Jane Fonda toma el micrófono durante una protesta en Washington. / Sarah Silbiger/REUTERS

Jane Fonda recibirá el premio honorífico de los Globos de Oro

La actriz y activista, ganadora de dos Oscar, recibirá la distinción el 28 de febrero en un acto organizado por la prensa extranjera

Antonio Paniagua
ANTONIO PANIAGUA Madrid

Jane Fonda (Nueva York, 1937), actriz de múltiples registros y activista infatigable, recibirá el 28 de febrero el Premio Cecil B. DeMille durante la entrega de galardones de los Globos de Oro, que otorga la Asociación de la Prensa Extranjera de Hollywood.

Hija de una madre bipolar que se suicidó cuando la estrella tenía 13 años y del inolvidable Henry Fonda, la actriz ha participado en películas que han hecho historia, como 'Klute', 'Julia', 'El regreso', 'Danzad, danzad, malditos', 'El síndrome de China' y 'La jauría humana', entre otras. Al margen del cine, la también hermana de Peter Fonda se ha caracterizado por una tenaz trayectoria como militante feminista y contra la guerra de Vietnam, circunstancia que motivó que el FBI la declarara 'persona non grata'.

La actriz, ganadora de dos Oscar, se adjudica la distinción por su «indiscutible talento», según dijo el presidente de la entidad que reparte los premios, Ali Sar. «Mientras su vida profesional ha dado muchos giros, su firme compromiso para apostar por los cambios sociales ha persistido». En los últimos años, el espíritu libre e indómito de Fonda se ha enfocado en el combate contra el cambio climático.

El premio Cecil B. deMille ha reconocido en el pasado a personalidades de la talla de Meryl Streep, Robert De Niro, Audrey Hepburn, Harrison Ford, Jodie Foster, Sofía Loren, Sidney Poitier, Steven Spielberg, Denzel Washington o Robin Williams.

Su vida no ha sido fácil. Los traumas familiares la han perseguido. Aparte del desgraciado episodio del suicidio de su madre, Jane Fonda se enfrentó a una grave depresión posparto cuando dio a luz a su primera hija y a los trastornos alimentarios, un problema que la sumió en el marasmo. Hubo días en que su ingesta consistía en un huevo duro y una porción de espinacas. Se mantenía a base de 'speed', como reconoció en un documental.

Esta feminista indomable apoyó a Hillary Clinton en 2016. Tras la derrota electoral de la candidata demócrata, salió a las calles de Los Ángeles para reclamar equidad y protección de los derechos reproductivos de las mujeres, amenazados por 'el depredador en jefe' Donald Trump. Con ocasión del movimiento MeToo, se convirtió altavoz de los abusos sufridos por campesinas, por lo general mujeres negras e inmigrantes.

Fonda forjó su leyenda contestataria en la década de los setenta, cuando viajó al norte de Vietnam durante el hervidero de protestas contra la Guerra de Vietnam. P osó entonces junto a un cañón antiaéreo. Fue duramente atacada por esa instantánea, que le acarreó el apodo de 'Hanoi Jane'. No tuvo más remedio que disculparse en repetidas ocasiones. En 2019, fue detenida en el Capitolio mientras se manifestaba pacíficamente contra el cambio climático, lo que obligó a pasar la noche entre rejas.