Borrar
Vea la portada de CANARIAS7 de este lunes 26 de febrero
Romina Vives, Adri Torrijos y Alejandro Rod son los integrantes de Impro Canarias. C7
'Impro Canarias', la risa que se improvisa

Impro Canarias, la risa que se improvisa

La innovadora compañía grancanaria de teatro improvisado, que actúa en la Cueva Pintada lleva más de una década dibujando sonrisas

GABRIELA VICENT

Las Palmas de Gran Canaria

Domingo, 19 de marzo 2023

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

La risa que surge espontánea es la que más se recuerda. Impro Canarias es, desde el 2012, una de las primeras compañías de teatro improvisado en las islas. Formada por Romina Vives, Alejandro Rod y Adri Torrijos, quienes cuentan con más de una década en el panorama artístico canario con una dilatada carrera como actores de teatro, cine y formadores, viene formulando, en torno a las piezas de la colección del Museo y Parque Arqueológico Cueva Pintada de Gáldar, una innovadora propuesta escénica que aporta un matiz cómico y desde una perspectiva de género, con la que rescatan el papel fundamental de la mujer amazige que habitaba en los poblamientos prehispánicos.

La representación de su próximo montaje 'Impro (en femenino) para Cueva Pintada', de carácter gratuito, se llevará a cabo el día 24 de marzo en dos sesiones, a las 19.30 y a las 20.30 horas, previa inscripción en el citado museo desde este lunes.

¿Se puede improvisar la risa? «Por poder, se pueden planificar los chistes, los gags y los golpes, pero nosotros abogamos por un humor espontáneo que sorprenda al público y nos sorprenda a nosotros mismos». Romina, Alejandro y Adri tienen claro, tras más de una década inmersos en el complicado y desconocido mundo del teatro improvisado, que la sorpresa debe ser siempre la protagonista de sus espectáculos.

Perspectiva de género

A ello se une, llegado el mes de la mujer, el más difícil todavía: dotar de una perspectiva de género a su exitoso espectáculo, desarrollado desde hace unos meses en el Museo y Parque Arqueológico Cueva Pintada, de nuevo con el humor como bandera. La tarea no parece sencilla. «Hemos adaptado nuestro espectáculo para darle visibilidad al rol de la mujer, tanto en el ámbito familiar como profesional», explican los intérpretes. «En la antigüedad, actividades como la caza o la guerra eran considerados 'trabajos', mientras que la ganadería, el cuidado del hogar o tejer eran trabajos menores. Sólo podemos decir que nosotros nos encargaremos de demostrar que no era así», aseguran los cómicos.

«Es un reto, aunque bonito, improvisar historias con la colección del museo, la cual ya tiene vida, es un trabajo muy enriquecedor. Nos ayuda para informarnos, estudiar y salir de nuestra zona de confort», explican en relación a su trabajo artístico en el entorno de un centro museístico como Cueva Pintada.

Después de varias sesiones en el Museo, desde el pasado verano, el 'feed-back' recogido no puede ser más positivo. «Todas las sesiones han estado llenas, '¡sold out!'. Esto habla por sí solo», explican ilusionados. «Creemos que es una combinación muy buena. Unir la colección del museo con un espectáculo teatral, más participación directa en el evento. Es una receta que no puede fallar», aseguran.

Junto a la dinámica del espectáculo y la colección, el público es el tercer elemento indisoluble de la baraja del humor de Impro Canarias «Su intervención es fundamental», reconocen los artistas. «Ellos deciden las historias que nosotros, improvisadores, tenemos que poner en escena. Eligen objetos de la colección, nos cuentan experiencias personales que extrapolamos a la antigüedad... No podemos adelantar todo porque, en realidad, nunca sabemos muy bien qué es lo que va a pasar», anuncian misteriosos.

La preparación

¿Cómo se prepara un espectáculo de improvisación? «En realidad, se entrena, a diferencia del teatro convencional», aclaran los miembros de Impro Canarias. «Nosotros utilizamos herramientas de entendimiento con el compañero, la lectura con el público. Tenemos que estar siempre despiertos a los cambios y a las acciones que se den en el espacio. Para ello, debemos estar muy concentrados, seguir unos patrones de creación de historia y de interpretación de la impro», revelan, acerca de sus pautas habituales de trabajo.

Precisamente, este patrón de incertidumbre sobre el desarrollo de esta original propuesta escénica lleva a pensar con temor si existe para el improvisador el síndrome de la mente en blanco. «Para poder improvisar debes tener precisamente la mente en blanco», responden ellos sorprendentemente. «Arrancamos a través de un motor, un estímulo o una imagen y, a partir de ahí, nos dejamos fluir a lo largo de lo que la historia necesita y lo que el compañero te regala. Aun así, existe la posibilidad de quedarte en blanco, ya sea porque no entendiste bien la propuesta o por algún bloqueo», reconocen. «La suerte es que es un trabajo en equipo y sabes que la 'impro' es muy generosa y tus compañeros siempre te pueden salvar».

Los tres integrantes de Impro Canarias. c7

En una fase inicial para poner en marcha nuevos proyectos «con caras nuevas»

El mundo de la improvisación, 'impro', como les gusta decir a ellos, es una gran familia. «Cada uno de nosotros hemos tenido la suerte de compartir escenario en diferentes ciudades de España con grandes del género», confiesan orgullosos. Podrían nombrar a muchos, pero si hay que elegir, se quedan con Omar Argentino (Argentina), La Tetera Impro (Granada), Jamming (Madrid), Altrantran (Madrid), Teatro Indigesto (Zaragoza) y Miguel Rabaneda (Madrid).

«Todos ellos son unos grandes maestros de la 'impro'», reconocen.

Además del espectáculo 'Impro para Cueva Pintada', la compañía 'Impro Canarias sigue trabajando en los proyectos que ya tenían en marcha. 'Impro por Estilos' o 'ACuadros, 3,2,1 Impro' son propuestas que sus impulsores definen como «diferentes e irrepetibles». «Sí que se vienen cosas nuevas», revelan, «nuevos proyectos donde queremos también trabajar con caras nuevas en el mundo de la 'impro', pero todavía estamos en el proceso de arranque. Por otro lado, estamos muy ilusionados con nuestra escuela de improvisación, donde cada vez crece más la familia», apuntan, por último, estos genios de la risa improvisada.

'Impro Canarias' lleva a cabo talleres de formación para actores y profesorado de centros educativos, gracias a la presentación de eventos como 'Escuela de Profes' de Fundación Disa. Tras la buena acogida del proyecto sobre el 'bullying', actualmente la compañía realiza dos proyectos más relacionados con el teatro social.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios