Borrar
Vea la portada de CANARIAS7 de este martes 5 de marzo
La violinista y directora alemana Julia Fischer, en una imagen promocional. U. ARENS
Julia Fischer: «Es difícil tocar y dirigir a la vez, pero disfruto del contacto directo con los músicos»

Julia Fischer: «Es difícil tocar y dirigir a la vez, pero disfruto del contacto directo con los músicos»

La violinista ejerce como solista y directora este domingo, en el Auditorio Alfredo Kraus, al frente de la Academy of St. Martin in the Fields

Victoriano Suárez Álamo

Las Palmas de gran Canaria

Domingo, 4 de febrero 2024, 01:00

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

La alemana Julia Fischer se presenta en la 40ª edición del Festival de Música de Canarias con una doble versión, como violinista y directora al frente de la orquesta londinense Academy of St. Martin in the Fields, considera una de las mejores de música de cámara del mundo.

«Es difícil tocar y dirigir, pero tengo que decir que también disfruto del contacto directo con los músicos sin director de por medio. Para una obra como la que vamos a tocar de Schönberg esto es muy gratificante», apunta la artista nacida en Munich en 1983 antes del concierto de este domingo, a partir de las 19.00 horas, en la Sala Sinfónica del Auditorio Alfredo Kraus de la capital grancanaria.

En concreto la formación londinense tocará en primer lugar las 'Romanzas' 1 y 2 para violín y orquesta de Ludwig Van Beethoven, donde Julia Fischer también ejercerá como violín solista. La velada sigue con la 'Sinfonía nº 5', de Franz Schubert, y 'La Noche Transfigurada', de Arnold Schönberg. «Todas las piezas son piezas líricas, pero de diferentes siglos. El Schönberg es probablemente la pieza de música de cámara más conmovedora jamás escrita y su versión para orquesta de cámara una de las piezas más desafiantes del repertorio», puntualiza la germana.

Fischer tiene muy claras las fortalezas de la formación británica que ya dirigió anoche en Tenerife. «La Academy of St. Martin in the Fiels es un grupo de músicos de cámara, esa es su fuerza y personalidad. Los ensayos no son ensayos de orquesta en el sentido habitual, sino ensayos de música de cámara, y en realidad son bastante democráticos. Es muy inspirador trabajar con estos maravillosos músicos», declara la artista.

Sobre su forma de trabajar con este conjunto de virtuosos de la música de cámara, Julia Fischer explica que siempre los escucha y que «los ensayos no se realizan sólo en el escenario». «Cuando desayunamos juntos, analizamos el último concierto, en el autobús hablamos de reverencias.... Cuando trabajo con la Academia, trabajamos todo el tiempo que pasamos juntos. Con eso alcanzamos un nivel de comprensión y escucha que es muy raro en el negocio de la música», subraya.

Con un Guadagnini de 1742

Atribuye una importancia capital al intercambio de opiniones e ideas con los músicos. «Es especialmente importante en la música de cámara, porque esa es la comunicación más inmediata con la música. Es como si la gente hablara entre sí. Pero también es necesario que los jóvenes lo experimenten ellos mismos. Por eso considero tan importante que los jóvenes no sólo aprendan a tocar un instrumento, sino que empiecen a hacer música con otros lo antes posible», puntaliza una artista que asegura que disfruta mucho cuando ejerce como docente. «Ayudar a un joven a producir un mejor sonido, a resolver un problema técnico o musical, me da pura alegría», confiesa la poseedora de dos violines, «un Philipp Augustin moderno de 2018 y un Guadagnini de 1742». En los dos conciertos dentro de la 40ª edición del Festival de Música de Canarias toca con el segundo.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios