Borrar
Vea la portada de CANARIAS7 de este miércoles 22 de mayo
Manolo Vieira, en la puerta de su escenario favorito: El Chistera. Arcadio Suárez

El humor canario pierde a su leyenda de La Isleta

Manolo Vieira, referente del humor en las islas y padre de personajes como Alexis y Carmelito, muere a los 73 años de edad en Gran Canaria

Victoriano Suárez Álamo

Las Palmas de Gran Canaria

Jueves, 9 de febrero 2023, 00:19

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

Alexis, ese chiquillo mataperros pero de buen corazón, y Carmelito, que peina canas cargadas de socarronería, lloran desconsolados por la muerte de quien los convirtió con su ingenio en parte de la memoria colectiva más divertida del archipiélago canario. Y es que las risas han dado paso al llanto generalizado tras el fallecimiento, a los 73 años de edad, del humorista grancanario Manuel Domingo Vieira Montesdeoca, Manolo Viera para todos.

El artista de La Isleta, barrio que siempre llevó en el corazón y que inspiró en gran medida buena parte de las historias y los personajes que lo elevaron a la categoría de mito del humor, se convirtió desde hace décadas en un referente para las nuevas generaciones de humoristas.

Manolo Vieira fue un adelantado que fulminó complejos. Con el acento y el vocabulario insular por bandera conquistó al público más cercano y al peninsular, que se rindió a sus pies en las distintas giras que protagonizó a lo largo de su carrera. Sin ir más lejos, el artista logró estar 18 meses de temporada en un lugar tan emblemático de Madrid como el Florida Park en 1986, como recuerda la web del humorista.

Manolo Vieira se encontraba actualmente en plena despedida de los escenarios con el espectáculo 'La última y nos vamos'. La gira arrancó a finales del 2022 en su local de toda la vida, el Chistera, que reabría sus puertas tras la pandemia, y tenía previsto recorrer buena parte de la geografía del archipiélago hasta la próxima primavera.

El pasado viernes tuvo que suspender una actuación programada en el terrero de lucha de la localidad lanzaroteña de Tías, ya que en el aeropuerto de Gran Canaria se sintió indispuesto antes de volar. Fue ingresado y aunque poco después recibió el alta, en las últimas horas su estado de salud volvió a deteriorarse hasta su muerte, en la noche de este miércoles.

Sobre los escenarios, Manolo Vieira se metía con facilidad al público en el bolsillo. Sus historias cercanas, de la calle, con un humor blanco e irónico y con anécdotas a veces de un pasado cercano que lograba explicar el presente de muchas generaciones, consiguió labrarse una carrera única en las islas. También se convirtió en los últimos años en un invitado de lujo en buena parte de los hogares canarios durante la Navidad.

Especiales navideños

Cada Nochevieja, la Televisión Canaria emitía un programa especial con una de sus actuaciones de ese mismo año que convocaba a miles de isleños ante la pequeña pantalla como entrañable preludio para tomar las uvas con las pertinentes campanadas.

Antes, ya había protagonizado la serie humorística y familiar 'La Revoltosa', cuyas dos temporadas se emitieron en 2010 y 2012, respectivamente, también en la Televisión Canaria y dio vida con gran éxito el programa 'Esta noche pago yo'.

Una de sus últimas apariciones en pantalla está pendiente de estreno. Se trata del segundo largometraje del grancanario Armando Ravelo, titulado 'Érase una vez en Canarias'. En esta ficción, la protagonista, una joven africana llamada Nola aprendió en su pueblo natal a hablar español mientras veía en Youtube actuaciones de Manolo Vieira. Incluso, varias escenas del filme se rodaron en el Chistera, con la intervención del humorista de La Isleta, padre de tres hijas.

La música también fue una de sus pasiones, como quedó reflejado con su disco de boleros 'Autores y amores', que publicó en 2004. Los discos y las antiguas casetes de espectáculos de humor tan populares como 'El último en salir que apague la luz', 'Sal de ahí', 'Risas', 'Hoy no es lunes' y 'Manolo Vieira se escribe con b chica', entre otros, son un clásico que hizo las delicias durante años de sus incondicionales. Los mismos que desde anoche están huérfanos por la marcha de este genio del humor, Medalla de Oro de Canarias en 2002, la misma jornada en la que el Cabildo de Gran Canaria anunció la concesión del título de Hijo Predilecto de Gran Canaria.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios