La Biblioteca Pública del Estado ‘se va de puente’

La Biblioteca Pública del Estado de la capital grancanaria cerró sus puertas anoche y no las volverá a abrir hasta el martes. No dispone de personal suficiente para abrir, hoy y mañana, ya que los que trabajan de lunes a viernes no quieren dejar de librar el puente a cambio de horas extraordinarias.

Victoriano Suárez Álamo
VICTORIANO SUÁREZ ÁLAMO

Los usuarios de la Biblioteca Pública del Estado de la capital grancanaria, que gestiona la consejería de Turismo, Cultura y Deportes del Gobierno de Canarias, no podrán disfrutar de sus instalaciones hasta el próximo martes.

Los fines de semana, gracias al cobro de horas extraordinarias de los trabajadores que ejercen en la misma de lunes a viernes, ha conseguido abrir los sábados y domingos su sala lectura general e infantil.

Estos trabajadores han rechazado este complemento extraordinario en sus sueldos para poder disfrutar del puente laboral que se extiende hasta el martes por la mañana. Ante esta negativa, desde la Consejería se ha decidido echar el cierre todo el fin de semana, al que se suma el lunes, que es festivo.

Esta medida no es nueva, ya que la precariedad laboral de este inmueble es alarmante. Los hechos se precipitaron a finales de febrero, cuando una de las trabajadoras de los fines de semana cogió una baja maternal. Sin esta trabajadora, la Biblioteca Pública del Estado de la capital grancanaria solo disponía de dos para abrir durante el fin de semana, así que se optó por cerrar los días 4 y 5 de marzo.

La intención de la Consejería era mantener esta medida durante los siguientes fines de semana. Cuando este periódico se hizo eco de esta situación el jueves, 9 de marzo, al día siguiente el Gobierno de Canarias reculó y la Biblioteca abrió sus puertas mediante el pago de horas extraordinarias al personal que ejerce de lunes a viernes.

Las estadísticas de la Biblioteca apunta que cada fin de semana pasan por sus instalaciones un millar de usuarios.

En Lanzarote. Cuatro días antes de que se decretase que la Biblioteca Pública del Estados cerrara desde hoy y hasta el martes por falta de personal, en Lanzarote se celebró una reunión del Consejo de Cooperación Bibliotecaria (CCB), auspiciada por la consejería de Turismo, Cultura y Deportes del Gobierno de Canarias.

Anuncio. En esta reunión, la consejera Mariate Lorenzo anunció que «Canarias pronto contará con una Ley del Libro y las Bibliotecas, un marco normativo del que carecían las Islas y que está a punto de iniciar su trámite».

Pospuesto. Mientras esa promesa sigue en el aire de legislatura en legislatura, el Consejo de Gobierno regional sigue sin aprobar que las bibliotecas sean un servicio público básico, lo que permitiría reducir su precariedad laboral.