El cantante Iván Torres y el batería Javi Moreno, dos de los integrantes de Efecto Pasillo, banda grancanaria que estrenará temas en el Granca Live Fest, dijeron este lunes. / ARCADIO SUÁREZ

22 horas de música como punto de inflexión

Marc Anthony, Camilo, Residente, C. Tangana y Dani Martín encabezan el cartel del Granca Live Fest, el 8 y 9 de julio, en el estadio de Siete Palmas

Victoriano Suárez Álamo
VICTORIANO SUÁREZ ÁLAMO Las Palmas de Gran Canaria

22 horas de música con conciertos de música latina multitudinarios es lo que propone el Granca Live Fest los próximos 8 y 9 de julio, en lo que será todo un desafío ante la pandemia, que había borrado del mapa de forma temporal este tipo de acontecimientos desde marzo de 2020.

«Es un golpe sobre la mesa, un gesto de valentía, porque no podemos seguir igual. Así no se puede vivir, estaríamos acabados», señaló este lunes Iván Torres, cantante de Efecto Pasillo, grupo que integra el cartel de este festival que transcurrirá en el Estadio de Gran Canaria.

En la primera jornada están previstas las actuaciones de Marc Anthony, C. Tangana, Myke Towers, Nil Moliner, Pepe Bernabé, Víctor Cárdenas, Ni 1 Pelo de Tonto y los mencionados Efecto Pasillo. El 9 de julio será el turno de Residente, Dani Martín, Camilo, God Save The Queen, Rayden y Uña y Carne.

«Es la mayor apuesta de música latina de Europa, con once horas de conciertos cada día. Se trata de una sucesión de conciertos individuales, ya que cada cantante ofrecerá lo mismo que protagoniza cuando toca en solitario, no solo unas cuantas canciones. Eso es lo que lo hace diferente al resto de propuestas del país», apuntó Leo Mansito, organizador del Granca Live Fest en la presentación celebrada en el palco de autoridades del estadio ubicado en Siete Palmas.

Los conciertos arrancarán a las 15.00 horas y se sucederán cada uno de los días hasta las dos de la mañana. Leo Mansito explicó que la organización ha previsto «un aforo posible de 35.000 personas cada día», pero al ser la primera edición y ante la incertidumbre que aún genera la pandemia confía en que cada día acudan 20.000 espectadores.

Subrayó que los aforos y los protocolos sanitarios que se desarrollarán durante el Granca Live Fest dependerá de la evolución de la pandemia y de lo que se imponga desde la Consejería de Sanidad, con la que, especificó, se está en contacto.

El cantante de Efecto Pasillo entiende que apuestas como las de este macrofestival son una evidencia de que poco a poco se está regresando a la vieja normalidad prepandémica. «Parece que vamos progresando. En la Península hay zonas y actividades en las que las restricciones son casi inexistentes. Se ha avanzado muchísimo en la vacunación y la inmunización es casi total. Se ha demostrado que es innecesario que haya tantas restricciones. Hay que ser valientes y tirar para adelante, porque la cultura y la música ya han sufrido demasiado», defendió.

Antonio Morales, presidente del Cabildo de Gran Canaria, destacó en este sentido que el sector cultural, que volvió a la actividad con muchas restricciones tras el confinamiento, ha demostrado «ser seguro» si las cosas se hacen bien. «Está en nuestras manos lograr que el virus no nos lleve a etapas anteriores», resaltó.

El festival comercializa un abono para ambos días, cuyos precios son: 109 euros (grada), 129 (general pista), 329 (premium) y 500 euros (platinum). También se pueden adquirir para un solo día, con los siguientes precios: 65 euros (grada), 89 (general pista), 180 (premium) y 300 (platinum).

«La venta de entradas va a muy buen ritmo. Hemos vendido ya más de 16.000», comentó Mansito. Apuntó en este sentido que «más de 3.000 se han vendido fuera de Canarias» y que el mapa de ventas ha detectado compras hasta desde «Japón».

Un momento de la presentación, en el Estadio de Gran Canaria. / arcadio suárez

Una sola mujer en un cartel dominado por los hombres

Cuestionado en la presentación de ayer por la presencia de una sola mujer entre quienes integran el cartel del Granca Live Fest, Leo Mansito, organizador del evento, aseguró que se debe a que «hay más hombres que mujeres entre los artistas».

«Hemos tratado de cerrar a varias artistas femeninas, pero finalmente no fructificaron las negociaciones porque pedían cantidades imposibles. Lo hemos intentado, lo que sucede es que nos hemos encontrado con que hay más artistas hombres que mujeres», dijo a la vez que defendió que este evento «apuesta por la igualdad y contará con puntos violeta».

El promotor musical también dijo que el festival nace con vocación de «permanencia» y que la idea es que sea una cita musical «familiar», para lo que se instalarán zonas de descanso y de comida. También apuesta por la sostenibilidad, con acciones para reducir el consumo de energía, la gestión de residuos o fomentar el consumo de productos de kilómetro cero.

Leo Mansito apuntó que el presupuesto total del festival ronda los 2,5 millones de euros.

Antonio Morales, presidente del Cabildo de Gran Canaria, aclaró que la aportación del consistorio insular es de «150.000 euros desde el área de Presidencia». «El retorno en publicidad para la isla es muchísimo mayor. Este tipo de propuestas tienen mucho éxito entre el público peninsular», defendió quien calificó a «la música como un elemento dinamizador» de la actividad cultural y económica.