A modo de selfi cultural

«Me tomaría un café con Galdós, un escritor inmenso y un visionario político y social»

23/11/2018

La actriz grancanaria nacida en Cádiz se sometido a nuestro cuestionario semanal sobre usos y costumbres culturales.

— ¿El libro que nunca olvidará? ¿Y por qué ese?

Platero y yo, porque fue el primer libro de mi infancia-adolescencia que me hizo amar la lectura. Me atrapó aquello de «Platero es peludo, suave...»

— ¿El libro que siempre recomendará a otros?

El Quijote, sin duda alguna. Y sí, soy de las que me lo he leído. Me lo leí hace dos años y me entusiasmó. Es una obra maestra en toda regla, y aunque esto pueda sonar a tópico, no lo es en absoluto. Verdaderamente es un libro con todos los ingredientes necesarios para atrapar al lector: habla de los valores humanos, de las virtudes y las miserias con las que vive el hombre, tiene aventura, humor...

— ¿El escritor (vivo o muerto) con el que le gustaría tomarse un café?

— Pérez Galdós. Aparte de ser un escritor inmenso, creo que fue un visionario político y social. Claro que me encantaría tertuliar con Galdós, con Dickens, con Dostoyevsky, con Tolstoy, con Arthur Miller... Me gustaría mucho hablar de sus obras con ellos. No de sus vidas.

— Si ve películas, ¿prefiere verlas en casa, en dispositivos móviles o es de los que todavía va al cine?

— Cine. Pero el cine, cine, con su pantalla y sus butacas. Sin butacas reclinables y sin catering adicional. Para eso me quedo en mi casa y voy a la cocina.

— ¿La película que no se cansa de volver a ver?

Días de vino y rosas. Me encanta el cine clásico y en concreto esta película. Es el fiel reflejo de lo que una adicción te puede producir. De cómo podemos en un momento pasar de ser la estrella de nuestra propia vida a estrellarnos y llevarnos por delante a las personas que más queremos.

— ¿Qué personaje del cine le habría gustado ser?

— Violet Weston, personaje interpretado por la gran Meryl Streep en la película Agosto. Si eres capaz de interpretar eso, ya puedes retirarte a gusto. Aunque espero que Meryl Streep no se retire nunca.

— Defina sus gustos musicales.

— El rock es mi preferido, pero tampoco le hago ascos al blues, al flamenco... Me encanta el cantaor por excelencia, el mejor, Camarón de la Isla y me emocionan mucho las canciones de Pasión Vega.

— ¿La canción que casi siempre acaba tarareando?

Somebody to love, de Queen.

— ¿Es usted de los que se ha vuelto adicto a las series de televisión? En caso afirmativo, ¿a cuál o cuáles está enganchado ahora?

— Sí, Billions. Habla del poder del dinero y de la ambición desmedida, desgraciadamente, algo que, en este mundo de desigualdades sin límite, está a la orden del día. Me gusta mucho el tratamiento y el cuidado que los americanos le dan a la ficción. Además Paul Giammatti me encanta.