Ensayo de la Gran Canaria's Women Band en la Sala Atlántico del Auditorio. / Arcadio suárez.

Músicas contra las estadísticas

La Gran Canaria's Women Band nació para desafiar la convicción de que la música era cosa de hombres. Este domingo toman la Sala Sinfónica del Auditorio Alfredo Kraus

David Ojeda
DAVID OJEDA Las Palmas de Gran Canaria

La Gran Canaria's Women Band, apuntalada con las voces de Beatriz Pérez y Alexia Rodríguez, se subirá mañana al escenario de la Sala Sinfónica del Auditorio Alfredo Kraus para ofrecer un espectáculo en el que la música desafía a las estadísticas. Y es que los datos, crudos y reales, fueron la fuerza centrífuga para que Pilar Rodríguez pusiera en marcha este proyecto hace ya cinco años.

Rodríguez es música y docente. «Soy flautista profesional y toqué en la Orquesta Filarmónica durante 15 años. Y no tenía referentes. Nunca veía dirigir a mujeres y pensaba que no tenía que ser tan difícil. Cuando viajaba a cursos nunca veía mujeres, y si estaban, eran como oyentes», expone como primer argumento para razonar porque puso en marcha esta idea en 2016.

La música ha sido una constante en su vida. Natural de Teror, la banda municipal de su municipio fue un comienzo ineludible. Además de su labor como música en la OFGC, comenzó a dar clases en la Escuela Municipal de Música de Guía y allí sintió el pinchazo de la dirección, por lo que se acabó formando en la londinense escuela Guildhall y en Alicante con el maestro Vilaplanas.

En la cita de este año contarán con las voces de Alexia Rodríguez y Beatriz Pérez y la dinamización de la DJ Desirée Santana

«Había visto que había una orquesta solo de mujeres en Europa y pensé que estaría muy bien hacerlo aquí. Durante el proceso pensé que podía ser una piedra de las mías (ríe) y que no iba funcionar llamar a las chicas para que formaran parte de esta idea gratis. Anduve un año marinando el tema hasta que decidí lanzarme y fui recibiendo respuestas positivas», indica esta profesional de la música que también estuvo dos años al frente de la Banda Municipal de Las Palmas de Gran Canaria.

Pilar Rodríguez, directora de la Gran Canaria Women's Band. / arcadio suárez

La Gran Canaria's Women Band no ha parado de crecer desde sus primeros ensayos en la sala Gabriel Rodó. Formada en su mayoría por músicas profesionales, Rodríguez también ha querido incorporar a jóvenes estudiantes.

Sus dos últimos encuentros con el Auditorio han sido multitudinarios, con más de un millar de personas en cada actuación. Para la cita de mañana a las 12.00 horas les ha tocado optimizar recursos. Como a todos a causa de la pandemia. Su modelo original con 65 músicas en escena se ha tenido que reducir a 40 para poder adaptarse a las medidas de seguridad que impone el virus.

En años pretéritos actuaron junto a las 80 integrantes del coro de Maite Robaina, formando un colectivo imposible de replicar en esta ocasión. Además de las voces de Alexia Rodríguez y Beatriz Pérez, han sumado a su propuesta para este domingo la colaboración de la DJ Desirée Santana, que lanzará música desde que se abran puertas y durante las pausas que se realizarán en la actuación.

Rodríguez insiste en el objetivo que tiene este colectivo musical. «Se trata de demostrar que hay una mujer que dirige. En nuestro entorno, la Banda Sinfónica de Las Palmas, la Orquesta Filarmónica de Gran Canaria, la Sinfónica de Tenerife, tanto en su banda como en la orquesta, no tienen mujeres al frente. S olo hay hombres titulares y nunca se han planteado lo contrario. Te invitan a dirigir de vez en cuando, pero te dan un concierto escolar. Hay mujeres potentes y no se les ofrece, por ejemplo, formar parte del programa del Festival de Música de Canarias», expresa.

Un ensayo realizado durante esta semana. / arcadio suárez

Por eso tira de estadísticas, para demostrar como el mundo de la música ha arrinconado históricamente a las mujeres. «Las compositoras ocupan son un 2% de todo el repertorio nacional. En Europa solo llegan hasta el 6%. El año pasado nuestra obra de estreno nos lo hizo Ylenia Gil, y nos contó que el tipo de composición con el que terminó la carrera fue calificada como muy masculina. Y ella se preguntaba si una mujer componiendo no puede tener garra y fuerza», añade.

Por eso concluye que la Gran Canaria's Women Band ha nacido para destruir viejos clichés. «No tengo tubas. En Gran Canaria solo hay una mujer que ha terminado la carrera y no hay ninguna más en el resto de Canarias. Pasa algo parecido con trombones, trompas o bombardinos. Por eso el año pasado comenzamos con una de las obras en las que usamos todo ese tipo de instrumentos que dicen que solo pueden tocar los hombres para demostrar que es mentira. Que si desde niña les enseñas a tocar esos instrumentos puedes terminar adquiriendo esa capacidad».