El cantante de Il Divo, Carlos Marín. / ERNESTO AGUDO

Muere Carlos Marín, cantante de Il Divo, a los 53 años con covid

El cantante español permanecía ingresado en un hospital de Mánchester desde hace dos semanas, los últimos días en coma inducido

D. ROLDÁN Madrid

«Con gran pesar les hacemos saber que nuestro amigo y socio Carlos Marín ha fallecido». Así comenzaba el comunicado que, en la tarde de este domingo, Urs Bühler, David Miller y Sébastien Izambard lanzaban a través de sus perfiles en las redes sociales para anunciar que el cuarto miembro de Il Divo había fallecido en un hospital de Mánchester. Marín llevaba ingresado desde el 8 de diciembre, tras sentirse indispuesto la jornada anterior, y desde hace unos días permanecía en coma inducido.

«Nunca habrá otra voz o espíritu como Carlos. Durante 17 años, los cuatro hemos estado juntos en este increíble viaje de Il Divo y extrañaremos a nuestro querido amigo», continuaban sus compañeros del grupo en su despedida. El representante del artista aseguró el pasado viernes al programa de TVE 'Corazón' que Marín estaba ingresado por covid y que estaba vacunado.

El cantante español (Rüsselsheim, Alemania, 1968) comenzó a despuntar a mediados de los noventa en diferentes musicales como 'Grease' (se convirtió en Vince Fontaine), en 'El hombre de La Mancha (fue el suplente de José Sacristán), 'Los miserables' o 'La Bella y la bestia'. En 2003, entró a formar parte de Il Divo, grupo impulsado por el productor Simon Cowell. Estaba convencido de que un cuarteto lírico masculino podía triunfar versionando canciones de la música popular a un formato más clásico.

El tiempo le dio la razón. El internacional grupo -el español Marín, el estadounidense Miller, el suizo Bühler y el francés Izambard- ha vendido en estos más de tres lustros de carrera cerca de 40 millones de ejemplares de sus nueve discos publicados hasta la fecha. El último, 'For once in my life: A celebration of Motown', salió publicado en julio con clásicos de la discográfica de Detroit como 'Ain't No Mountain High Enough', 'My Girl' o 'Say You, Say Me'. Unos temas que iban a presentar en varios conciertos en Reino Unido y La Coruña durante este mes, pero el ingreso hospitalario de Marín precipitó la cancelación de todas las fechas hasta el año próximo.

Tras conocerse el fallecimiento, fueron muchas las muestras de cariño hacia Marín, «una voz privilegiada y un tipo excelente, cordial, amable, desbordante de entusiasmo y simpatía y muy buena gente», escribía Santiago Segura en las redes sociales.