Hadi Matar, nacido en California y residente en Nueva Jersey, en el momento de su detención. / TWITTER

Hadi Matar, de origen libanés y devoto de los 'mártires' de Irán

Tenía en su móvil una imagen de un militar fundamentalista y un carnet de conducir falso con el apellido del exjefe de los espías de Hezbolá

IÑAKI ESTEBAN

Hadi Matar tendrá que afrontar al menos dos cargos, por intento de asesinato y por asalto, de los que le acusa la policía del condado de Chautauqua, donde el viernes iba a dar una charla el escritor Salman Rushdie, al que asestó varias puñaladas cuando empezaba el acto.

Aunque en un primer momento salió a la luz que había realizado su ataque «en solitario», sin órdenes expresas de alguna organización, hipótesis más recientes matizan esta afirmación debido a la actividad reciente en Estados Unidos de los 'pasdarán', los miembros del Cuerpo de Guardias de la Revolución Islámica, el soporte más extremista del régimen iraní, por los que Matar ha mostrado su admiración en las redes sociales.

De 24 años, nació en California y recientemente se fue a residir a Nueva Jersey. Su última dirección conocida se ubica en Fairview, una localidad de unos 13.000 habitantes en el condado de Bergen, a orillas del río Hudson y justo enfrente de Manhattan. El periódico libanés 'An-Nahar' ha confirmado que su familia procedía de Yaroum, una localidad del sur del país que él nunca habría visitado.

En sus redes sociales aparecen imágenes del Jomeini y del actual Líder Supremo de Irán, Ali Jamenei. Los investigadores del caso también han encontrado en una aplicación de mensajería de su teléfono móvil imágenes del general iraní Qassem Suleimani, fallecido en 2020 en Bagdad a causa de un ataque aéreo estadounidense con drones en el aeropuerto de la capital iraquí ordenado por el presidente estadounidense Donald Trump.

Ataques recientes

En el momento su detención, Matar llevaba un carnet de conducir falso a nombre de Hassan Mughnyah, apellido que coincide con el del antiguo responsable del servicio de inteligencia de Hezbolá. Murió en 2008 en un atentado con coche bomba en Damasco, Siria. Hezbolá acusó a Israel de su muerte. Tanto Mughnyah como Suleimani están considerados como mártires por el régimen de Irán.

El Departamento de Justicia de Estados Unidos publicó el pasado miércoles un comunicado en el que acusaba a un miembro de los 'pasadarán', Shahram Poursafi, de contratar a un sicario -que le delató al FBI- por 250.000 euros para asesinar al ex asesor de Trump en materia de seguridad nacional John Bolton. También pensó en matar al exsecretario de Estado Mike Pompeo. Actualmente se encuentra en paredero desconocido.

A finales de julio, la policía de Nueva York detuvo con un fusil de asalto AK-47 a Khalid Mehdiyev, originario de Azerbaiyán y de 23 años, frente a la casa en Brooklyn de la periodista y disidente iraní Masih Alineja. El detenido había intentado forzar la puerta de la vivienda y llevaba munición y una maleta cargada de dinero, además del arma. Alineja está en la diana del régimen de Teherán.

Con estos antecentes tan recientes, la hipótesis de que Matar tuviera alguna relación con los fundamentalistas permanece, de momento, viva.