El Torres con un presente que le entregaron unas lectoras en la Casa Museo Pérez Galdós. / cober

«Galdós podría haber dibujado su propia novela gráfica pefectamente»

El Torres, creador junto a Alberto Belmonte, del cómic 'Galdós y la miseria' aborda la figura del inabarcable escritor grancanario

David Ojeda
DAVID OJEDA Las Palmas de Gran Canaria

El Torres (Málaga, 1972) es el nombre creativo de Juan Antonio Torres, uno de los nombres fuertes de la novela gráfica en la actualidad. Estos días se encuentra en Gran Canaria para conversar en la Casa Museo Pérez Galdós sobre su obra 'Galdós y la miseria', concebida junto a Alberto Belmonte, y en diálogo con Antonio Becerra y Alberto Hernández Rivero, autores de '1892'.

El autor de 'Nanci in Hell' o 'Goya: lo sublime terrible' valora también la capacidad plástica de Benito Pérez Galdós ante el dibujo, una de las facetas que exploró durante su intensa existencia literaria. «Tenía talento a raudales. Decidió irse a las letras pero yo creo que si hubiera nacido cerca de estos tiempos no sé hasta qué punto hubiera querido hacer una novela gráfica. No fue una persona que se durmiera en los laureles. Por sus inquietudes personales y por sus circunstancias económicas siempre apuradas siempre estaba buscando qué hacer. Pero está claro que podría haberse dibujado su propia novela gráfica perfectamente», subraya el autor andaluz.

El Torres cierra con 'Galdós y la miseria' la primera parte de un antiguo proyecto. Lo que hoy es su esposa le dirigió a la obra del autor grancanario hace muchos años, en sus tiempos de instituto. Y desde ese momento siempre quiso crear un proyecto centrado en el ilustre novelista. «Nunca ha sido un autor cómodo. Porque a pesar de que siempre se le ha querido clasificar ideológicamente según la corriente, Galdós es una persona con unas convicciones muy claras aunque no fuera una persona rígida, y eso es lo que le hace más interesante. No pensaba que tenía siempre la razón. Por eso sigue siendo incómodo en estos tiempos actuales, en los que lo queremos clasificar todo. Afortunadamente creo que ha llegado un tiempo en el que ha trascendido lo pueril de nuestra política; no se puede obviar ya su figura y su obra», indica.

El guionista expresa que la construcción de los personajes que se ve en sus libros localiza la veta de dibujante de Galdós

El editor y guionista habla de «amor a primera vista» cuando expone los motivos que le han llevado a pensar tantos años en crear una novela gráfica con Galdós en el centro. «Adoptar al cómic una prosa como la suya, tan característica, obliga a usar un lenguaje diferente. Lo que hemos intentado es transmitir la sensación y el espíritu más que una traslación. Tuve pánico en su día porque se queda uno a veces con la sensación de que podía haber metido la pata en algo, porque a pesar de ser una ficción hemos querido que tenga una base muy documentada y real y eso da vértigo. Nos volvemos locos a la hora de buscar cómo documentar la obra, pensando si en tal año estaban en tal café y si el nombre era el que le damos en la viñeta, pero queríamos que transmitiera ese espíritu», afirma.

De izquierda a derecha, Antonio Becerra, Alberto Belmonte, El Torres y Alberto Hernádez Rivero. / cober

'Galdós y la miseria' transita los últimos años del genio. Su ceguera comienza a manifestarse y en ese momento de retrospectiva vital, el encuentro con una mendiga apodada 'La Miseria' permite desfilar por la obra recuerdos y personajes identificables en los que el escritor creaba. Madrid, por supuesto, pero también Las Palmas y Santander son los escenarios en los que se construye la novela gráfica.

El Torres asumió junto a Belmonte el reto de convertir al autor en viñeta. En transportar el mensaje de un tiempo anterior a estos días, en una compleja maniobra estilística. «Lo que es el diálogo para un lector de cómic habitual puede resultar demasiado denso o muy florido, aunque no sea muy complicado realmente. Porque Galdós nunca escribió de una forma compleja e intentado demostrar que conocía recursos y florituras, va directo al sentimiento. Lo único que hicimos es ir a la manera de narrar y exponer la historia, la forma de orbitar todos esos personajes corales, se puede trasladar de maravilla al cómic. Realmente hay muchos lazos en común con la manera que él tiene de contar con lo que puede ser una novela gráfica. Ahí es donde se nota que dibujaba, porque a la hora de describir un personaje lo hace de una forma que un dibujante se puede poner y dibujarlo de arriba a abajo», asevera uno de los grandes del cómic actual desde su posición de editor y guionista.

Sesión de firmas.

Juan Torres exprimirá sus días en Gran Canaria. Al margen de su participación en la jornada de este martes en la Casa Museo Pérez Galdós junto a Alberto Hernández Rivero y Antonio Becerra y Alberto Belmonte, tendrá varias sesiones de firmas. Este miércoles estará entre las 18.00 y las 20.30 horas en la Librería Moebius de la calle Veintinueve de abril. Posteriormente, este jueves, tendrá doble sesión en compañía del grancanario Alberto Hernández Rivero en las tiendas de El desván del leprechaun. Concretamente, entre las 12.00 y las 14.00 horas en el número 3 de la calle Bravo Murillo y entre las 18.00 y las 20.00 horas en la de la calle Churruca, en la zona Puerto. Una agenda intensa en la que se encontrará con sus seguidores.