Rafael Sánchez-Araña dirigirá en Lituania

09/06/2020

La carrera internacional del director de orquesta grancanario Rafael Sánchez-Araña despegará en Lituania, entre el 27 y el 29 de enero de 2021. En el foso del Teatro Nacional de Ópera y Ballet , situado en Vilna, capital de este país báltico, llevará las riendas de la orquesta titular del recinto en tres representaciones de Carmen, de George Bizet.

«Estoy muy ilusionado, porque se trata de un teatro muy importante en el circuito europeo, al margen, claro, de los alemanes y austriacos», reconoce por teléfono el joven director isleño.

Esta puesta de largo, apunta, espera que sea un espaldarazo y un punto de inflexión dentro de una carrera que quiere orientar en gran medida hacia el terreno de la lírica. «Mi idea es centrarme más en la ópera y la zarzuela, aunque también dirigiré música sinfónica. Estas funciones en Lituania suponen un salto muy importante para mi carrera y por eso estoy aprovechando todo el confinamiento para estudiar muchísimo», añade.

El músico isleño recala en este teatro nacional lituano gracias a la fortuna, explica. «Estuve como asistente del director italiano Sesto Quatrini en las funciones de Don Carlo, durante la temporada del año pasado de los Amigos Canarios de la Ópera (ACO). Cuatrini, que es muy joven y cuenta con una carrerón increíble, es el director artístico de la ópera de Lituania y me dijo que me daría la oportunidad de dirigir allí y se ha cumplido», señala.

Reconoce que este estreno internacional como titular en un foso operístico se desarrollará con un gigante del repertorio, como es esta popular pieza dramática en tres actos. «Es una ópera muy compleja. Se trata de una de las primeras considerada como serias, que profundiza en las emociones personales de los personajes. A pesar de las versiones que Bizet hizo en vida, es de las que más se representa en todos los teatros del mundo».

Dice que «requiere» que los que directores tengan mucha «fuerza y concentración». «Apenas tiene momentos de relajación, porque requiere una implicación súper activa de la orquesta. La orquesta tiene fases en las que habla, tiene mucho peso en su desarrollo. Para mí, supone un reto mayúsculo», confiesa.

El grancanario cuenta que tiene un as guardado bajo la manga. «Le pediré consejo a Karel Mark Chichon, que es uno de los grandes especialistas mundiales en esta ópera», apunta sobre el director titular y artístico de la Orquesta Filarmónica de Gran Canaria (OFGC), en la que Sánchez-Araña es su segundo a la vez que director de la Joven Orquesta y responsable del apartado pedagógico.

Hace dos años, asumió el rol de asistente en las representaciones de La Traviata, que Karel Mark Chichon dirigió en la ópera de la Bastilla, en París. Ahora, Rafael Sánchez-Araña dirigirá ese mismo título con ACO. Estaba previsto para este mes, pero se aplazó por la pandemia.

«Ojalá que se pueda hacer este año, porque me gustaría estrenarme como director titular de una ópera en la isla. Si no se puede, ese estreno lo haré en Lituania», comenta.