El Quinteto, de los sonidos afroperuanos a la ‘chanson’

01/09/2017

El grupo canario comparte escenario con el Ensamble Gurrufío de Venezuela el día 1, en el Encuentro de Música Teresa de Bolívar de Teror.

El Quinteto, un proyecto integrado por cinco figuras de la escena musical canaria, (Francisco García, Candelaria González, Héctor González, Ruymán Martín y Fernando García) se presenta el día 1 de septiembre en la 29º edición del Encuentro de Música Teresa de Bolívar de Teror, que organiza a las 21.00 horas en la Plaza de Sintes, la Consejería de Cultura del Cabildo grancanario, compartiendo el cartel de esa jornada con el Ensamble Gurrufío de Venezuela.

En su camino de continua reinvención el grupo ha conseguido que cada cosa que hacen sea original en la más amplia acepción del término, aquella que significa ‘vuelta a los orígenes’. De los orígenes parten y a los orígenes llegan en un periplo interminable, presidido por la suma de sus respectivos bagajes y el oficio que otorgan los muchos años que llevan sobre el escenario. Con anterioridad conocidos en Canarias como Hamelin Quintet, la formación aborda en su propuesta musical una mezcla inspirada en ritmos europeos, africanos, mestizos, americanos... “Sonidos de acá y de allá, que se suceden o se entremezclan, construidos sobre una configuración de flauta, contrabajo, guitarra, percusión y voz, que nos confirman que la música es un lenguaje universal”, señala el miembro del grupo Fernando García.

Encantados de participar en el cartel de esta 29º edición por lo que significa el Teresa de Bolívar en el contexto músico-cultural de Canarias, el Quinteto igualmente está entusiasmado por compartir escenario “con una de las formaciones más grandes de la creación y de la interpretación, referentes para nosotros, como es el Ensamble Gurrufío”, añade. “Será todo un honor recibir la energía sabia y cargada de talento de estos embajadores de la música venezolana”.

A la hora de destacar la novedad que garantiza la oferta de El Quinteto, Fernando García avanza que el grupo “realmente siempre ha tenido un espíritu de respeto por los distintos lenguajes musicales y la osadía de pretender enseñarlos y compartirlos en el escenario. Nuestra novedad podrían ser estilos recientemente incorporados, como alguna muestra del folclore más profundo de la cultura afroperuana o de la ‘chanson’ del siglo XX, interpretada en francés, entre otras cosas”.

En su comparecencia en Teror prometen realizar “un pequeño recorrido por estilos, texturas y lenguajes diversos, tal como nosotros sentimos nuestros proyecto musical”. Cuando se les pregunta que si lo que hace El Quinteto es fusión, contestan que uno de sus objetivos es no tergiversar los lenguajes originales, “y de hacerlo, procuramos que sea desde la manera más enriquecedora posible. Si fusión es interpretar en un concierto varios estilos, tal como un mismo ser humano expresa varios sentimientos, sí que hacemos fusión”, puntualiza García.

La mezcla entre la música culta y la popular no ha sido lo suficientemente abordada por los intérpretes de Canarias. Alegransa surgió hace unos años generando buenas expectativas y parece haber desaparecido de los escenarios. Fernando García estima que las causas pueden ser variadas, “aunque el factor principal podría ser el temor a no ser aceptado popularmente, prejuicios que limitan el avance cultural y nos condicionan a generar un círculo limitado en su evolución, carencia en el deseo de expandir o parir nuevas ideas, en la creatividad... en el espíritu aventurero”, dice. “Gráficamente, tenemos que esforzarnos en alcanzar ‘la cultura’ por muy elevada que esté. Intentarlo, lo consigamos o no; en vez de pretender, por comodidad, arrastrarla al lugar donde se aloja la ignorancia”, agrega.