El 29º Festival Canarias Jazz&Más resiste

Si la denominada como nueva normalidad sigue inalterable con su actual desarrollo, el jazz recorrerá al menos siete de las ocho islas con la celebración de una 29ª edición del Festival Canarias Jazz&Más que ha tenido que reinventarse y modificar algunos de sus parámetros habituales para no rendirse ante el ímpetu de la pandemia de la Covid-19.

Victoriano Suárez Álamo
VICTORIANO SUÁREZ ÁLAMO

«Presentar un festival de esta importancia es una gran noticia para la cultura y para Canarias», resalta Juan Márquez, viceconsejero de Cultura del Gobierno de Canarias, institución que este año ha duplicado su aportación a un evento que califica como «estratégico».

A falta de un posible acuerdo para que también desembarque en La Graciosa, el festival se extenderá por las siete islas, desde el 31 de julio al 15 de agosto, mediante un total de 38 conciertos y 28 grupos y artistas locales, nacionales e internacionales que permitirán al público disfrutar en directo, respetando los nuevos parámetros de seguridad sanitaria, de un amplio repaso por los distintos estilos del jazz contemporáneo.

Miguel Ramírez, director del festival, reconoce que esta 29ª edición ha sido «muy difícil», debido a la inédita situación sanitaria que se vive en todo el planeta y que ha estado a punto de obligar a la cancelación de este evento musical.

«Nunca perdimos la ilusión y me he sentido muy arropado por las instituciones públicas que nos ayudan», dice emocionado y entre lágrimas en la presentación desarrollada en el teatro Guiniguada de la capital grancanaria.

La organización tenía una programación «brutal y espectacular» pergeñada para esta 29ª entrega, que al decretarse la pandemia del coronavirus se quedó «en el congelador» y finalmente ha sido sustituida por otra integrada por músicos canarios, nacionales e internacionales con residencia en países europeos.

«No podemos traer a nadie de Estados Unidos, con lo que eso supone para un festival de jazz. Algunos músicos europeos no pueden venir porque en sus países no los dejan, por la pandemia», explica Miguel Ramírez que subraya la presencia de artistas canarios, como Javier Infante o Polo Ortí, que tocarán junto a formaciones foráneas.

Miguel Ramírez hace hincapié en la virtudes musicales del festival de este verano, que se sustentan en una gran «variedad de estilos, desde el jazz clásico hasta la fusión, y en la calidad de los artistas participantes». Pero aclara que la prioridad es la seguridad. «Por encima de todo está garantizar la seguridad. En las ediciones anteriores, el público se ha caracterizado por su buen comportamiento y este año seguro que así será. Vamos a ser muy estrictos en el cumplimiento de los protocolos sanitarios de los recintos cerrados que acojan los conciertos y con los establecidos en cada municipio para las actuaciones al aire libre», puntualiza.

En los segundos radica una de las novedades de esta edición. Todos los espectadores que acudan a los conciertos en espacios abiertos estarán sentados, separados por una distancia de metro y medio, llevarán mascarillas y se instalarán distintos puntos con gel hidroalcohólico. Dejan de ser gratuitos y los interesados tendrán que adquirir su localidad previamente. «La próxima semana se pondrán a la venta. Tendrán un precio simbólico de dos euros para cada concierto y cinco euros para tres. Así nos aseguramos que quien cope un asiento, acuda. Es también por una cuestión sanitaria y de identificación ante posibles rebrotes de la pandemia. No habrá barras para vender bebidas. Para los recintos cerrados, se mantienen los precios de 15 euros», avanza Ramírez.

Los dos primeros conciertos de la 29ª edición del Festival Internacional Canarias Jazz & Más se desarrollarán el viernes, 31 de julio, en las islas de El Hierro y La Gomera. En la primera, a partir de las 20.30 horas, el Centro Cultural Luis Martín Arvelo de El Pinar acoge el concierto de North Sea String Quartet y Javier Infante. A la misma hora, en el parque Torre del Conde de San Sebastián de La Gomera, tocará Ortí, Martínez y Nathan (OMN).

El Teatro El Salinero, de Arrecife acoge, el día 13, el concierto de Antonio Lizana Quintet. Al día siguiente, Yul Ballesteros Canarias Quintet y Michael League and Friends tocarán en la plaza de España de Los Llanos de Aridane, en La Palma.

El Auditorio Insular de Puerto del Rosario recibe, el 15 de agosto, a Luis Merino Quartet, The Cuban Jazz Syndicate feat, y Pepe Rivero.

En Gran Canaria, el primer concierto será el 1 de agosto, en el teatro Guiniguada, a las 20.30 horas, con Ortí, Martínez y Nathan (OMN).

El Auditorio Alfredo Kraus, dentro del ciclo Rincón del Jazz, acoge el 7 de agosto, a las 20.30 horas, al grupo Sumrrá. Al día siguiente, en la calle Real de Santa Brígida tocarán, a las 20.30 horas, Julien Tassin Trio y Next.Ape.

El teatro Pérez Galdós se estrena en el festival, el 11 de agosto, con el concierto de Atom String Quartet. Al día siguiente, Quevedo&Rascón y The Connection (1961) hacen lo propio, a las 21.00 horas, en el edificio Miller.

La plaza de Santa Ana acoge, siempre desde las 20.30 horas, las tres últimas citas de esta 29ª edición. El 13 de agosto tocarán Fábrica La Isleta y Michael League&Friends. Al día siguiente hacen lo propio Susana Sheiman y Chano Gil Quartet, The Cuban Jazz Syndicate feat y Pepe Rivero. Cierran, el día 15, la Local Jazz Band, Antonio Lizana Quintet y Steffen Morrison.

En Tenerife, los conciertos serán, desde el 1 al 15 de agosto, en Adeje, Santa Cruz de Tenerife, La Laguna y Puerto de la Cruz.

Esta edición, asegura su director, Miguel Ramírez, cuenta con un presupuesto de unos 300.000 euros, un 30% menos que el pasado año ya que ha perdido a su principal patrocinador privado.