La cantante uruguaya Francis Andreu toca en el Edificio Miller, dentro del ciclo 'Orillas'. / C7

Francis Andreu: «Nadie puede esquivar al tango»

La cantante uruguaya ofrece por vez primera en Canarias un concierto este sábado, a las 21.00 horas, cerrando el ciclo 'Orillas' del edificio Miller

FRANCESC ZANETTI Las Palmas de Gran Canaria

La cantante uruguaya Francis Andreu (Motevideo, 1985) clausura este sábado, a partir de las 21.00 horas, el ciclo musical 'Orillas' que la Sociedad de Promoción del ayuntamiento capitalino ha venido organizando desde el pasado mes de julio en el Edificio Miller.

El directo gratuito de Andreu nos trae el tango racial que interpreta esta joven artista que ha renovado este centenario género musical, declarado desde hace más de una década patrimonio inmaterial de la humanidad.

Andreu, que empezó a cantar a los 16 años, señala que «el amor y la afición por el tango viene de muy niña motivada por mi abuelo paterno Jorge, que era un gran fanático de género».

A pesar de que muchos la definen, tanto en Argentina como en Uruguay, una renovadora, para nada confiesa sentirse como tal. «Todos los géneros musicales tienen expresiones maravillosas. El tango es muy particular, ya que nace en un contexto social y cultural determinado (entre 1920 y 1960) y hasta un lenguaje especial llegó a desarrollar, el famoso lunfardo. Además, a la hora de cantar tangos soy muy conservadora. Trato siempre de cuidar y respetar hasta la coma más sentida», advierte Andreu, quien añade que «e l tango es un género crudo que nos conecta a la vida porque en muchas de sus letras nos identificamos».

Imparable

«El tango habla del desamor, de la traición, de los amigos... En definitiva, cuenta cosas que te pasan en la vida cotidiana. Nadie puede esquivar al tango. Más tarde, más temprano, el tango siempre llega», dice la cantante uruguaya.

Andreu admite admirar a muchos artistas y explica que escucha estilos muy variados de música. Pero si habla de respeto lo hace con reverencial agradecimiento a dos artistas mayúsculos que ha sido referentes en su carrera: Roberto 'Polaco' Goyeneche y Jaime Roos, con quien señala que descubrió la música uruguaya en dos canciones. «También me emociona mucho escuchar al Cigala (con el que ha compartido escenario) y a Alejandro Fernández. Adoro intercambiar con músicos de todo el mundo y por ese camino vamos».

Precisamente con Roos la artista comienza a entusiasmarse con otros registros sonoros más allá del tango cuando lanza su tercer disco en 2018, un homenaje al músico, compositor, productor uruguayo, «para mí el mejor artista y el que mejor representa musicalmente a mi país. Esa fue la primera vez que salí del carril del tango, aunque tampoco tanto, ya que muchas de las versiones incluidas en este trabajo son en esencia tangueras».

Francis Andreu. / c7

«Con la pandemia entendí que tengo que cantar también lo que me hace feliz y lo que me gusta. No solamente tango. Tengo gustos muy variados; por eso nació mi espectáculo 'Berretín', que en el lunfardo tanguero significa capricho. Dentro de los caprichos musicales que me estoy dando entran las rancheras, los boleros, el regional mexicano y varios géneros más», añade.

A su carrera le agradece varias cosas. «Una es la gente hermosa que me rodeó. Mi equipo de trabajo me acompaña hace más de 15 años. Otra es el amor incondicional de la gente. Eso me sigue emocionando cada día. También las experiencias únicas que tenemos los artistas. Vivimos cosas hermosas, pero también de las otras. Uno nunca sabe con lo que se puede encontrar. En la música no existe la rutina. Eso me encanta».

Francis Andreu no se considera tampoco compositora. «Soy intérprete. Sé que me puedo apropiar de una canción cuando la escucho por primera vez y se me pone la piel de gallina. Ahí sé que me tocó la fibra y que luego la voy a interpretar bien».

Gancho para los jóvenes

La cantante uruguaya actúa por vez primera en Canarias. El público que acuda al edificio Miller verá sobre el escenario a una artista temperamental que se dirigirá de tú a tú al patio de butacas. Las generaciones jóvenes se han acercado al tango precisamente por ese talante cercano, espontáneo y desinhibido que la Andreu practica sobre el escenario en sus conciertos. Energía y una manera de cantar que apela a una surtida mezcla de herencias, configuran el equipaje de Francis Andreu. Cerrando los ojos entre tema y tema, a buen seguro que podremos seguir el rastro de otras grandes figuras que renovaron, mucho antes de Andreu, los límites del tango: Osvaldo Pugliese, Horacio Salgan y sus predecesores Arolas, Maffia, Laurenz, De Caro; y sus sucesores Stazo, Libertella, Baffa, Berliengieri y el inefable Julián Plaza, sin olvidar a Troilo y Piazzolla.