La obra gráfica de Millares dialoga con Goya en la Academia de San Fernando

10/10/2018

A sólo unos pasos del gran tesoro que alberga la Calcografía Nacional de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando, los grabados de Goya, puede verse desde este miércoles la obra gráfica completa de Manolo Millares, reunida por primera vez en una muestra que comparte el aliento rebelde del maestro aragonés.

No en vano una de las primeras emociones estéticas de Millares fue contemplar unas reproducciones de los Caprichos y Desastres de la Guerra en unos libros hallados en la casa familiar en Las Palmas, ha recordado durante la presentación de la exposición su comisario, Alfonso de la Torre.

El propio Millares (1926-1972), cofundador de El Paso, definía a los artistas de este colectivo como "hijos entrañables de Goya".

La obra gráfica del pintor canario se compone de unas cincuenta obras y comprende el periodo desde 1959 hasta su 1972. La mayor parte se agrupa en cinco carpetas realizadas mediante técnicas tanto calcográficas como serigráficas.

Técnicas que aprendió a partir de un primer viaje a Francia que realizó junto a otros artistas de su grupo de vanguardia y que no dejó de practicar hasta su muerte.

Según De la Torre, especialista en la obra del canario, su obra gráfica no está muy alejada, estética y conceptualmente, de su dibujo y su pintura, caracterizada esta última por sus célebres arpilleras, hechas con sacos agujereados y cuerdas en las que pegaba objetos sacados de la basura y luego pintaba.

Poesía y técnicas de grabado

"Es una crónica del pasado doliente de nuestra Historia", ha asegurado. La muestra ofrece tanto esa visión como una mirada poética, arropada por poemas de Rafael Alberti, Miguel Hernández o Manuel Padorno, que ilustró. Y es también un repaso a las técnicas de grabado en todo su proceso, "incluidos los fracasos".

A la presentación han acudido Elvireta Escobio, viuda del artista, y su hija Coro Millares, quien ha asegurado que este es el resultado de un trabajo de muchos años, hecho en estrecha colaboración con la familia, que no ha dejado de investigar en el archivo del artista.

La obra gráfica de Millares dialoga con Goya en la Academia de San Fernando

El recorrido comienza con el trabajo previo al interés de Millares por la estampación calcográfica, con ilustraciones, carteles y portadas para publicaciones como Planas de poesía (1949-1951) o la revista KWY (1959-1961), donde realizó sus primeros trabajos serigráficos.

Su primera carpeta serigráfica es Mutilados de paz (1965), que dedicó a su padre. Contenía cuatro estampas presididas por un poema escrito por Alberti en Roma.

Le siguió Auto de fe (1967), otros cuatro grabados a punta seca que reproducen fragmentos del libro Causas del Tribunal del Santo oficio de la Inquisición en Canarias y que en el recorrido se sitúan al final, en el "pasadizo secreto" que comunica con las estampas de Goya.

El gris y el negro

Antropofauna (1970), cinco aguafuertes estampados en el taller barcelonés de Gustavo Gili; Torquemada (1970), seis serigrafías editadas por la galerista Juana Mordó e inspiradas en "la justicia y la ira inquisidora, la mezquindad"; y Descubrimientos Millares 1671 (1971) completan el conjunto de carpetas personales.

En ese último trabajo, doce serigrafías con tinta china y aguada de china gris humo, Millares despliega todo su conocimiento de los años previos, según De la Torre, que ve algo de "paroxismo creativo" en esa serie en la que triunfa el gris y el negro.

A sus carpetas personales hay que añadir la dedicada a El Paso, estampada en 1960 en el taller de Dimitri Papagueorguiu, y su presencia en la primera serie de serigrafías editada en 1964 por el Museo de Arte Abstracto de Cuenca.

La exposición podrá verse en la Real Academia de San Fernando hasta el 5 de enero y posteriormente viajará a las otras instituciones que han colaborado en su organización: el Museo del Grabado Español Contemporáneo de Marbella, el Museo de Santa Cruz de Toledo, la sede de la Fundación Juan March en Palma de Mallorca y el Museo de Arte Abstracto Español de Cuenca.