideas que quiero sacar adelante y esta publicación también supone avanzar y cerrar un ciclo. Le he metido mucho tiempo y ganas. Estaba previsto para antes de la pandemia por lo que también entendía que para cerrar esa etapa tenía que aparecer en este momento», cuenta.

'Intimate' llevaba tiempo gestándose. Un periodo complejo en el que la gente tuvo que replegarse a sus casas y aguardar con impaciencia que la crisis sanitaria se diluyera. Por contra, ese no fue un mal momento para Amegashie. Todo lo contrario, fueron días en los que pudo volver a trabajar sobre canciones como 'Be a Star', 'No digas nada' o 'Une Chanson'. «He sido más optimista en la última etapa, que es algo que me resulta muy curioso. Yo siempre digo que hago para mí musicoterapia. Me gusta mucho hablar de las experiencias que vivo. Por eso para mí las letras y jugar con las transiciones es muy importante. Por eso justamente la última etapa, en la que necesitaba ser más optimista por lo que se veía alrededor, me salieron las canciones así. Es algo curioso. Como una necesidad», explica durante la entrevista con este periódico.

La artista ha querido plasmar todos los sonidos que le seducen en un disco ecléctico y que no se límita a géneros

Y es que en los meses más crudos encontró la paz para reimaginar algunas de las creaciones. Un tiempo que dio madurez al resultado final. «Como veía que el año pasado al final no iba a poder salir decidí trabajarlo todo mucho más despacio. Sentarme con el productor. Jugar incluso con arreglos que de primeras no tenía la intención de meter y, por supuesto, la magia de al final tener más tiempo para experimentar. Hace un año el disco no sonaría como lo hace ahora», dice.

Raquel Amegashie no para. Lleva años forjando una carrera artística desde abajo. Implicada en distintos proyectos, en el momento de lanzar 'Intimate' se siente en un periodo de madurez que inevitable se filtra en la textura de sus canciones. «Hay una evolución clara. Se nota incluso la música, la forma de comunicar todo e incluso lo que quiero comunicar ha cambiado al ritmo al que yo he madurado. Para mí ha sido un reto porque a la hora de interpretar algunas canciones tengo que volver a cómo me sentía en el momento en el que las cree. Porque si no no tiene sentido», expone.

Raquel Amegashie. / juan carlos alonso

Lo que no cambia es que su verdad está presente en sus letras y en su sonido. Solo quiere comunicar desde su alma y eso está presente en cada corte del disco. «Cuando ya has probado con gente, las ha tocado en directo, ya vas cribando y se quedan muchas canciones fuera. Quería tener un concepto más concreto de lo que quería meter en el disco y los distintos estados de ánimo. Creo que al final que cada uno ve la música de una manera. Y yo que soy amante de la música, me gustan todos los estilos. me siento cómoda con algunas cosas. Disfruto mucho escuchando rock duro pero luego no me identifico con ello a la hora de cantar. Por eso cuido de esa forma las letras y la forma de las transiciones. Ahí se nota mucho la influencia del cine, se nota que soy de comunicación audiovisual, como si fueran bandas sonoras. Por eso juego mucho con las intros, en estos tiempos en los que parece que todas las canciones deben ser cortas y tienen que impactar», añade.

Amegashie tampoco se quiere limitar. Quiere crear y, por consiguiente, comunicar lo que le apetezca y cómo le apetezca. Le da igual el sonido que utilice y las críticas que reciba. «Es una cosa que me critican. Hay quien me dice que me debo definir en estilo. Tenemos siempre la tendencia a poner etiquetas y hacer una cosa concreta. En este disco he hecho lo que me apetecía y he disfrutado muchísimo. Que para mí era muy importante. A la hora de consumir música me gusta escuchar de todo y he querido también tener esa libertad a la hora de hacer el disco», indica.

La artista, que ha participado como actriz en series como 'The Witcher' o 'Hierro', lanza estas diez canciones construidas con su productor Miguel Guti y sobre una base de experimentación por sonidos desde el pop al jazz pasando por la tradición francesa. Como carta de presentación el disco se cierra con una canción titulada 'La penúltima'. Toda una declaración de intenciones de que quedan muchas por llegar.