Iván Quintana guía al folclore por nuevos caminos en ‘Trashumancia’

15/12/2019

Cantador precoz que ha pasado por la escuela vital de Los Gofiones, este legañoso de voz prodigiosa se afana en mostrar en su primer trabajo en solitario una mirada renovadora a la música de raíz. Su primer disco quedará al descubierto este sábado en el parque Doramas.

La música popular no tiene secretos para Iván Quintana. El artista del Carrizal de Ingenio busca nuevos caminos con la culminación de Trashumancia, su primer trabajo individual en el que vuelca las vivencias hervidas al fuego lento de los sonidos tradicionales del archipiélago.

Con la dirección musical de Feluco Tejera, integrante de Los Gofiones y responsable musical de Los Granjeros, Quintana se ha sumergido en el estudio con la intención de crear algo que se aferre con firmeza a su idiosincracia. «El título del disco tiene lo que yo quería. No abandonar la raíz pero llevarlo a una parte metafórica y poética de la palabra. Que la gente entienda que Canarias sabe mucho de su cultura y de su campo aunque en estos tiempos estemos bastante desamparados en ese aspecto», expresa.

El cantador legañoso es un artista precoz. Con solo cinco años integraba el cuerpo de baile de la Agrupación Folclorica Guayadeque, en la que pasó a la cuerda de canto al cumplir 10 años. Posteriormente se integró en la cuerda de tenores primeros de Los Gofiones, con solo 15 años de edad, y conviertiéndose en el miembro más joven del grupo en su más de medio siglo de historia.

«Mi madre también formó parte de Guayadeque desde muy jovencita, con lo que en casa siempre hemos vivido la música de primera mano. Con los años fui creciendo y cantando y bailando, tocando el timple. Desde pequeño me vieron madera y el empuje. Me fueron formando y dando directrices hasta que empecé a entonar algunas cosas», recuerda Quintana para expresar su «andadura corta y bastante intensa».

Con solo 24 años, Iván Quintana no tiene temor a reconocer sus auténticas influencias. «Me considero un cantador no un cantante, eso es para los profesionales. La gente dentro de la cultura y el folclore nos denominamos así. Tuve la suerte de nacer en un pueblo estupendo en el que siempre se ha destacado mucho la gente parrandera y crecí en ese rollo popular. Ahí interactuaba mucho el pueblo y desde muy pequeñito escuché mucha gente mayor cantar y siempre les intentaba imitar. De ahí lo aprendí todo», comentó.

Cargando reproductor ...

Ese sentimiento popular quedará registrado en Trashumancia, tal y como acredita. «Hay un poquito de todo. La música en Canarias no puede estancarse. Lo bueno es coger algunas piezas de raíz y respetando sus estilos de inicio variarlas un poquito y enriquecerla», manifestó.

Quintana ha medido cada detalle de su estreno discográfico. Empezando por la elección del título de su trabajo. Él proviene de una familia vinculada al mundo del pastoreo y los estilos de vida tradicional. «El disco se llama trashumancia porque al igual que los pastores tienen que caminar y llevar de un lado a otro a su ganado para conseguir los mejores pastos y que conozcan los mejores productos, los cantantes también hacemos una trashumancia llevando nuestras canciones de un lado para el otro. Incluso recogiendo algunas canciones cuandro cruzamos la orilla, cuando salimos fuera, y trayéndolas a Canarias. Por eso es fundamental la evolución. Porque las personas que cantamos no somos máquinas, no somos un timple que se afina, tenemos nuestro instrumento natural y hay veces que por naturaleza propia vamos cambiando la forma de cantar», señaló el cantador de Carrizal.

Y es que en su presentación al público, Quintana añade que «este disco es fiel reflejo de todo eso, desde un reconocimiento a auténticos pilares de la tradición musical canaria como Perico Lino, María Mérida o Mary Sánchez, hasta un guiño a algunos autores de renombre como Néstor Álamo».

Concierto.

El estreno de Iván Quintana y su Trashumancia en directo se producirá este sábado en el auditorio José Antonio Ramos del parque Doramas de Las Palmas de Gran Canaria, una actuación enmarcado en el programa Musicando del Ayuntamiento capitalino.

Tras esa actuación, Quintana y las personas de las que se ha rodeado para su primer trabajo en solitario en el estudio se sentarán para crear una hoja de ruta que permita hacer circular un disco de calado muy personal.