Borrar
Uno de los participantes en las clases magistrales. C7
«En las clases magistrales se ha visto lo extremadamente difícil que es dirigir»
Karel Mark Chichon

«En las clases magistrales se ha visto lo extremadamente difícil que es dirigir»

Las sesiones impartidas por Karel Mark Chichon concluyen este sábado con un concierto de la OFGC, a las 20.00 horas, en el Teatro Pérez Galdós

Victoriano Suárez Álamo

Las Palmas de Gran Canaria

Sábado, 1 de junio 2024, 02:00

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

«Durante las clases magistrales, los jóvenes participantes, los propios músicos de la orquesta y los dos solistas han visto lo extremadamente difícil que es dirigir». Así resume Karel Mark Chichon, director titular y artístico de la Orquesta Filarmónica de Gran Canaria (OFGC), las sesiones desarrolladas durante esta semana en la sede de la formación insular bajo su batuta y que concluyen con un concierto final, este sábado, a partir de las 20.00 horas, en el Teatro Pérez Galdós.

Este año han tomado parte un total de 12 músicos, procedentes de países como España, Chile, Colombia, Taiwan, Brasil, Hungría, Italia, Holanda, Francia, Israel, China, Estados Unidos, Venezuela, Noruega, Ucrania, Nueva Zelanda, Austria, Hong-Kong y Portugal.

«La convocatoria ha sido un éxito, con más inscritos que en años anteriores. Eso pone de manifiesto el gran nombre que tiene la OFGC. A eso hay que sumar que se trata de un curso que habitualmente no se da en otros sitios. No se trata del típico profesor que no dirige en toda la semana. En este caso, no solo me tienen a mí, que estoy en activo cada semana. También disponen de una orquesta que está en un gran nivel, que hace lo que le pide cada aspirante a director», señala Chichon.

Los participantes en las clases magistrales, junto a Karel Mark Chichon.
Los participantes en las clases magistrales, junto a Karel Mark Chichon. C7

Considera que todos los participantes se van «mejorados» y con las ideas claras de lo que supone ponerse al frente de una formación profesional del nivel de la OFGC. «Todos ya saben lo que supone dirigir a este nivel. Les he explicado cómo funcionan las cosas no solo aquí, sino en lugares como Londres, Berlín o Nueva York. Los participantes estaban habituados, hasta ahora, a orquestas de otro nivel. Orquestas de estudiantes o de provincias, no del más alto nivel como es la OFGC», reitera.

Los participantes no estaban todos al mismo nivel. Unos, más avanzados en cuanto a estudio que otros. «He sido exigente, según el nivel de cada uno. Lo que me ha sorprendido es el nivel de superación de algunos. No comenzaron por el mejor de los caminos, pero con un par de indicaciones han sido capaces de reconducirse», destaca Chichon.

Un momento de una de las clases magistrales.
Un momento de una de las clases magistrales. C7

Entre los participantes figuraba un canario, Gabriel González. «Promete mucho, tiene un futuro muy prometedor por delante», apunta el director de la OFGC.

Durante estas clases magistrales ha quedado claro la importancia del factor humano, que viene determinado por la persona que lleva la batuta. «Es muy difícil ponerse delante de una orquesta y ha quedado claro al ver cómo cambia el sonido de una persona a otra. Pueden marcar el 'tempo' por igual, pero una persona lo cambia todo, solo por la presencia. En el fondo, se genera algo místico, que nace con la forma de mirar, de mover los brazos... eso influye en que una orquesta quiera tocar o no quiera hacerlo de la misma forma», dice.

Generar un ambiente

Para Karel Mark Chichon, los directores no solo tienen que ser grandes músicos y haber estudiado al dedillo la partitura antes de cada ensayo. «Tienen que saber crear un cierto ambiente y eso requiere mucho oficio para que una orquesta de este nivel mejore. Se necesita mucha confianza y seguridad, que es lo que busca un músico cuando un director se pone delante. Y eso no se aprende en una academia, sino cuando el director se pone delante de una orquesta profesional», reitera.

Uno de los participantes dirige junto al barítono Fernando Campero, con Karel Mark Chichon a su espalda.
Uno de los participantes dirige junto al barítono Fernando Campero, con Karel Mark Chichon a su espalda. C7

En las clases magistrales han participado como solistas el barítono Fernando Campero y el pianista Isaac Martínez Mederos. «Para ellos también ha sido un gran aprendizaje, han visto lo difícil que es este oficio y seguro que les valdrá cuando se pongan a trabajar de nuevo junto a un director o directora», dice Chichon.

En esta ocasión, han participado 12 hombres, aunque entre los seleccionados figuraban dos directoras. «Es una pena porque me gustaban mucho, pero una no pudo venir finalmente por una cuestión personal y la otra por problemas de agenda», explica Chichon.

En el concierto de esta noche se alternarán los ocho participantes mejor valorados por la OFGC y por Chichon, con un programa que incluye la 'Sinfonía nº 6, Patética', de Chaikovski, el 'Concierto para piano nº 4' de Beethoven y una selección de las sinfonías 'nº 2 Resurrección' y nº5 de Mahler.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios