Natalia Medina, Guacimara Medina, Rubén Pérez, Samuel Henríquez y María Elena Espino. / C7

Masdanza celebra 25 años de vida

El próximo 15 de octubre se pone en marcha un festival consolidado y convertido en referencia de la danza contemporánea

David Ojeda
DAVID OJEDA

Masdanza cruza otra estación en su calendario y se planta en la celebración de su 25 aniversario. Fue en 1996 cuando el proyecto que encabeza Natalia Medina puso en marcha su festival internacional de danza contemporánea, hoy convertido en un clásico y en una referencia por la que siguen queriendo apostar: «Este festival es nuestra identidad»

La próxima edición del certamen se dividirá en dos bloques. Entre el 15 y el 31 de octubre se pondrán en marcha todos los actos que tienen que ver con el concurso donde habrá 27 bailarines representando a distintas partes de Europa; a su vez, entre los días 16 y 21 de noviembre, será el turno para las acciones de creación de nuevos públicos con los talleres para mayores o el broche final en las Dunas de Maspalomas, localidad que un año más es el epicentro del festival.

FECHAS CLAVE

  • Estreno Masdanza se pone en marcha el 15 de octubre con la celebración del certamen de solos.

  • Antes de ir a las islas El 16 de octubre será el día del certamen coreográfico, antes de iniciar el recorrido por las islas.

  • Talleres Los actos como los talleres para mayores, las clases de hip-hop o de espacios abiertos serán en noviembre.

  • Despedida El 21 de noviembre concluye el festiva con el acto Masdanza Dunas en el emblemático espacio de la playa.

Natalia Medina participó en el acto de presentación que tuvo lugar en el Teatro Guniguada, arropada por representantes de las administraciones públicas que ayudan económicamente a que el festival sigue en marcha: Gobierno de Canarias, Cabildo de Gran Canaria o Ayuntamiento de San Bartolomé de Tirajana.

La responsable de Masdanza quiso reivindicar su papel popular como el más importante de los aspectos a destacar de la veterana cita. «Masdanza ha sido capaz de atraer a Canarias a creadores de todos los rincones, que en muchos casos han encontrado aquí un trampolín para iniciar sus carreras profesionales. Pero, además, no solo se trata de coreógrafos internacionales reconocidos. Hasta el festival se acercan cada años niños y mayores. Este es un proyecto que les pertenece», expone.

La cita anual con la danza contemporánea volverá a estar a lo largo de sus días de programación en todas las islas del archipiélago. Y para ello cuenta con un presupuesto de 158.000 euros, según confirmó Medina durante el acto de presentación.

Como no podía ser de otra forma, el impacto del coronavirus ha condicionado la participación de figuras del extranjero y los aforos en los actos. «Hubo países que pensaron que no podrían venir pero que al final sí estarán. Otros, como Israel, se ven confinados ahora y no podrán estar. Lo bueno es que al apostar por el 'streaming' en este contexto nos han preguntado desde distintos lugares del mundo qué día y a qué hora son las pruebas para conectarse, con lo que se ve ampliada la dimensión internacional del festival», refirió.

No solo la programación de la primera parte, Medina expuso que los talleres de mayores se amplíen para poder dividir los grupos y atender a las limitaciones de aforo pertinentes.

Disciplina arrinconada.

Durante la presentación, tanto Rubén Pérez, director general de Cultura del Gobierno de Canarias, como Guacimara Medina, consejera del Cabildo de Gran Canaria, expusieron la necesidad de las instituciones de arropar en este momento a proyectos como Masdanza. «Es la hora de pensar en el valor cultural y social, no cuantificar con razones monetarias», indicó el miembro del Ejecutivo regional.

Medina, desde el Cabildo, expuso que desde su punto de vista «siendo una de las disciplinas más punteras que tenemos la danza ha sido arrinconada en los últimos años».

Por su lado, los concejales de San Bartolomé de Tirajana, Samuel Henríquez y María Elena Espino, significaron que para el municipio es un «orgullo» contar con un proyecto que, además, entra dentro de las necesidades de proyección turística internacional.