La apuesta majorera del Festival de Música hace aguas

07/02/2018

Los tres conciertos celebrados en el Palacio de Congresos y Formación de Puerto del Rosario, dentro del 34º Festival de Música de Canarias, apenas han cosechado una pírrica ocupación media del 27,4%, mientras que los celebrados en Lanzarote, Gran Canaria, Tenerife y La Palma superan ampliamente el 50%.

«Me comentan que la acogida proporcionada por el público en el Palacio de Formación y Congresos de Fuerteventura fue excelente», aseguraba el pasado 13 de enero, en un artículo de opinión publicado en este periódico y titulado El orgullo majorero, Mario Cabrera, parlamentario y expresidente del cabildo majorero sobre el concierto inaugural de la 34ª edición del Festival de Música, celebrado en el recinto de Puerto del Rosario.

Los datos de asistencia oficiales, solicitados por este periódico, desvelan una realidad muy diferente a la descrita por Mario Cabrera, que fue el impulsor, junto con David de la Hoz, parlamentario también de Coalición Canaria (CC), de la idea de que en esta edición Fuerteventura se convirtiera en una de las tres sedes principales del Festival.

En la inauguración del pasado 11 de enero, con la orquesta de Novosibirsk y el Coro Nacional de España interpretando la cantata Iván el Terrible, de Prokofiev, se contabilizó la presencia de 430 espectadores, lo que supone un 35,9% de ocupación, ya que en el recinto majorero cuenta con 1.440 localidades, según el Gobierno de Canarias.

El paso de la Orquesta Filarmónica de Gran Canaria (OFGC) reunió a 277 espectadores (22.5% de ocupación), mientras que la Orquesta de Cámara de Viena ocupó 286 butacas (un 24%). El Cuarteto Klengle, que tocó en un recinto más acorde a las necesidades insulares, como es el Auditorio de Corralejo, contó con 51 espectadores (37% de ocupación).

Estas cifras son antagónicas a las registradas en las otras islas. En La Palma, la ocupación media ha sido por ahora del 89,4%, en Lanzarote, del 78%, mientras que en Gran Canaria ha sido del 76,2% y en Tenerife, del 64%.

Las buenas cifras palmeras y conejeras no incluyen una asistencia de espectadores mucho mayor que en Fuerteventura, sino que los conciertos se han celebrado en espacios con aforos que no están sobredimensionados. Estos datos positivos, según las fuentes consultadas, evitarán repetir el déficit de la 33ª edición, que fue de 418.000 euros.

En La Palma, Nordic Voices tuvo 235 espectadores (88,1% de ocupación en la Casa de la Cultura de El Paso), el Ensemble Praeteritum tuvo 126 (80,2% del Museo Arqueológico Benahoarita, en Los Llanos), y la Orquesta de Cámara de Viena llegó a los 450 asistentes (100% del Teatro Circo de Marte).

En Lanzarote, las ocupaciones registradas hasta el momento son las siguientes: Nordic Voice, 204 espectadores (73,2% del Convento de Santo Domingo); la Sinfónica de Tenerife, 390 personas (80% del auditorio de los Jameos del Agua); 196 congregó el Ensemble Praeteritum en el Teatro Municipal de San Bartolomé (55%); y la Orquesta de Cámara de Viena tuvo 520, en los Jameos del Agua (81,15%).

El concierto de la Orquesta Filarmónica de Gran Canaria (OFGC), dirigida por su titular, Karel Mark Chichon, el pasado 26 de enero, en el Auditorio Alfredo Kraus, ha sido hasta el momento el que mayor público ha tenido en esta 34ª edición.

Este liderazgo durará poco, ya que el que protagonizará la Filarmónica de Munich en el auditorio de la playa de Las Canteras, el próximo 16 de febrero, va camino del lleno, ya que cuenta ya con 1.245 localidades ocupadas.

La OFGC contó con el respaldo de 1.228 espectadores, mientras que el Iván el Terrible reunió, en el Alfredo Kraus, a 1.076 espectadores. En este mismo enclave, la Orquesta Sinfónica de Tenerife (OST) contó con 1.222 espectadores, mientras que la Orquesta de Cámara de Viena se quedó en 1.197 asistentes.

En Tenerife, Iván el Terrible fue escuchado por 959 espectadores, la OST tuvo 1.053, la Filarmónica de Gran Canaria reunió a 908 espectadores y la formación de cámara vienesa a 1.001 espectadores.