El escritor Salman Rushdie / EP

La prensa iraní aplaude el intento de asesinato contra Rushdie

Las autoridades políticas y religiosas del país no se han pronunciado aún sobre el ataque que ayer sufrió el escritor

Javier Arias Lomo
JAVIER ARIAS LOMO

La prensa vinculada a las autoridades la república islámica de Irán han aplaudido el intento de asesinato producido ayer contra el escritor británico de origen indio Salman Rushdie durante un evento en el estado de Nueva York, el cual ha dejado al antiguo ganador del premio Booker, perseguido durante años por un edicto del fallecido ayatolá Jomeini, ingresado en estado muy grave.

El Gobierno del país aún no ha emitido un declaración en firme, pero los sectores de la prensa vinculados al estamento clerical del país sí que se han pronunciado al respecto. El periódico conservador 'Keyhan', cuyos responsables son directamente nombrados por el actual líder supremo, Ali Jamenei, han tildado al agresor, Hadi Matar, como un «hombre valiente y consciente de su deber» antes de aplaudirle por atacar «al apóstata y depravado Salman Rushdie». Mientras que la primera página de hoy del diario 'Jorasan', el decano de los periódicos del país, aplaudía el intento de asesinato y rezaba «Satán va camino del infiermo».

El portal Eghtesad Salem, otro diario conservador, hacía referencia hoy a que lo ocurrido envía un mensaje a Estados Unidos y a sus responsables políticos, «que deberán temer la venganza de Irán». Otros como el reformista Etemad se han limitado a informar del apuñalamiento contra Rushdie sin ofrecer opiniones al respecto.

Las autoridades políticas y religiosas, por su parte, han optado por la prudencia y a esta hora no han hecho declaraciones sobre lo ocurrido. En las redes sociales, algunos sectores han reaccionado celebrando el ataque y han compartido una proclamación del ayatolá Jamenei afirmando que la fatua contra Rushdie «era el disparo de una bala que no se detendrá hasta que alcance su objetivo».

El único responsable iraní que se ha manifestado hasta ahora al respecto ha sido el asesor del equipo de negociadores sobre el acuerdo nuclear iraní, Mohamed Marandi, quien ha declarado su indiferencia sobre la salud de Rushdie en un mensaje en Twitter: «No voy a llorar por un escritor que escupe un odio y un desprecio interminables por los musulmanes y el islam».

El impactante ataque a Rushdie también ha provocado la reacción de distintos líderes mundiales. «Su lucha es nuestra lucha, es universal. Ahora más que nunca, estamos a su lado», ha escrito el presidente francés, Enmanuel Macron, en las redes sociales.

Desde la Casa Blanca también aseguraban ayer por la noche que el ataque a Rushdie se trataba de algo «espantoso». «Todos estamos rezando por su pronta recuperación y estamos agradecidos con los buenos ciudadanos y los socorristas por ayudarlo con tanta rapidez», rezaba el mensaje de Jake Sullivan, asesor de Seguridad Nacional de la Casa Blanca.

El Gobierno español ha sido otro de los que ha querido condenar el ataque al escritor. Lo ha hecho a través del ministro de la Presidencia, Relaciones con las Cortes y Memoria Democrática, Félix Bolaños, quien ha alertado de que el «fanatismo y el extremismo» son una «amenaza» para la «convivencia, las democracias y la necesidad» de los seres humanos de «vivir en paz».

También fuera de la política se suceden los mensajes de ánimo para Rushdie. El novelista británico Ian McEwan, amigo íntimo del escritor, ha asegurado que el autor de Los versos satánicos no será «amedrentado» por el ataque que sufrió el viernes durante una conferencia en Nueva York. «Este espantoso ataque contra mi querido amigo Salman representa un asalto contra la libertad de pensamiento y de palabra», ha asegurado McEwan en un comunicado publicado en su página web oficial.

Temas

España