Octavio Suárez, en la pasarela Onda Atlántica. / cober

'Mira ese punto, eso es aquí', un abrazo a la humanidad

Octavio Suárez estrenará el 3 de julio, en el Auditorio Alfredo Kraus, una obra suya para la Orquesta Comunitaria de Gran Canaria

Rafael Falcón
RAFAEL FALCÓN

La Orquesta Comunitaria de Gran Canaria, un proyecto que se funda en un momento excepcional de nuestra época, en el año 2021, bajo el influjo de la pandemia global, y que reúne a un nutrido grupo de instrumentistas con el fin de consagrar la música como herramienta social y que brinda un espacio a todos aquellos músicos, con determinada formación, que no tenían dónde desarrollar en conjunto sus conocimientos musicales, ofrece la oportunidad en sus conciertos que compositores canarios puedan estrenar obras.

El próximo concierto de la Orquesta Comunitaria de Gran Canaria, bajo el título 'Un punto azul', se celebrará en el Auditorio Alfredo Kraus el próximo día 3 de julio, a las 12.00 horas, con un claro fin solidario, ya que la recaudación irá destinada a Acnur para la labor de emergencia que está realizando en Ucrania.

Para esta ocasión, la OCGC le ha encargado al compositor grancanario Octavio Suárez una obra suya para la ocasión, con la premisa de que la misma sea un canto de esperanza y un abrazo a la humanidad, ya que el fin del concierto es recaudar la mayor cantidad económica posible para ayudar al pueblo ucraniano.

«Este encargo para la Orquesta Comunitaria de Gran Canaria supone todo un reto para mí. Dispuse de quince días para componer la obra y espero que el 3 de julio el público perciba la misma expectación que yo he experimentado en su elaboración», afirma el músico y compositor moyense. Desde 2007 a 2029, Octavio Suárez ha sido el director de la banda de música de Moya y el coordinador de la Escuela de Música de Moya. Lleva unos diez años componiendo y presentar esta obra para una orquesta supone un nuevo desafío a nivel profesional.

«Quiero poner en valor la enorme oportunidad que brinda la Orquesta Comunitaria de Gran Canaria a los compositores canarios como plataforma para el estreno de sus obras», afirma. 'Mira ese punto, eso es aquí' es el título que Octavio Suárez le ha dado su obra. « Esto nace a través del encargo de la OCGC y pretende reflejar las acciones del ser humano, que a veces se empeña en la autodestrucción. Está compuesta durante la invasión de Rusia a Ucrania y estructurada en tres movimientos. El primer movimiento transmite el empeño a la autodestrucción, siendo el protagonista, de manera antagónica, un canto de paz que se repite a través del Shalom. El lamento y arrepentimiento del ser humano se plasman en el segundo movimiento, mientras que el tercer movimiento muestra la esperanza para que la humanidad consiga una convivencia plena», argumenta emocionado en una jornada, la del 3 de julio, que será muy especial para él. «Estaré en el patio de butacas disfrutando del concierto de la Orquesta Comunitaria de Gran Canaria, expectante a la reacción del público. Cuando uno estrena una obra es como si naciese un hijo».

Para componer, Octavio Suárez revela que aprovecha muchas veces «la quietud de la noche, como diría Tomás Morales, ya que no dispongo de mucho tiempo y se lo quito al sueño».

'Un punto azul' tiene una doble vertiente: una más introspectiva y otra llena de vitalidad y alegría. Comienza su viaje a través de la música de Arvo Pärt que mediante su 'Cantus in memoriam Benjamin Britten' recuerda que todos venimos del silencio y volvemos al silencio. Esta imponente obra, escrita para orquesta de cuerdas y campana, sirve de preámbulo de 'Mira ese punto, eso es aquí', obra de estreno del compositor grancanario Octavio Suárez. El concierto continuará con 'Lauriers', de Camille Saint-Saëns, todo un despliegue de triunfalismo. Escrita para celebrar la victoria aliada en la Primera Guerra Mundial, las fanfarrias de trompetas dan paso a un poderoso discurso del órgano solista que domina toda la partitura. El cierre del concierto estará repleto de ritmo y color, con obras de los compositores latinoamericanos Óscar Lorenzo Fernández y José Pablo Moncayo. A ritmo de 'Batuque' y 'Huapango', la OCGC celebra su primer aniversario sobre los escenarios.

Será un concierto muy especial para la Orquesta Comunitaria de Gran Canaria, con su director David Crespo a la cabeza. Cuando se alcanza la edad adulta, parece que las posibilidades de disfrutar de las aficiones y pasiones personales disminuyen en vez de expandirse. La Orquesta Comunitaria de Gran Canaria ha permitido desde su fundación, que casi medio centenar de apasionados con una formación musical solvente puedan saborear y disfrutar de experiencia sinfónica como instrumentistas.

El 3 de julio, próxima cita con la Orquesta Comunitaria de Gran Canaria en el Auditorio Alfredo Kraus. Las entradas, al precio de 7 euros, ya están a la venta.