De izquierda a derecha, Augusto Báez y Germán G. Arias, este jueves en la capital grancanaria. / COB ER

Historias vitales que cobran vida musical con Furte

Germán G. Arias y Augusto Báez lideran la banda que este sábado estrena en directo su álbum 'Historias' en el Miller, tras cambiar su ubicación prevista en el parque Doramas por la amenaza de lluvia

Victoriano Suárez Álamo
VICTORIANO SUÁREZ ÁLAMO Las Palmas de Gran Canaria

La vida es una sucesión de historias. Algunas se olvidan pero otras quedan en el recuerdo para siempre y suelen salir a relucir cuando nos encontramos con amigos y familiares, también cuando la soledad nos lleva a tirar de memoria para buscar compañía. Germán G. Arias y Augusto Báez cuentan sus 'Historias' en el álbum que han compuesto dentro de la nueva formación que lideran, denominada Furte, que se estrena en directo este sábado, a partir de las 21.00 horas, en el edificio Miller y no en el Auditorio José Antonio Ramos del parque Doramas de la capital grancanaria, donde estaba previsto hasta este viernes, dentro del ciclo 'Musicando' y con entradas gratuitas hasta completar el aforo.

Sobre el escenario, el pianista Augusto Báez también dará cuenta de los sintetizadores, mientras que Germán G. Arias tocará el fliscorno y la trompa. Furte se completa con las violinistas Liliana Mesa y Beatriz Nuez, el viola Ayoze García, Marta Bautista como contrabajo y bajo eléctrico, Marisa Roda con el violonchelo, Gabriel Domínguez con los coros, Jonatan Rodríguez con las percusiones y Héctor Salazar en la batería.

Que el estreno de 'Historias' estuviera previsto hasta el cambio por la sala Miller decidido este viernes en el parque Doramas tiene su historia. Porque conecta con el punto de partida de todo el proyecto musical, tal y como relata Germán G. Arias. «A Augusto Báez le encargan que haga una pieza de piano, en la pandemia, por el nacimiento del cisne en el lago del parque Doramas. Después le sugieren que sea un disco y les responde que él solo no lo hace. Le dan mi nombre y nos lo encargan. Entonces empezamos a vernos para componerlo. Llevamos muchos años tocando juntos, pero en proyectos que no son nuestros. Él venía a mi estudio y no parábamos de contarnos historias. Entonces decidimos hacer un disco que contara las historias que nos gustan, algunas personales y otras no, como sucedió con el tema 'Chavela'», asegura el director de la Banda Sinfónica Municipal de la capital grancanaria. Este tema al que alude nació tras escuchar una melodía que Augusto Báez tocó en el Hotel Santa Catalina y que Germán G. Arias relacionó con la vida de la emblemática Chavela Vargas, sobre la que acababa de ver un documental en Netflix.

El joven cisne del Doramas no solo inspiró el proyecto, sino que da nombre a 'Andrús', uno de los 13 temas del disco. Augusto Báez relata el origen de la historia: « Yo viví en Rusia y con mi ex mujer nos hicimos una casa de madera en su pueblo natal. Compré el terreno tras cobrar un concierto. Al lado hicimos una valla enorme y yo me levantaba en verano de madrugada, porque allí el sol salía a las tres de la mañana para pintar esa vaya. Al lado vivía el arquitecto y en la siguiente casa un niño de 9 años, Andrús. Yo no entendía el ruso en aquel momento, pero me hablaba y me dijeron que quería ayudarme a pintar. Al terminar la jornada me extendía la mano y acordé con sus padres que le daba unos rublos, aunque ellos no querían. Ese niño tenía un amigo que todas las mañanas lo llamaba, le gritaba: ¡Andrús! Cuando vi al cisne, vi a Andrús», rememora el pianista.

Furte, el nombre de la banda y de una de las canciones, también nace de una historia personal. En concreto de una zona de Buenavista del Norte, el pueblo natal de Augusto Báez, junto a la que pescaba con caña cuando era un niño junto a su padre.

En el concierto de este sábado, Germán G. Arias apunta que «pondrán en situación» al público con las historias que se esconden de canciones como 'Josefina', 'Camarada', 'Fiesta', 'El Correillo', 'Historias', 'Saudade', 'El Vals de los enamorados' o 'Tecno', esta última inspirada en el panadero del pueblo de Germán G. Arias, junto al que este músico formó su primer grupo.

Una apuesta por la juventud para una hoja de ruta definida

Germán G. Arias y Augusto Báez tienen claro que Furte nace para «disfrutar», para, a estas alturas de sus consolidadas carreras, dar vida a un proyecto musical personal y que entronque con sus respectivas maneras de entender la vida y la música.

Dentro de esa idea encajaba que Furte contara con una formación musical en la que los jóvenes músicos talentosos de la isla tuvieran una oportunidad. «Lo tuvimos claro desde un principio. En la cuerda hubo cambios con respecto a la formación inicial, porque es un proyecto largo, con una hoja de ruta que exige un compromiso de todos los miembros. Queremos estar el año que viene haciendo un 'showcase' en el Womex de La Coruña, pero antes queremos girar por las islas y si podemos por la Península. Tenemos claro que nadie regala nada y que esto se construye a pico y pala. Desde el grupo Artenara no he tenido un proyecto propio, sino que he tocado para los demás o al frente de proyectos puntuales. A Augusto le pasa lo mismo», apunta Germán G. Arias.

Desde un punto de vista musical, 'Historias' es un álbum muy cuidado y variado. «Hay temas que son más de jazz, mientras que algunos parecen una sonata o son más clásicos. Mi mujer me dice que algunas canciones son sensuales, otras para bailar y algunas para llorar», subraya Báez.

Ambos reconoce que se trata de composiciones que, a medida que la gira se desarrolle en 2023, evolucionarán pero siempre con el espíritu original.