Borrar
Imagen de archivo de Robbie Williams. C7
Granca Live Fest

Robbie Williams, una vida inmersa en la lucha contra la fama

El cantante británico actúa el próximo 4 de julio en el Granca Live Fest en su primera pasada por Canarias

Bárbara Blanco

Las Palmas de Gran Canaria

Viernes, 1 de marzo 2024, 20:51

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

Robbie Williams vivió su adolescencia entre luces y focos. Al cantante que promete hacer vibrar el Estadio Gran Canaria en el festival Granca Live Fest le llegó la fama con tan solo 16 años, cuando cobró vida la banda Take That después de que los artistas Gary Barlow, Mark Owen, Howard Donald y Jason Orange la concebieran.

El de Staffordshire ya era uno de los cantantes más conocidos en los noventa. Acababa de empezar en la industria y cargaba sobre las espaldas ocho números uno con un grupo británico reconocido como el preludio de los Beatles. Un fenómeno que provocó un tsunami de seguidores, especialmente adolescentes, que clamaban el nombre del joven cantante.

En 1996 se separó se separó de Take That para impulsar su carrera en solitario y ya en este punto su imagen y su voz eran distinguidas no solo en el Reino Unido, sino en el mundo entero. Así, comenzó una extensa carrera de grandes éxitos que le llevó a sumirse en una batalla campal contra las adicciones.

Luces y sombras de su carrera

Tras 25 años de recorrido musical en solitario, éxitos como 'Angels', 'Candy' o 'Rock Dj' son solo algunos de los himnos de Williams que componen su identidad como artista.

Video de la canción 'Angels' Robbie Williams

Ahora, el cantante de 'Angels' ha relevado los momentos más oscuros de su vida a través de un documental emitido por la plataforma Netflix el pasado mes de noviembre, en el que revive su pasado enlazado con una fama que llegó a aborrecer, su adicción a las drogas y la lucha por salvarguardar su propia salud mental.

Fue poco después de abandonar la célebre banda cuando llegó al punto de no retorno», narra en su documental. En ese mismo año, 1996, estuvo 60 días en desintoxicación y justo cuando creía que su éxito estaba al borde de la ruina, lanza su primer sencillo, 'Freedom', que marcó el inicio de su carrera lejos de Take That, alcanzando el puesto número dos en Reino Unido.

Un año después las emisoras de radio catapultaron a Williams al estrellato al reproducir su primer disco en solitario, Life Thru a Lens, con ese emblemático sencillo -Angels- que a día de hoy sigue resonando en las 'playlists' de antiguas y nuevas generaciones. No obstante, si bien era el momento álgido de su carrera, Williams reconoce que las inseguridades motivadas por la fama le bloquearon. Y de esta manera, dio comienzo la depresión con la que lleva batallando toda su vida.

La salud mental como clave

La lista de triunfos posterior a su primer disco es incontable. Rock Dj se erigió como otro de sus sencillos representativos y con el single, aterrizaron «más exigencias, más miedos, más exposición», según detalla el cantante. Robbie incluso alcanzó dos récords Guinness: uno por llenar el lugar durante tres días seguidos y otro por organizar el karaoke más grande del mundo al interpretar «Strong».

En 2007 se internó en una clínica de rehabilitación. Estuvo ausente de los escenarios durante dos años y regresó en 2009 con el lanzamiento de «Bodies». En 2010, volvió oficialmente a Take That después de 15 años de ausencia, aunque luego se centró nuevamente en su carrera como solista. Su influencia en la industria musical ha perdurado hasta hoy, al igual que su lucha contra la depresión.

Video de la canción 'Rock DJ' Robbie Williams
Video de la canción 'Bodies' Robbie Williams

Y es que el éxito no era suficiente para aplacar la grave enfermedad. En 2018, canceló varios conciertos de su gira 'The Heavy Entertainment Show' y tras un tiempo de recuperación, rompió su silencio para hablar con claridad de la depresión y de esa lucha constante que le ha obligado a desaparecer en más de una ocasión de la vida pública.

Primera vez en Canarias

Ahora Williams vuelve a los escenarios tras mostrar esta batalla a través del documental 'Robbie Williams'. «Revivir esto ha sido como ver un traumático accidente de coche a cámara lenta», declara. No obstante, su pasión por la música permanece en su persona y por primera vez, y tras muchos años de sanación, llega a Gran Canaria para traer este talento al escenario del Granca Live Fest.

El británico transformará el escenario del Estadio Gran Canaria en una pista de baile y de baladas que servirán como un paso nostálgico por las canciones más icónicas del último siglo. El 4 de julio es cuando encabezará el cartel del festival canario y será el próximo jueves cuando saldrán a la venta las entradas.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios