La diferencia como punto de unión

13/07/2019

Cada uno tiene su propio universo creativo. Ni siquiera comparten las mismas técnicas pictóricas, pero los artistas José Sejo, Wayne Healy, Daniel Manta y Raphael Díaz transforman sus diferencias artísticas en un elemento común que plasman, cada año, en una muestra colectiva de sus trabajos. Hasta el próximo día 26 de julio, el Espacio Cultural S/T (calle de Enmedio, número 1) de la capital grancanaria acoge una selección de sus trabajos, titulada Cu4tro Puntos.

ETIQUETAS:

«Somos muy diferentes, pero también tenemos muchas cosas en común», apunta Raphael Díaz, artista cubano afincado en Rodhe Island sobre este proyecto que nace de una reunión anual de estos creadores.

«Cuando nos reunimos compartimos nuestras formas de entender el arte y creamos nuestras obras. Nos hemos encontrado en Perú, en la República Dominicana y en Estados Unidos, que es donde vivo yo y Wayne Healy», asegura Díaz, cuya aportación a esta muestra colectiva es muy espiritual, con una serie de óleos dominados por unas coloridas y personales vírgenes.

«Nuestro propósito es viajar por el mundo, exponer nuestras obras y compartir con los artistas locales de cada lugar», añade Raphael Díaz, que ya ha exhibido sus creaciones antes en el archipiélago canario, al que considera «su segunda casa».

Hasta tal punto, confiesa dejando claro que no se trata de una loa artificial, que busca un espacio para exponer de forma individual en las islas en un futuro, para mostrar «todo lo que este archipiélago me inspira», puntualiza junto a su hijo, Raphael F. Díaz, que en el marco de Cu4tro Puntos presentó su libro de poemas Derribando sombras (Casting Shadows), cuya portada ilustra Healy.

Wayne Healy es un «mexicano-chicano», en palabras de Raphael Díaz, que vive en Los Ángeles, donde cuenta con un gran prestigio gracias a sus intervenciones de arte público y como parte del movimiento mural East LA. En S/T exhibe una serie de serigrafías.

En 2007 fue uno de los artistas que protagonizó la muestra denominada Pintores de Aztlán, que se pudo ver en la Casa Encendida de Madrid. Le acompañaron: Frank Romero, Carlos Almaraz, George Yepes y David Flury.

José Sejo, por su parte, es un prestigioso artista natural y residente en la República Dominicana, que interviene en Cu4tro Puntos con una serie de piezas con unos llamativos «colores tropicales», tal y como las define Raphael Díaz.

Referencias de la cultura indígena andina predominan en las obras que presenta el peruano Daniel Manta en S/T, en las que, como es habitual en su trayectoria, el simbolismo de la manzana adquiere mucha importancia.