La directora de escena y fotógrafa Laura Ortega. / SERGIO PARRA

Laura Ortega: «Estoy en permanente búsqueda. La creación, como la vida, es contingente»

La directora de escena y fotógrafa imparte el segundo taller de ayudantía de dirección en el 'Laboratorio Galdós Internacional'

FRANCESC ZANETTI Las Palmas de Gran Canaria

La directora de escena y fotógrafa Laura Ortega impartirá el segundo taller de ayudantía de dirección que se desarrollará en el marco del proyecto de experimentación escénica 'Laboratorio Galdós Internacional', con motivo del estreno de la producción 'Patriotas' que inaugura la programación del Teatro Pérez Galdós los días 15, 16 y 17 de septiembre.

El taller de Ortega tendrá lugar del 5 al 9 de septiembre, de 16.00 a 20.00 horas, en el citado teatro capitalino, tras el impartido por el dramaturgo Julio Salvatierra, autor del texto de 'Patriotas'. Las personas interesadas pueden informarse sobre esta experiencia formativa, cuyas plazas son limitadas y cuyo plazo de inscripción puede formalizarse en la dirección web: https://laboratoriogaldos.es/.

DETALLES

  • La fotografía «Actúa tanto en la creación artística como en la documentación de los procesos de creación».

  • Identificada «Me entusiasma la dramaturgia que está en termómetro con la contemporaneidad».

  • Objetivo «Me gusta estar en movimiento, aprender de cada experiencia teatral de la que formo parte».

  • Riesgo «Los directores con los que trabajo son grandes maestros y crean con un nivel de riesgo muy salvaje».

Según avanza la logroñesa Laura Ortega, su propuesta es llevar a cabo un encuentro-taller en el que pueda definir con los participantes el concepto de ayudantía de dirección y potenciar una mirada sinérgica dentro de la creación escénica. Para ello persigue « robustecer el trabajo en red y saber reconocer los lugares/tareas/necesidades de cada profesional dentro de la creación escénica para enfrentarnos como ayudantes de dirección a un proyecto real con el máximo de contexto posible», explica.

Mirada fotográfica

Ortega señala que su mirada estética como fotógrafa ha alimentado «totalmente» esa otra mirada suya como directora de escena. « Actúa tanto en la creación artística como en la documentación de procesos de creación en los que participo dando forma a un foto-cuaderno de dirección», añade.

La directora de escena, que ha trabajado durante una década ejerciendo como ayudante de dirección de grandes nombres de la escena española como Eduardo Vasco, Andrés Lima, Mario Gas, José Luis Gómez, Fernando Soto o Juan José Afonso, entre otros, confiesa que le entusiasma «la dramaturgia que está en termómetro con la contemporaneidad y es capaz de mirarla con ironía, juego y humanidad. Dramaturgias como la de Cristina Redondo, Juan Cavestany, Juan Mayorga, Javier Hernando, ... creo que son necesarias, inteligentísimas y nada complacientes».

Aprendizaje constante

Trabajar y colaborar tan estrecha y cercanamente con todos ellos la ha alimentado. «Artísticamente creo en una manera de hacer y crear nómada. Me gusta estar en movimiento, aprender de cada experiencia teatral de la que formo parte y cuestionar mi mirada dentro de la dirección escénica en cada proyecto. Afortunadamente las directoras y los directores con los que he trabajado son grandes maestros dentro y fuera de un escenario, y crean con un nivel de riesgo e inconformismo muy salvaje con lo que me siento en permanente búsqueda. La creación, como la vida, es contingente».

Ortega, que también ha dirigido espectáculos para importantes compañías nacionales como Nuevo Teatro Fronterizo, Centro Dramático Nacional o Compañía Nacional de Teatro Clásico, estima que algunas de las producciones en las que ha tomado parte hasta la fecha la han significado, posicionado o proyectado en el contexto de la escena nacional. «Como ayudante de dirección creo que 'Shock (El Cóndor y el Puma y La Tormenta y la guerra)' y 'Prostitución' han sido los espectáculos tanto dramatúrgica como escénicamente más complejos de mi trayectoria profesional, quizá también de los más incómodos. Como directora, me resulta difícil elegir. Quizás 'Vientos que nos barrerán' habla más y mejor de mi manera de entender el teatro y la puesta en escena contemporánea».

Sin sosiego

Al público le exigiría «que no se sosegara» y el momento que vive la escena nacional la contempla con inquietud por el grado de sobre-excitación que padece. «Hablaba Remedios Zafra en una charla en la Red de Teatros de que en los últimos años tenemos una mayor masa de trabajadores escénicos, de creadores, de productores culturales... y que, en nuestro contexto español, s e estaba enlazando muy fácilmente con la precariedad contemporánea, la dinamitación de la calidad y la falta de profundidad de la creación escénica. Siguiendo este pensamiento, creo que la industrialización de cualquier trabajo escénico dentro de este capitalismo salvaje, esta sobreproducción 'fast food' (sin permiso a procesos creativos de permanencia y búsqueda), la falta de asimilación del ensayo y error y las normas de un mercado muy feroz, entre otras circunstancias, están haciendo que el teatro contemporáneo actual esté sobre-estresado y sobre-excitado».

Laura Ortega acaba de estrenar 'Paraíso perdido' en el Festival Grec e inaugurar la muestra fotográfica 'La casa mía, nuestra la casa', una exposición planteada alrededor de la hospitalidad rural.

Ahora trabaja en la producción 'Todas las hijas', dirigida por Andrés Lima, y 'La verdadera historia de la muerte de Francisco Franco', con Alfonso Torregrosa, que dirige ella misma, ambas para ser estrenadas el Teatro Arriaga de Bilbao.

Aunque reconoce que no posee mucha información sobre el montaje que dirige Mario Vega, 'Patriotas', Laura Ortega si puede referirse al autor de su texto. «Julio Salvatierra es un dramaturgo excepcional. Le sigo desde su etapa en Teatro Meridional. Me parece fascinante el punto de partida de su texto, porque es urgente mirar desde la escena qué está sucediendo con estos 'grandes' salvapatrias pero grandes condenapersonas», concluye.